fbpx
Sígueme
Últimas entradas de Roberto Espinoza (ver todo)
Asesino en serie Luis alfredo garavito analizando psicologia autodidacta

1.-INTRODUCCIÓN

Hola Autodidactas en este artículo nos encontramos analizando a Luis Alfredo Garavito a través del test PCR-L donde veremos las principales características para verificar psicopatía.

Luis Alfredo Garavito es un hombre colombiano que estremeció su país con sus crímenes e infundió el miedo por todos lados con sus asesinatos entre 1992 y 1999 (Jiménez, 2017). Se ganó el apodo de “La Bestia” por sus al menos 172 asesinatos de menores de edad (Herranza-Bellido, 2018). En 1999 fue detenido y procesado: condenado por 138 casos, 32 casos quedaron pendientes, un caso en proceso de apelación, uno en espera de sentencia (Herranza-Bellido, 2018) pero fueron al menos 200 víctimas según lo que él mismo confesó al momento de ser retenido (Rincón, 2018). Su condena de 40 años en prisión, que era la máxima en Colombia al momento del juicio, fue rebajada en 2006 a 24 años debido a que Luis Alfredo dió información a la policía sobre la ubicación de algunos de los cuerpos de las víctimas (Rincón, 2018).

Garavito es un hombre, que como muchos, creció en una época política y socialmente difícil para hacerlo (Herranza-Bellido,2018). Él comenta que “no me pude desarrollar como niño” cuando recuerda el trato de su padre (Moralez, 2011). Siendo el mayor de siete hermanos, tenía prohibido tener amigos y ya de adolescente, también se le prohibió tener enamorada (Herranza-Bellido, 2018). En el colegio, no era una alumno sobresaliente, más bien es descrito como tímido, retraído, violento cuando se defendía del acoso escolar y un alumno de malas notas (Pasión Latina Montereal, s.f.).

En el documental “En manos de Dios” del 2011, Luis ALfredo Garavito comenta que de joven sufrió abuso y tortura psicológico, físico y sexual de parte de su entorno más cercano de forma constante: su hogar y  el colegio. Fue abusado sexualmente por su padre de niño y violado y torturado por 2 amigos de éste, el primero cuando tenía 12 años (Pasión Latina Montereal, s.f.). También vió, en muchas ocasiones, escenas de violencia intrafamiliar.

Según Pasión Latina Montereal, de adolescente intentó “abusar ligeramente” de un niño pero el niño se asustó y gritó, alertando a los guardias de Defensa Civil que finalmente se llevaron a Garavito. Después de eso, su padre lo expulsó de su casa y se dedicó a buscar cobijo en fincas a cambio de trabajo. Durante ese tiempo se enamoró de una joven con quien dice tener un hijo, aunque no mantuvieran relaciones (Herranza-Bellido, 2018). Se mudó y adoptó una nueva rutina diaria durante sus 18 y 20: “después del trabajo solía ser la de asistir con aparente fervor a la iglesia, ir después a Alcohólicos Anónimos y, tras salir, tomarse unas cuantas cervezas para ir al parque Valencia en la noche y comprar los favores sexuales de algún pobre niño que a esas horas se prostituía (…)” (Herranza-Bellido, 2018).

A los 24 años, acariciar y violar a menores ya no le brindaba suficiente placer y empezó a llevar instrumentos para infringirles dolor y torturarlos. A los 27, angustiado por sus deseos y acciones, se interna por voluntad propia en una clínica psiquiátrica donde estuvo 33 días, después de lo cual lo dejaron salir puesto que creyeron ya estaba recuperado. Ni bien salió, atacó a 2 niños ya que estaba “ávido por carne tierna” (Herranza- Bellido, 2018). A los 35 años cometió su primer asesinato y lo enjuician a los 42 años.

