fbpx

Hola en el presente artículo te enseñamos los mecanismos de defensa primarios. Es importante que tengas en cuenta que esta es una guía informativa y si deseas tener un mayor conocimiento de este tema averigües más a fondo en los enlaces al final del artículo.

Introducción

Los mecanismos de defensa son mecanismos, principalmente inconscientes, que los individuos emplean para defenderse de emociones o pensamientos que producirían ansiedad, sentimientos depresivos o una herida en la auto-estima si llegasen a la consciencia. Por tanto, son procedimientos que mantienen el equilibrio psicológico de manera inconsciente para enfrentar la angustia o ansiedad asociada a la expresión consciente de una representación o pulsión (sexual o agresiva), a la transgresión del código moral, o a un peligro real externo.

Los mecanismos de defensa son una parte íntegra del funcionamiento psíquico de todo individuo y sólo se les considera patológicos cuando se abusa de ellos o cuando son demasiado rígidos. Se les suele clasificar como primarios o secundarios en función del momento de su aparición en el desarrollo del ser humano. Cuanto más primaria es una defensa, más pertenece a las primeras épocas de la vida y más tiende a negar la realidad. Cuanto más secundaria es una defensa, más pertenece a épocas tardías del desarrollo y más suele preservar el criterio de realidad.

Por otro lado, los mecanismos de defensa primarios también son conocidos como defensas primitivas, ya que como habíamos mencionado se pueden presentar de manera involuntaria.

Lista de mecanismos de defensa primarios o defensas primitivas

Evitación:

  • Tendencia general de evitar el contacto interpersonal. Cuando una persona evita habitualmente y excluye otras maneras de responder ante la ansiedad, los analistas la describen como esquizoide.
  • Aleja a la persona de una participación activa frente a la resolución de problemas interpersonales.
  • Permite un escape psicológico de la realidad, por lo que la persona no distorsiona la misma. La gente que depende del evitamiento, se consuelan a sí mismos no entendiendo mal al mundo, sino retirándose de él.
  • En consecuencia, ellos son inusualmente sensitivos ante la sorpresa de aquellos que los ven opacados y poco participativos y a pesar de carecer de una disposición para expresar sus afectos ellos tienen una gran percepción de los sentimientos de los otros.

Negación:

  • Se basa en la convicción pre- lógica de que “si no lo sé, no está pasando”
  • Mediante dicho mecanismo, el individuo trata factores obvios de la realidad como si no existieran.
  • En situaciones de crisis o emergencias, la capacidad de negar emocionalmente de que la supervivencia de uno está en juego, puede salvar la vida
  • Las experiencias o vivencias de alegría, buen humor o regocijo en algunas personas, especialmente ante situaciones donde la mayoría de las personas experimentarían dolor o percibirían los aspectos negativos de estas situaciones, son un ejemplo que pueden reflejar cómo opera el proceso de negación.
  • Sin embargo, la negación puede contribuir a un final contrario. El ejemplo más típico de patología que utiliza la negación es la MANIA. Así donde la depresión hace que los hechos dolorosos de la vida sean inevitablemente sentidos de manera abrumadora, la manía los hace psicológicamente insignificantes.
  • Las personas que utilizan la negación como su defensa principal son caracteriológicamente maníacos o hipomaníacos

Control omnipotente:

  • El estado infantil de la omnipotencia primaria o grandiosidad, la fantasía de que uno controla el mundo es normal, y que esto naturalmente cambia en la medida en que el niño madura, a una fase secundaria, en la que la omnipotencia es derivada, en donde una o más personas cercanas al niño son vistas como poderosas. Eventualmente en la medida en que el niño sigue madurando, llega a la conclusión de que el hecho real, doloroso, es que el poder de ninguna persona es ilimitado.
  • Una precondición, para que la actitud madura del adulto, de que el poder de uno tiene límites se instale, es paradójicamente, la experiencia emocional opuesta durante la infancia.
  • Algunos residuos saludables de la omnipotencia infantil permanecen en todos nosotros y contribuye al sentimiento de competencia y efectividad en la vida

Idealización primitiva:

    • Este mecanismo de defensa primario se desprende de la formulación de Ferenczi acerca de las fantasías primitivas de omnipotencia del self y del cuidador.
    • Todos nosotros idealizamos. Cargamos remanentes de nuestra necesidad de adjudicar un especial valor y poder a las personas de las cuales dependemos emocionalmente. La idealización normal es un componente esencial en el amor maduro y la tendencia de desarrollar con el tiempo la desidealización o devaluación de aquellos con quienes tuvimos ataduras emocionales en la infancia, parece ser una importante y normal parte del proceso de separación e individuación
    • En algunas personas, sin embargo, la necesidad de idealizar se mantiene relativamente inmodificable desde la infancia. Su comportamiento muestra evidencia de la supervivencia de arcaicos y desesperados esfuerzos por impedir terrores internos a través de la convicción de creer en alguien a quien ellos podrían depender.
    • Alguien omnipotente, omnipresente, omnibenevolente, y que a través de sumergirse psicológicamente con este maravilloso OTRO, está a salvo.
    • En general, el más dependiente es o siente la mayor tentación para idealizar.
    • Una manera estructural de construir la psicología de la organización de personalidad narcisista, es en términos de su dependencia de la defensa primitiva de la idealización.
    • Los esfuerzos por sostener la autoestima en personas que están organizadas alrededor de la idealización, están contaminados con la idea de que uno debe perfeccionar el self en lugar de aceptarlo, para poder amarlo