TEST PCR-L APLICADO: ANALIZANDO A LUIS ALFREDO GARAVITO 172 victimas por el aesino en serie alfredo garavito

2.-Analizando a Luis Alfredo garabito: Test PCR-L

La psicopatía es un tema importante dentro del estudio  de la delincuencia violenta. Así, la criminología ha estudiado y se ha interesado por conocer sus características desde sus inicios, encontrando que se trata de personas con alta capacidad de manipulación, gran agresividad, que se caracterizan por su escasez de remordimientos y empatía. De igual manera, realizan agresiones sistemáticas e impulsivas dirigidas a alcanzar un beneficio propio. Además, se descarta en ellos un diagnóstico de enfermedad mental que pudiera afectar a su capacidad volitiva y/o cognoscitiva. (Tanya, 2015)

La escala PCL-R, es una herramienta desarrollada por Robert Hare, sus estudios se centran en psicopatología y psicofisiología. Desarrolló la PCL (Psychopathy CheckList o lista de verificación en psicopatías) y posteriormente la PCL-R (Psychopathy CheckList Revised o lista revisada de verificación en psicopatías), usadas para diagnosticar casos de psicopatía y útil en la predicción de posibles comportamientos violentos. Robert Hare desarrolló el PCL y posteriormente el PCL-R, una herramienta clínica que permite detectar la psicopatía mediante la valoración de unos ítems y distinguirlos de la delincuencia común o de simples desviaciones sociales. La PCL fue desarrollada a partir de una lista de 100 ítems que se habían escrito para diferenciar presos psicópatas de aquellos que no lo eran. Posteriormente, se eliminaron dos ítems y se modificaron algunos criterios de calificación, lo que originó la PCL-R, compuesta por 20 ítems. Se trata del instrumento de referencia a nivel internacional para la evaluación de la psicopatía en la población penitenciaria y en la práctica clínica y forense. (Tanya, 2015)

ítems del PCL-R relacionándolo al caso de Garavito
  1. Locuacidad/ encanto superficial

El ítem 1 describe una persona locuaz, voluble, con facilidad verbal, que destila rasgos de seducción insincera y superficial. Es frecuentemente divertido y un conversador entretenido, está siempre dispuesto con una rápida e inteligente respuesta y es capaz de narrar increíbles pero convincentes historias que le colocan en un buen lugar. Logra presentarse a sí mismo muy bien y puede ser completamente falso. No obstante, generalmente parece muy adulador y cortés y puede ser enteramente creíble. Se presenta como teniendo conocimientos de muchas áreas y puede casualmente utilizar términos técnicos y jergas y, efectivamente, impresiona bastante a la mayoría de la gente y sólo tiene conocimientos superficiales (Morales, 2018).

En el caso de Garavito, se puntúa con 2 debido a sus respuestas en el documental “En las manos de Dios” que destilan de una locuacidad narrativa superior a lo esperado para el nivel académico- intelectual que Garavito posee. Sus narraciones lograron convencer a muchas personas de sus supuestos cambios conductuales, como la comunidad de la iglesia, y generaba que las personas empatizan con él, especialmente cuando reflexionaba sobre su tormentosa infancia.

  1. Egocentrismo/ grandiosidad

El ítem 2 describe un individuo con una visión vulgarmente inflada de sus habilidades y autovalía. Usualmente se muestra muy seguro de sí mismo, obstinado y fanfarrón durante la entrevista, comportándose como si estuviera delante de una cámara. No se considera a sí mismo como un fracasado o proscrito social, no está molesto, o sensible, por su situación actual. Está convencido de que las circunstancias presentes son el resultado de la mala suerte, amigos infieles o un sistema de justicia criminal injusto e incompetente. Puede también verse a sí mismo como la víctima real del crimen ya que ha sido forzado a permanecer durante un tiempo en prisión. No ve su futuro como afectado negativamente por su contacto con la justicia y, de hecho, puede expresar una intención de ejercer una profesión de estatus. Su ego inflado y exagerado hace que vea sus propias habilidades remarcadas dado los hechos de su vida (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se puntúa con 1 debido a que presenta algunas características específicas, más no todas. Sobre todo se resalta una falta de fanfarronería sobre sus habilidades y una insistencia en que ya pagó lo suficiente por sus errores. De la misma manera, muestra una falta de empatía cuando habla de sus crímenes y muestra una fuerte molestia cuando se lo adjudica como “violador” porque explica que no hay las pruebas suficientes para juzgarlo por ello. Al mismo tiempo, posee una imagen irreal sobre su futuro, el cual no se ve afectado de forma profesional, ya que cree poder ser un cura o entrar al gobierno; pero sí de forma personal, debido a que cree que mucha gente le querrá hacer daño en forma de venganza por sus crímenes.

  1. Necesidad de estimulación/ aburrimiento

El ítem 3 describe un individuo que demuestra una necesidad crónica y excesiva por la estimulación nueva y excitante, y una inusual propensión al aburrimiento. Expresará usualmente un fuerte interés por aprovechar las oportunidades, «vivir la vida en el camino rápido» o «en el borde», estando «donde está la acción», y haciendo aquello que es excitante, arriesgado o un reto. Aunque puede probar y utilizar muchos tipos de drogas, prefiere usualmente aquellas con un efecto estimulante. Frecuentemente es incapaz o reacio a tolerar las actividades rutinarias o mantener la atención sobre aquello que no tiene un interés inherente para él (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se puntúa con 1. Su modus operandi refleja una necesidad que constantemente debe ser satisfecha y por ello trataba de aprovechar todas y cada una de las oportunidades que se le presentaban, se cree que violó a un niño por mes entre 1980 y 1992. No obstante, esta necesidad sólo se presentaba en el área personal y no en la social ni la laboral.

  1. Mentira patológica

El ítem 4 describe un individuo para el cual la mentira y el engaño constituyen una parte integral de sus interacciones con los otros. Sus aclaraciones contundentes, excusas y promesas son usualmente inconsistentes con su conducta actual. Su facilidad para mentir y el aparente desenfado con que lo sobrelleva (incluso con gente que le conoce muy bien) puede ser bastante remarcable. Como resultado, aquellos que entran en contacto con él son alternativamente confiados y decepcionados. Es capaz de fabricar elaboradas relaciones de su pasado incluso aunque conozca que su historia puede fácilmente ser revisada. Cuando se le atrapa en una mentira o cuando es desafiado con la verdad raramente está perplejo o abochornado; puede simplemente cambiar su historia o intentar reconstruir los hechos de modo que parezca ser consistente con lo que ha dicho (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se puntúa con 2 debido a que da excusas que no tienen sentido lógico como decir que por leer mucho espiritismo fue poseído por un demonio que lo influyó para cometer los crímenes. Segundo, afirmaba haber tenido un hijo con la chica de la que se enamoró a pesar de no haber mantenido relaciones sexuales con ella.

  1. Dirección/ manipulación

El ítem 5 es más concreto con el uso del engaño y la decepción, trampear, defraudar o manipular a los otros. El uso de proyectos, o manipulaciones motivadas por un deseo de ganancias personales (dinero, sexo, estatus, poder, etc.) y realizarlos sin valorar sus efectos sobre la víctima. Algunas de estas operaciones están muy elaboradas y estructuradas, mientras que otras son bastantes simples; en cada caso, el individuo despliega un considerable grado de frialdad (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se le puntuó con 2 debido a sus interacciones con los sicarios desde jóven y su afán por adulterar documentos monetarios sin rasgo de culpabilidad por quienes resultaban perjudicados. Además, intenta manipular a la audiencia en el documental “En las manos de Dios” (2011) cuando se presenta como una víctima, que ya había pagado sus errores, porque no son crímenes, sino errores y alega que no puede “seguir martirizando por algo que ya pasó”. “si yo pudiera dar mi vida para regresar a los niños lo haría”

  1. Falta de reconocimiento y culpabilidad

El ítem 6 describe un individuo que muestra una falta general de interés por las consecuencias de sus actos y que no ofrece demostraciones convincentes de culpabilidad y remordimiento por su conducta o los efectos que ésta tiene sobre los otros. Puede ser completamente directo sobre la cuestión, casualmente declarando (sin emoción) que no tiene sentimiento de culpa, que no está arrepentido por lo que ha hecho y que no existe ninguna razón por la que debería estar interesado en los hechos actuales. Por otra parte, puede verbalizar algo de culpa o remordimiento, pero sus acciones no confirman sus palabras. La falta de culpabilidad y remordimiento puede ser indicada por el fracaso en la apreciación de la gravedad de sus hechos (por ejemplo, sintiendo que su condena es demasiado severa o que fue juzgado injustamente, etc.) o por argumentar que sus víctimas, otros, la sociedad o las circunstancias fueron realmente los culpables, cuando, en cada caso, los hechos claramente indican otra cosa. Está también mucho más interesado por los efectos que sus crímenes o actos asociales tienen para sí mismo, más que por la experiencia de sufrimiento de sus víctimas o el daño que ha hecho a la sociedad (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se le puntúa con 2 debido a que mientras que por un lado dice sentirse culpable por el sufrimiento que pasaron las familias; por el otro lado tiende a desestimarlas y decir que ya sufrió lo suficiente para compensar por los actos que cometió. En adición, culpa al supuesto demonio de sus actos y dice que buscó controlar al demonio pero no lo logró. Incluso, se muestra más preocupado por el efecto que la condena tienen sobre su vida, como que traten de lastimarlo en forma de venganza, antes que dar remedio y tranquilidad a las familias de las víctimas.