Devaluación:

  • La “devaluación” primitiva, es inevitablemente el camino de regreso de la necesidad de idealizar. En la medida que nada en la vida humana es perfecto, las formas arcaicas de idealización están destinadas a la frustración.
  • Cuanto más idealizado un sujeto, está expuesto a estar más radicalmente devaluado; las ilusiones más grandes, son las que tienen caídas más duras.
  • En la vida ordinaria se pueden ver analogías de este proceso en el grado de odio y cólera que pueden ser atribuidos a aquellos que parecen prometer mucho y después fallan

Proyección:

  • La Proyección y la Introyección representan las dos caras de una misma moneda psicológica. En ambas, existe una carencia de fronteras entre el self y el mundo.
  • Desde la etapa de indiferenciación acerca de las sensaciones y de donde provienen por la que atraviesa un bebé, vienen los procesos a los que más tarde (en su función defensiva) nos referiremos como proyección e introyección. Cuando estos procesos trabajan juntos, son considerados como una sola defensa, llamada Identificación Proyectiva
  • La proyección es el proceso por el cual lo que está adentro se confunde como si viniera de afuera. En sus formas más benignas y maduras es la base para la empatía. En sus formas malignas, la proyección genera confusiones peligrosas, y un daño interpersonal sumamente grande.
  • Cuando una persona utiliza la proyección como su principal manera de entender el mundo y enfrentarse con la vida, podría decirse que esta persona tiene un carácter que es paranoide
  • Este mecanismo posibilita que sentimientos o ideas dolorosas sean volcadas hacia otras personas o cosas cercanas, pero que el individuo siente ajenas y que no tienen relación con él.

Introyección:

  • Introyección es el proceso por el cual lo que está afuera es mal entendido, mal percibido como que viene de adentro.
  • Es la incorporación subjetiva por parte de una persona de rasgos que son característicos de otra.
  • En sus formas más problemáticas, la introyección es un proceso muy destructivo (“identificación con el agresor”).
  • Bajo condiciones de temor o abuso, las personas tratarán de superar su temor o dolor, tomando asimilando cualidades de sus agresores.
  • Este mecanismo atraviesa todas las fronteras diagnósticas, pero es particularmente evidente en caracteres con disposición hacia el sadismo, explosión e impulsividad
  • Hay otra manera en que la introyección puede resultar en una patología que implica sentimientos dolorosos y una relación con la depresión.
  • El recurso de este proceso inconsciente, es el deseo implícito de que descubrimos qué fue lo que hicimos mal, los podríamos hacer regresar (otra manifestación de la omnipotencia infantil). Cuando el duelo-dolor-lamento, es esquivado-evitado, la autocrítica inconsciente toma su lugar

Identificación proyectiva:

  • En este mecanismo de defensa primario el paciente proyecta ambos objetos internos y consigue que la persona en quien proyecta se comporte como esos objetos, como si la persona que es el blanco de proyección, tuviese esas mismas introyecciones.
  • El sujeto introduce simbólicamente su propia persona, en su totalidad o en parte, en el interior del objeto para dañarlo, poseerlo y controlarlo. Con este fin, emplea fantasías.
  • la proyección y la introyección tienen cada una un continuum de formas, que corren desde la más primitiva a la más avanzada y que al final de la forma primitiva esos procesos están fusionados porque son similares en cuanto a la confusión del adentro y del afuera.
  • Esta operación es más frecuente en los estados psicóticos y borderline y difieren de una proyección madura.
  • La identificación proyectiva, es una operación particularmente poderosa y desafiante que tensiona la capacidad de ayuda del terapeuta
  • La identificación proyectiva está implicada en organizaciones de personalidad borderline. En especial porque la parte proyectiva es tan poderosa, que está asociada con niveles borderline de personalidades paranoides. Sin embargo, esto no se da de manera excluyente

Escisión del yo:

  • Este mecanismo de defensa primario parte evolutivamente de la necesidad del infante de 2 años de organizar sus percepciones asignando valores buenos y malos a todo lo que está a su alrededor. Así, antes de que uno haya adquirido la constancia objetal, uno no puede tener ambivalencia, ya que la ambivalencia implica sentimientos opuestos hacia un objeto constante.
  • En lugar de ello en su mundo interior, uno puede vivenciar hacia el objeto o un estado bueno o un estado malo.
  • En la vida diaria de un adulto, el splitting se mantiene como una poderosa manera de apelación para manejar experiencias complejas, especialmente cuando son confusas y amenazantes
  • El mecanismo del splitting puede ser muy efectivo en su función defensiva para reducir la ansiedad y mantener la autoestima. Pero también el splitting implica distorsión y en esto radica el peligro