  1. Escasa profundidad de los afectos

El ítem 7 describe un individuo que se muestra incapaz para expresar emociones intensas. Sus despliegues emocionales generalmente dejan a los observadores cuidadosos con la impresión de que está actuando y que poca de la real significación está debajo de la superficie. Sus estados afectivos son dramáticos, superficiales, de breve duración y despreciables más que profundamente sentidos y maduros (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se le puntúa con 1 porque si bien su repertorio de emociones da la impresión de ser falsas cuando se trata de sus crímenes y sus relaciones interpersonales, al momento de tratarse su sobre sí mismo, se pueden percibir emociones honestas, resaltando las de irritabilidad, indignación y molestia.

  1. Insensibilidad/ Falta de empatía

El ítem 8 describe un individuo que consistentemente muestra una insensibilidad, que prescinde de los sentimientos, los derechos y la felicidad de los otros. Su falta de empatía es profunda parece completamente incapaz de ponerse a sí mismo en el lugar de otra persona (en un sentido emocional) y de imaginar lo que otros sienten con el resultado de que es capaz de manipular y utilizar a otros como si fueran meros objetos. Si consigue apreciar que sus acciones causan dolor, angustia y desazón en otros, será una apreciación meramente abstracta e intelectual, más que afectiva (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se puntúa con 2 porque no muestra una disculpa sincera a los afectados, racionaliza el posible dolor de las familias sobre la muerte de los niños y no acepta la culpa de haberlos torturado y las implicancias emocionales de ese acto.

  1. Estilo de vida parásito

El ítem 9 describe a un individuo para el cual la dependencia económica de otros es una parte intencional de su estilo de vida. Es capaz de no realizar esfuerzos para obtener empleo remunerado; continuamente confía en el bienestar de la familia, conocido o amigo o en el subsidio de desempleo (después de trabajar el mínimo legal de tiempo necesario para cobrarlo). Obtiene lo que quiere sangrando parásitamente a otros, frecuentemente apareciendo como desvalido y necesitado de simpatía y apoyo, utilizando amenazas y coerción o explotando la debilidad de sus víctimas (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se puntúa con 0 debido a que las veces que ha sido mantenido por terceros fue debido a las circunstancias de su vida y siempre buscó ser económicamente independiente. Además aceptó la responsabilidad de padre y de forma monetaria de mantener la vivienda donde convivía con su pareja y el hijo de ésta.

items de la esal foresne para evalaur psicopatia blog de pscilogia psicologia autodidacta

10.-Falta de control conductual

El ítem 10 describe un individuo que tiene unos inadecuados controles comportamentales. Puede ser descrito como una persona de mal genio o colérica y puede tender a responder a la frustración, fracaso, disciplina o crítica con conductas violentas o con amenazas y abuso verbal. Muestra una tendencia a sentirse fácilmente ofendido y a enfurecerse por trivialidades. Su repentina ira parecerá inapropiada a los otros, dado el contexto en que ocurre. Estas conductas son frecuentemente breves y puede rápidamente actuar como si nada fuera de lo normal hubiera ocurrido (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se le puntúa con 1 debido a que presenta reacciones de ira y violencia ante personas que lo critiquen o contradigan, razón por la cual desde muy joven cambió frecuentemente de trabajos y su tendencia a consumir alcohol frecuentemente. Sin embargo, no es una conducta muy visible en él (Altima, 2016).

11.-Conducta sexual promiscua

El ítem 11 describe un individuo sexualmente activo en el cual sus relaciones con otros son impersonales, casuales, triviales e indiscriminadas. Su promiscuidad puede estar reflejada en frecuentes relaciones casuales (por ejemplo, «de una noche»), selección indiscriminada de compañeros sexuales, mantenimiento de varias relaciones sexuales al mismo tiempo, frecuentes infidelidades, prostitución o disposición a participar en una amplia variedad de actividades sexuales (Morales, 2018).

En el caso de Garavito, se decide puntuar con 2, ya que tuvo encuentros sexuales desde temprana edad y, en su juventud y adultez, frecuentaba mucho a niños prostitutos de la calle para “satisfacer sus necesidades”. Usualmente, eran encuentros de una noche y él deambulaba por esos lugares con frecuencia, hasta posteriormente empezar a buscar a sus víctimas y cometer los crímenes por los que se le acusa. También, se hace mención que Garavito llevaba “una doble vida de amante-marido”, ya que él reconoce que durante la época de convivencia con esta mujer a la cual tenía mucho aprecio, no dejó de frecuentar a prostitutos ni de abusar de niños. De igual manera, es resaltante mencionar que con sus víctimas pudo haber experimentado una amplia variedad de actividades sexuales, dejando de lado la penetración del miembro en sí, con los menores que secuestraba.

12.-Problemas de conducta precoces

El ítem 12 describe un individuo que tuvo problemas de conducta serios antes de los 12 años. Estos problemas incluyen mentiras persistentes, trampas, hurtos, robos, incendios, fugas del hogar, problemas en las actividades escolares, abuso de sustancias (incluyendo el alcohol, el hachís y la cola), vandalismo, violencia, fanfarronería y actividades sexuales precoces (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se le decide puntuar con 1, ya que si bien empezó su vida sexual desde una edad joven, muchoS de estos acontecimientos sucedieron en un contexto de abuso y violación sexual por parte de amigos y familiares de su padre sobre él. Sin embargo, separando estos hechos en particular, Garavito sí empieza desde muy joven a interesarse por el alcohol, actividades sexual precoces con niños menores que él y hasta con prostitutos de la calle, se mete en negocios ilegales como el falsificar documentos, entre otros.

13.-Falta de metas realistas a largo plazo

El ítem 13 describe un individuo que ha demostrado una inhabilidad o repugnancia para formular y cumplir de forma realista planes o metas a largo plazo. Tiende a vivir día a día y a cambiar sus planes frecuentemente. No plantea pensamientos serios de futuro ni tampoco se preocupa mucho por ello. Raramente está molesto por el conocimiento de lo poco que ha hecho con su vida y que no está yendo a ninguna parte. Puede decir que no está interesado en tener un trabajo seguro o que realmente no ha pensado mucho en ello. Alternativamente, puede expresar que confía en convertirse en abogado, escritor, neurocirujano, trabajador social, psicólogo, piloto de aerolíneas, etc., incluso pensando que tiene un registro criminal, ha mostrado un bajo interés por la educación formal y no puede describir cómo planea lograr estas metas. Tiene dificultad para lograr empleo y puede mantener una existencia nómada con sólo planes y metas a corto plazo. Frecuentemente habla de conseguir bastante dinero, pero no tiene planes específicos y realistas para hacerlo (Morales, 2018).

En el caso de Garavito, se le adjudica un puntaje de dos, ya que no tiene una conciencia realista acerca de las consecuencias de sus actos y cuál sería el futuro real que le depara al salir de la cárcel y conseguir un trabajo estable en la sociedad. Es más, se menciona en su entrevista que él quiere llegar a ser cura o un político con un cargo importante con mucha confianza en sí mismo pero no llega a explicar cómo lo haría ni tiene conciencia del historial de cargos penales que le impedirían llegar a esos puestos. Sus metas son irreales, tomando en cuenta su posición actual, y demasiado ambiciosas más no tiene un plan de cómo llegar a realizarlas.

14.-Impulsividad

El ítem 14 describe un individuo cuya conducta es frecuentemente impulsiva, no premeditada y obviamente falta de reflexión o previsión. Usualmente hace las cosas de forma espontánea ya que «le gusta sentirlo así» cuando una oportunidad se presenta. Es impensable que gaste mucho tiempo en examinar los pros y los contras de un curso de acción o considerar las posibles consecuencias de sus actos para sí mismo o para los demás. Frecuentemente romperá relaciones, dejará trabajos y cambiará de planes súbitamente o cambiará de residencia por un capricho o sin decírselo a nadie (Morales, 2018).