Disociación:

  • La disociación es considerada dentro de las defensas primarias ya que opera trabaja de forma global y fuerte en la personalidad completa y porque muchos estados disociativos son esencialmente psicóticos.
  • La disociación es una reacción normal frente al trauma, pero no podemos decir que el trauma sea parte de un desarrollo normal. Cualquier persona que tuviese que confrontar una situación de catástrofe, que abrumara su capacidad de enfrentamiento, especialmente si la situación involucra un dolor o terror intolerables, podría disociarse.
  • Implica escindir elementos disruptivos para el yo, del resto de la psique. Esto se traduce en que el sujeto convive con fuertes incongruencias, sin lograr conciencia de esto
  • Aquellos que están expuestos a repetidas experiencias de horror y abuso, como los niños pequeños, podrían aprender a disociar como una manera habitual de reacción frente al stress.
  • Las ventajas de disociar ante situaciones intolerables son obvias: el disociador corta con el dolor, terror, horror y la convicción de una muerte inminente.
  • La gran desventaja de esta defensa, es su tendencia a operar automáticamente bajo condiciones que realmente no son de riesgo y si hubiese más discriminaciones adaptativas frente a la amenaza, esto exigiría demasiado al funcionamiento de uno.
  • Los que utilizan esta defensa habitualmente, también deben pagar un alto costo a nivel interpersonal

Somatización:

  • Proceso defensivo que tiene como base la dificultad de poner los afectos y las sensaciones en palabras, por eso se manifiestan a través del cuerpo. Y explica que este es un proceso que se da como parte del desarrollo, y que depende de la presencia de un otro que te ayude a poner en palabras lo que sientes. Y en este proceso las experiencias de la fase de desarrollo pre-verbal son claves. En el caso de los somatizadores «caracterológicos» correlaciona con experiencias infantiles traumáticas y de no-disponibilidad por parte de los cuidadores

Acting out:

  • Implica poner en acciones algo que uno no puede expresar por medio de palabras es una operación pre-verbal, por lo tanto, cae dentro de los mecanismos primarios.
  • Se refiere a la conducta que es motivada – impulsada –conducida por necesidades inconscientes que generan la ansiedad asociada con sentimientos y deseos internos que son prohibidos y con poderosos y abrumadores temores, fantasías y recuerdos
  • Se puede además utilizar el término para señalar el proceso por el cual cualquier actitud, dentro o fuera del tratamiento, podría a través de la acción descargarse con el propósito inconsciente de vencer o manejar temores que están relacionados a dicha acción.
  • Lo que se “actúa” podría ser predominantemente auto- destructivo o predominantemente agraviado, o ambos; lo que lo hace que sea “acting out” no es su connotación negativa o positiva, sino la condición de ser una conducta inconsciente.
  • Hay una población identificable de personas que descansan en el acting out: “personalidades impulsivas”, personas con estructura histérica, personas adictas de todo tipo, personas compulsivas y sociopáticas

Sexualización:

  • Es considerado un sub-tipo de acting out, porque usualmente se manifiesta como un enactment, por eso se considera dentro de los mecanismos primarios. Pero, lo presenta separado del acting out porque sí es posible sexualizar sin actuar (erotización).
  • En esta defensa, la actividad y fantasías sexuales son utilizados defensivamente, para superar la ansiedad; restaurar la autoestima, eliminar la vergüenza o distraerse de un sentido interno de la muerte.
  • Muchos de nosotros utilizamos la sexualización en cierto nivel para hacer frente o recompensar algunos aspectos difíciles de la vida.
  • La sexualización no es inherentemente problemática o destructiva, más bien es el contexto y las consecuencias de su uso durante la adultez lo que determina si es razonablemente o no observar, si es una adaptación positiva, un hábito no tan significativo o una aflicción patológica.

¿Qué es lo siguiente? Aprende sobre los mecanismos de defensa secundarios 

Mecanismos de defensa secundarios

Bibliografía

McWilliams, Nancy. (2011). Psychoanalytic diagnosis: understanding personality structure in the clinical process

https://www.researchgate.net/publication/8681205_Psychological_Defense_Mechanisms_A_New_Perspective

https://www.researchgate.net/publication/12427376_Defense_Mechanisms_in_Psychology_Today_Further_Processes_for_Adaptation

https://www.researchgate.net/publication/338702253_Mecanismos_de_Defensa

 

Libros relacionados con los mecanismos de defensa ( Da clic sobre los libros y averigua más)

Suscríbete y obtén más libros gratuitos, artículos, cursos y recursos para aprender psicología

Suscríbete y obtén más libros gratuitos, artículos, cursos y recursos para aprender psicología

No te preocupes nosotros también odiamos el spam, te prometemos enviarte solo contenido de psicología 

Te has registrado de manera exitosa