En el caso de Garavito, se le decide puntuar con 2, ya que él mismo acepta que cazaba a sus víctimas espontáneamente, según el lugar donde él estuviera y la disponibilidad que encontraba. No discriminaba entre ricos o pobres, o entre alguna diferencia racial. Buscaba a los niños mientras estaba en centros comerciales y es ahí donde veía una oportunidad, no planeaba antes con anticipación y se dejaba llevar por “la emoción del momento”, ese impulso que él sentía cuando veía a los niños. De igual manera, se le considera impulsivo al momento de torturar y matar a sus víctimas. Según los estudios forenses del caso, los cuerpos de los niños mostraban muchos signos de violencia física, desde marcas con arma blanca hasta golpes profundos. Garavito no tenía un estilo en sí a la hora de matar, sino agredía brutalmente a su víctima de distintas maneras hasta satisfacerse y matarlo.

15.-Irresponsabilidad

El ítem 15 describe un individuo que habitualmente falta al cumplimiento de sus obligaciones y acuerdos con los demás. Tiene un pequeño, o no tiene, sentido de la responsabilidad o la lealtad hacia la familia, los amigos, superiores laborales, sociedad, ideas o causas. Su irresponsabilidad es evidente en una variedad de áreas, incluyendo: transacciones financieras (dificultosa evaluación de créditos, negligencia en los préstamos, fracaso en la descarga de deudas, etc.); conducta que sitúa a otros en riesgo (conducir borracho, exceso de velocidad, etc.); conducta laboral (absentismo, actuación chapucera o descuidada no atribuible a falta de habilidad, etc.); relaciones comerciales (violación de acuerdos contractuales, falta de respeto por las leyes, etc.); conducta hacia familiares y amigos (causándoles innecesarias penurias, poniéndolos en peligro, disminuyendo o fracasando en proporcionar apoyo financiero para la esposa o los hijos, etc.) (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se le puntúa con 1 debido a que es una persona capaz de pagar sus cuentas, devolver favores a los que lo ayudaron y mantener un estado financiero estable. Presenta algunas conductas de riesgo, las cuales realiza con aparente discreción para no ser atrapado. Acepta responsabilidades del hogar y de padre a pesar de no serlo biológicamente. No obstante, su sentido de fidelidad está enraizado en sí mismo debido a lo cual, continúa arriesgándose y termina siendo atrapado por la justicia y dejando un hogar con 2 niños sin figura paterna ni su apoyo económico.

16.-Incapacidad para aceptar consecuencias de sus actos

El ítem 16 describe a un individuo que es incapaz o renuente a la hora de aceptar la responsabilidad personal de sus propias acciones. Usualmente tiene alguna excusa para su conducta, tal como la racionalización o situar la culpa en otros (sociedad, su familia, cómplices, víctimas, el sistema judicial, etc.) (Morales, 2018).

En el caso de Garavito, se le decide puntuar con 2, ya que en la entrevista que se puede ver en el documental “En las manos de Dios” (2011), se nota como es incapaz realmente de aceptar los actos de sus crímenes, desde negar que ha abusado de menores y torturado de ellos, hasta poner de excusa su pasado de abuso sexual y a su familia como posibles culpable de que él sea así actualmente, así como la sociedad y los medios que lo ponen como “un depredador” cuando él se identifica como “víctima”. Se excusa racionalizando la situación de abuso con los menores repetidamente alegando de que no es violación porque no hubo penetración, ya que tiene una disfunción eréctil a pesar de las diversas pruebas que tienen las autoridades en su contra. De igual manera, usa de excusa de que un demonio lo poseyó y por eso se volvió violento. Demostrando de esta manera, que Garavito es incapaz de aceptar sus propios actos y las obvias consecuencias de estas.

17.-Varias relaciones maritales breves

El ítem 17 describe a un individuo que ha tenido muchas relaciones «maritales» breves, incluyendo los matrimonios formales y legales y otras relaciones de convivencia, tanto homosexuales como heterosexuales. Para nosotros, «corto plazo» se define como menos de 1 año, no incluyendo el tiempo en el que está ausente (por ejemplo, por encarcelamiento o nomadismo) (Morales, 2018).

En el caso de Garavito, se puntúa con 0, ya que no se hace mención de que tuviera más de una pareja a excepción de la que menciona con mucho aprecio, una joven de la que se enamoró y cree haber tenido un hijo con ella y de la joven con quien convivió por muchos años con el hijo e hija de esta. No se sabe de otra posible convivencia de largo plazo en la vida de Garavito, ni de parejas de corto plazo, ya que los encuentros homosexuales con prostitutos fueron de solo una noche y posteriormente dejó de hacerlo cuando empieza a cazar a sus víctimas.

18.-Delincuencia juvenil

El ítem 18 describe un individuo que ha cometido delitos graves antes de los 17 años, resultando un contacto formal con el sistema de justicia criminal (acusaciones o delitos, aunque no necesariamente encarcelamiento). Ejemplos de delitos graves son: asesinato, intento de asesinato, homicidio intencionado, violación, agresión causando daños corporales, robo, robo de coches, delitos de conducción graves, entre otros (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se puntúa con 1 en este ítem debido a que durante la juventud, aproximadamente a los 15 años, fue detenido por intentar abusar sexualmente de un menor en vía pública. Después de lo cual, fue botado de su casa. No obstante, fue una sola única ocasión en que aquello sucedió y después no tuve encuentros con la justicia hasta 1992 que fue detenido y procesado por los asesinatos.

19.-Revocación libertad condicional

El ítem 19 describe un individuo que tiene revocada por las autoridades una libertad condicional mayor o condena o que ha fracasado en el cumplimiento de las condiciones de probación bajo fianza. Un fallo grave de libertad condicional incluye la revocación de la libertad temporal, parole y otras formas de libertad supervisada antes de finalizar la condena de la sentencia (por ejemplo, supervisión por agente en Canadá). Las razones por las que se produce la revocación pueden ser el fracaso en el cumplimiento de las condiciones impuestas por los tribunales u otras autoridades legales, o la comisión de nuevos delitos. Los fracasos menores en la satisfacción de las obligaciones legales o judiciales incluyen: violación de los términos de una libertad condicional que no resulte en una revocación formal, ruptura de la propia obligación, faltar a la presentación e ilegalidad en libertad (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se puntúa con 0 debido a que antes de ser acusado por los asesinatos no fue procesado por la ley de manera formal. Tuvo infracciones de joven pero nunca fue privado de su libertad y mucho menos puesto en libertad condicional. Por lo tanto, no cumple con este criterio.

20.-Versatilidad criminal

El ítem 20 describe un individuo con una carrera criminal que incluye acusaciones o condenas por distintos tipos de delitos (Morales, 2018). Aunque no son exhaustivas, las siguientes categorías han demostrado su utilidad a la hora de puntuar el ítem:

En el caso de Garavito se le puntúa con 1, ya que si bien en su adolescencia y juventud comenta que estuvo relacionado con fraudes de documentación, engaños, posesión de diversas armas, entre otros, su historial más relevante y sobretodo por lo que está siendo juzgado actualmente es por asesinato, violencia física y sexual contra menores (delitos de índole sexual). De esta manera, no cuenta con una diversidad muy amplia dentro de su historial de crímenes, ya que un asesino en serie con motivaciones fuertes sexuales como él, solo contaría con 3-4 ítems relevantes. Esto no quiere decir que es menos grave, solo que no cuenta con una diversidad muy amplia de tipos de crímenes.

III.-REFERENCIAS

IV.-ANEXOS

Analizando a Luis Alfredo Garabvito. Cuadro de puntuación del test PCR-L

Indicador 0 1 2
1.     Locuacidad/ Encanto superficial X
2.     Egocentrismo/ grandiosidad X
3.     Necesidad de estimulación/ Aburrimiento X
4.     Mentira patológica X
5.     Dirección/ Manipulación X
6.     Falta de remordimiento y culpabilidad X
7.     Escasa profundidad de los afectos X
8.     Insensibilidad/ Falta de empatía X
9.     Estilo de vida parásito X
10.  Falta de control conductual X
11.  Conducta sexual promiscua X
12.  Problemas de conducta precoces X
13.  Falta de metas realistas a largo plazo X
14.  Impulsividad X
15.  Irresponsabilidad X
16.  Incapacidad para aceptar consecuencias de sus actos X
17.  Varias relaciones maritales breves X
18.  Delincuencia juvenil X
19.  Revocación de libertad condicional X
20.  Versatilidad criminal X

 

LINKS PARA MÁS INFORMACIÓN: