fbpx
La psicología del COVID-19

La psicología del COVID-19

1.-Introducción

Para empezar a hablar de la psicología del covid-19 es importante remontarnos al el  brote de esta enfermedad (COVID-19), esta comenzó en China en diciembre de 2019,es una calamidad catastrófica que se ha extendido por todo el mundo a la velocidad de la luz. En casi todos los países se han implementado medidas para contener la transmisión de la enfermedad . Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) defienden que es fundamental reconocer los síntomas de estrés que resultan de los encierros y la enfermedad misma. Durante los brotes de enfermedades transmisibles como síndrome respiratorio agudo (SARS) e influenza equina, implicaciones psicológicas perjudiciales han sido documentados.

Es evidente que los impactos psicológicos y sociales inquebrantables de la pandemia son ineludibles, y es fundamental tomar medidas para desarrollar la resiliencia y hacer frente a tales consecuencias perjudiciales de una pandemia. Como sugiere, es un llamado oportuno para realizar estudios que investiguen el impacto de COVID-19 en la salud mental de los estudiantes y la necesidad de intervenciones inmediatas.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO),
la pandemia ha interrumpido el aprendizaje de más de mil millones de estudiantes en 129 países alrededor del mundo. Muchas universidades de todo el mundo se han trasladado a la enseñanza remota de emergencia (ERT) a través de plataformas en línea, lo que induce aún más la ansiedad entre los estudiantes. Estudios sobre el efecto de COVID-19 y los encierros de estudiantes universitarios en China reportaron efectos adversos significativos en el bienestar psicológico y  así como altos niveles de ansiedad

psicologia del COVID-19 psicologia autodidacta depresión y ansiedad por pandemia

2.- Psicología del covid-19: Impacto en la salud mental

a.) En personas con enfermedades mentales preexistentes

Para las personas con trastornos psiquiátricos preexistentes, la principal preocupación es el empeoramiento de los síntomas; para aquellos con vulnerabilidades preexistentes, la aparición de síntomas psiquiátricos es la principal preocupación. El estrés es un factor bien establecido que contribuye al desarrollo, la aparición y la gravedad de los trastornos de salud mental. La ansiedad y la depresión están aumentando en la población en general, y una de cada tres personas experimenta ansiedad y una de cada cinco trastornos del sueño y síntomas depresivos.

La ansiedad generalizada y ansiedad por la salud pueden aumentar sus síntomas durante la pandemia. Los síntomas depresivos pueden empeorar con un mayor estado de ánimo, disminución de la energía y un interés limitado en las actividades diarias. En las crisis, el miedo intensifica los síntomas en personas con trastornos de salud mental preexistentes. Por ejemplo, el estrés es un factor bien documentado en el empeoramiento de los síntomas de las personas con esquizofrenia y trastorno afectivo bipolar. Después de un desastre natural, los pacientes que padecen esquizofrenia muestran la mayor evitación y tienen un enfoque de afrontamiento bajo, seguidos de los pacientes que padecen trastorno bipolar.

Por otro lado, las personas con trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) con preocupaciones de contaminación y limpieza pueden experimentar una mayor frecuencia e intensidad de pensamientos obsesivos

b.)Impacto en personas sin enfermedades mentales preexistentes

Para personas que no tienen antecedentes de algún problema de salud mental, sin contacto directo con los casos de COVID-19, la salud mental también puede verse afectada por medidas preventivas. Por ejemplo, el inicio del distanciamiento social, el autoaislamiento y los encierros limita el contacto social cara a cara con los demás; un modelo de interacción conocido por reducir el riesgo de trastorno depresivo.

La conexión social es vital para el bienestar de los seres humanos, y mientras que los medios y aplicaciones basados ​​en Internet como Zoom, Skype, WhatsApp y FaceTime pueden permitir que las interacciones sociales continúen , no reemplazan la necesidad del contacto humano en persona. Es posible que las personas comiencen a experimentar síntomas depresivos transitorios de leves a moderados en las circunstancias actuales. Además, es probable que haya una mayor vigilancia hacia la limpieza y la higiene, que cuando se combinan con los temores de infección y enfermedad pueden llevar a sentirse más ansiosos de lo habitual.

c.) Impacto en personas con COVID-19

Esta es un área para futuras investigaciones. Hasta el momento no hay datos empíricos disponibles relacionados con el impacto en la salud mental de contraer COVID-19. Sin embargo, las lecciones de situaciones pandémicas anteriores indican que es probable que exista un riesgo de que los pacientes con COVID-19, que se recuperen, desarrollen síntomas de trastorno de estrés postraumático o depresión.

Es probable que esto sea moderado por rasgos personales como la capacidad de recuperación, la disponibilidad y la calidad de la enfermedad. apoyo social y las propias preocupaciones del paciente relacionadas con la enfermedad y la recuperación

3.- Psicología del covid-19: Aspecto Socio-Económico en la salud mental

la psicologia del COVID-19 psicologia autodiacta factores socio-economico y salud mental en el covid 19

La evidencia existente ha establecido claramente un vínculo entre características socioeconómicas (etnia, género, sociales posición, nivel educativo y patrimonial y nivel de vida, etc.) y califica la utilización de los servicios de salud mental. Existe una gran necesidad de abordar el acceso desigual a la salud, ya que es bien sabido que la estratificación social produce todo tipo de desigualdades en todo el mundo.

Por ejemplo, en los países occidentales, las personas más vulnerables tienden a ser las que no tienen un estatus legal permanente, como solicitantes de asilo, extranjeros temporales, y otros ciudadanos pobres y marginados con limitaciones o sin acceso a la atención médica. Durante las pandemias, estos
poblaciones vulnerables y trabajadores sanitarios de primera línea con quienes interactúan enfrentan un desafío considerable para ayudar a estos ciudadanos extranjeros que pueden no dominar el idioma o puede que no estén familiarizados con cómo acceder a los recursos disponibles. La investigación social debe realizarse para arrojar luz sobre cómo las disparidades socioeconómicas afectan la salud mental en medio de la pandemia de COVID-19 en comparación a pandemias pasadas.

Desde el brote de COVID-19 en los Estados Unidos, los datos emergentes han sugerido que los estadounidenses negros son afectados de forma desproporcionada por el virus. Esto es reflejado en las altas tasas de mortalidad en estados como Luisiana, Nueva Orleans, Chicago Detroit, donde los estadounidenses negros constituyen la mayoría de la población. Similar también se están observando desequilibrios en las ciudades del medio oeste como Detroit y Chicago. Incluso en estados como Illinois y Milwaukee, donde los negros representan el 14,6% y el 26 porcentaje de la población, respectivamente, los negros representan casi la mitad y el 42% por ciento de las muertes, respectivamente.

Referencias

Marmarosh, Cheri & Forsyth, Donelson & Strauss, Bernhard & Burlingame, Gary. (2020). The psychology of the COVID-19 pandemic: A group-level perspective. Group Dynamics: Theory, Research, and Practice. 24. 122-138. 10.1037/gdn0000142.

Sundarasen S, Chinna K, Kamaludin K, Nurunnabi M, Baloch GM, Khoshaim HB, Hossain SFA, Sukayt A. Psychological Impact of COVID-19 and Lockdown among University Students in Malaysia: Implications and Policy Recommendations. International Journal of Environmental Research and Public Health. 2020; 17(17):6206. https://doi.org/10.3390/ijerph17176206

Haider, Imran & Tiwana, Farah & Tahir, Sania. (2020). Impact of the COVID-19 pandemic on adult mental health. Pakistan Journal of Medical Sciences. 36. 10.12669/pjms.36.COVID19-S4.2756.

Philip, Joel & Cherian, Vinu. (2020). The Psychology of Human Behavior During a Pandemic. Indian Journal of Psychological Medicine. 42. 025371762093557. 10.1177/0253717620935574.

Histeria colectiva: casos y recorrido histórico

Histeria colectiva: casos y recorrido histórico

histeria colectiva covid 19 psicologia autodidacta

1.-Introducción a la histeria colectiva

Para empezar, se decidió abordar este tema ya se muestra como relevante dadas las circunstancias actuales. Si bien, la histeria colectiva es relacionable con temas y miedos a enfermedades, podemos notar que las compras compulsivas que se dieron estas últimas semanas a raíz de la pandemia CoVID-19 encajan muy bien con esta forma de comportarse y muchos otros comportamientos como la infodemia (de noticias falsas) que se generó, además de la gran cantidad de especulaciones sobre la creación del virus por parte de algún gobierno para disminuir la raza humana se encuentran dentro de esta categoría. Por ello daremos pie a explicar de qué va esta “histeria colectiva” sus orígenes e hilos históricos donde se detonó.

Por otro lado, es importante aclarar que no hay una predisposición para la histeria colectiva, sino que se trata de una reacción del comportamiento que puede ocurrirle a cualquier persona en las circunstancias adecuadas.

2.-Inicio e historia de la Histeria colectiva

En 1518 un gran número de la población de Estrasburgo comenzó a bailar sin cesar durante horas, días y meses, llegando algunos de los afectados por esta extraña crisis a morir a causa de este impulso imparable de danzar. En 1692 varias chicas de un pueblo norteamericano sufrieron síntomas que las autoridades achacaron a una maldición. Las chicas sufrían convulsiones y espasmos inexplicables y fueron quemadas en la hoguera por brujería. Era el caso de las brujas de Salem. Aunque no suele hablarse mucho de ello, el poder de la sugestión y la influencia social pueden llegar a ser tan casi importantes como las enfermedades físicas.

Hay infinidad de casos de histeria colectiva reseñados en la historia. Del fenómeno se habla hace más de un siglo, aunque ha sido muy poco estudiado. De él se han ocupado más las revistas de curiosidades, la literatura y el cine, que la propia ciencia.

Un caso reciente de histeria colectiva se presentó en el poblado de Kota Bharu, al norte de Malasia. Ocurrió en una escuela local. Un grupo de estudiantes dijo que había visto una “figura negra” paseando por los pasillos.

Casos similares han ocurrido en todo el planeta. De hecho, el bello drama “Las brujas de Salem” trata sobre este fenómeno. Un grupo de chicas comienza a ver apariciones del más allá. Tienen temblores, hablan en lenguas extrañas, se desmayan en grupo y luego todo desaparece sin dejar rastro

3.-Casos Notables

  • En 1518, la denominada posteriormente Epidemia de baile, un «brote» de lo que sería denominado en el siglo XX como Coreomanía, azotó la ciudad de Estrasburgo en el noroeste de Francia. Según evidencia histórica y estudios recientes, se ha podido averiguar que afectó a miles de habitantes de la susodicha ciudad durante al menos un mes. Aunque se han propuesto diversas teorías acerca de la verdadera causa de este acontecimiento, como por ejemplo la intoxicación a gran escala de los ciudadanos con una especie de hongo de la zona, se cree que ciertamente fue uno de los primeros casos registrados de histeria colectiva.
  • En 2007, cerca de Chalco, un suburbio de clase trabajadora en la ciudad de México, un episodio de histeria en masa dio lugar a un brote masivo de síntomas inusuales sufridos por varias adolescentes que estudiaban en un internado católico.
  • En 2008, en Tanzania, unas veinte alumnas de una escuela empezaron a desmayarse en una clase, colapsando en el suelo y perdiendo el conocimiento; mientras que quienes presenciaban esta escena empezaron a gritar y correr alrededor de la escuela.
  • En 2009, en la ciudad de Fort Worth en Texas, 34 personas fueron enviadas al hospital después de que se quejaran de padecer síntomas que creyeron erróneamente que se debían a una exposición al monóxido de carbono.
  • En 2014, en El Carmen de Bolivar, Colombia, un grupo de niñas de entre 9 y 14 años experimentaron lo que pudo ser un caso de histeria colectiva luego de que recibieran una segunda de dosis de una vacuna (Gardasil). Al parecer fue ese el desencadenante, ya que los síntomas que presentaban no tenían nada en común con los posibles efectos secundarios de la vacuna.

4.-Psicosis en grupo

histeria colectiva inicio historia y casos psicologia autodidacta
La histeria colectiva es un caso de ataque de ansiedad en grupo. Se caracteriza porque aparecen una serie de síntomas psíquicos y físicos que se van propagando en un colectivo. Como en un efecto dominó, los síntomas se van contagiando. Después, cuando se examina médicamente a los afectados, no se descubre ninguna anomalía, ni en el sus cuerpos ni en sus mentes.

A la histeria colectiva también se le llama “enfermedad psicogénica de masas”, “histeria en masa” o “psicosis en grupo”. Además de pánico, muchas veces también presenta una gran variedad de expresiones físicas. Temblores, convulsiones, desmayos, adormecimientos y hasta ceguera son los más frecuentes

5.-Histeria colectiva

La histeria colectiva, es un fenómeno psicológico en el que existe una percepción amenazante irreal compartida por un grupo de personas que llegan a sentir los mismos síntomas físicos y a compartir las mismas ideas irracionales. Es un comportamiento obsesivo que se da en colectividad. La histeria colectiva no es un hecho poco común y aparece en todo tipo de sociedades durante muchos momentos históricos

La principal característica de la histeria colectiva es que la conducta patológica se manifiesta en un gran número de personas. Normalmente, la histeria en masa empieza cuando un individuo cae enfermo o histérico durante un periodo de estrés. Cuando este individuo inicial muestra los síntomas, otros empiezan a manifestar síntomas similares, generalmente náusea, debilidad muscular, ataques de pánico o dolores de cabeza.​  A menudo, la visión de milagros religiosos es atribuida a la histeria en masa.

Aunque hay aún gran desconocimiento por parte de la ciencia, la histeria colectiva es considerada algo así como un ataque de ansiedad en masa, una percepción distorsionada de la realidad que se experimenta en un contexto grupal y que llega a causar cambios y dolencias físicas en los afectados. Parece que cualquier persona puede experimentar histeria colectiva, aunque se habla de que las mujeres en etapa adolescente pueden llegar a ser más propensas.

6.-Los síntomas más notables de la histeria colectiva

sintomas comunes de la histeria colectiva psicologia autodidacta

  • Los síntomas que aparecen en las personas no pueden explicarse por causas físicas como enfermedades o intoxicaciones.
  • Las personas afectadas, normalmente no se comportaban de esta manera antes del brote.
  • No se da en contextos grupales en los que deliberadamente se provocan los síntomas a través del convencimiento.
  • Las personas que experimentan el episodio de histeria no tienen un vínculo casual, sino que forman parte de una comunidad

Lo usual es que el estrés adopte alguna forma física: dolor, temblor, etc., y que luego otros miembros del grupo lo repliquen. Las expresiones de la histeria colectiva son muy variadas. A veces se trata de un ataque de risa incontrolable. Otras veces de la visión o percepción de “fuerzas sobrenaturales”.

Algunas veces también se manifiesta como enfermedad física. Es el caso de 200 estudiantes colombianas que terminaron en el hospital después de una vacuna: todas creían que les había hecho daño, pero no fue así. Todo estaba en su mente.

En resumen: Aun no sabemos mucho sobre este fenómeno

La mayoría de los casos de histeria colectiva tienen lugar entre adolescentes mujeres, de entre 12 y 15 años de edad. Sin embargo, también se han registrado muchos casos que involucran a hombres y personas adultas. En todos los casos, hay un ambiente cerrado que ha sido constante en la vida de los afectados. Los especialistas Robert Bartholomew y Simon Wessely han indicado que el fenómeno es una respuesta a los problemas sociales que aquejan a una comunidad en un momento dado.

Los ambientes llenos de tensión predisponen a la histeria colectiva. Se dice que prácticamente cualquier persona puede ser víctima de este mal. Las circunstancias se conjugan para que así sea. Una vez se produce la reacción en cadena, es difícil abstraerse.

Referencias

http://scielo.sld.cu/pdf/ms/v16n6/ms22616.pdf

https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/17828/1/Histeria%20Colectiva.pdf

https://www.researchgate.net/publication/19585494_Mass_Hysteria_Two_Syndromes

https://www.researchgate.net/publication/13974184_Mass_hysteria

https://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/11/151113_salud_histeria_colectiva_gtg

https://science.howstuffworks.com/life/collective-hysteria.htm

https://www.medicalnewstoday.com/articles/322607.php

Patrocinadores


Libros relacionados con la Histeria colectiva

Estudios Sobre la Histeria 

HISTERIA: La histeria moderna: una visión sinóptica

Estudios sobre la histeria

Stop Mass Hysteria: America’s Insanity from the Salem Witch Trials to the Trump Witch Hunt

Theory Of Collective Behavior

Acoso escolar o bullying

Acoso escolar o bullying

Acoso escolar o Bullying

acoso escolar o bullyng psicologia autodidacta

1.- ¿ Qué es el acoso escolar o bullying ?

El acoso escolar, también conocido como intimidación o bullying entre estudiantes, es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado. Hablamos de intimidación cuando un miembro del grupo recibe más ofensas que los demás y / o es reiteradamente excluido del grupo

Se contemplan tres criterios fundamentales en toda definición de intimidación:

  • Es un comportamiento agresivo o un acto intencional de hacer daño.
  • Se lleva a cabo de forma constante durante un período de tiempo.
  • Se da dentro de una relación interpersonal caracterizada por una asimetría de poder
  • Uno de los psicólogos quien ha realizado los principales aportes es Olweus, comienza a realizar investigaciones, y es considerado uno de los principales pilares que ha trabajado sobre la dinámica de bullying

2.- Magnitud del problema

bullying psicologia autodidacta
  • Estudios realizados en diferentes países revelan que un 15% de estudiantes ha sido intimidado alguna vez o ha presenciado situaciones de intimidación.
  • En el Perú, según un estudio realizado por la Universidad de San Marcos presentado en el año 2008, el 50.7% de los estudiantes se ha encontrado en una situación de intimidación.
  • En el Perú, alrededor de 30 niños se suicidan anualmente, y debe tenerse en cuenta que el suicidio entre niños y adolescentes suele ser más frecuente en aquellos que son víctimas de bullying.
  • A pesar de ello, en el Perú no se le ha dado la importancia necesaria a este problema, debido a la falta de implementación de programas para tratarlo, por lo que la mayoría de colegios no cuenta con programas que manejen la intimidación escolar.

3.- Teorías que explican la intimidación:

Teoría del aprendizaje social:

  • Intimidación como un comportamiento socialmente aprendido

 

Teoría basada en el poder

  • Intimidación vinculada con situaciones en las que el poder entre los jóvenes se encuentra desigualmente distribuido.

4.- Formas de manifestación:

Físico

  • Incluye toda acción corporal como golpes, empujones, patadas, daños a la propiesdad, entre otros

 

Verbal

  • Incluye acciones no corporales como poner apodos, insultar, generar rumores, etc.

 

Psicológico

  • Incluye la exclusión, aislamiento y rechazo del otro, entre otros

 

Cyberbullying

  • Cualquiera de las posibilidades de uso de las nuevas tecnologías de la información y comunicación para hostigar con ensañamiento a las víctimas

5.- Características de personalidad

bullying caracteristicas de personalidad de la victima y el victimario

Agresores

  • Baja empatía
  • Actitud prepotente y dominante
  • Conductas Agresivas
  • Falta de cumplimiento de las normas
  • Responsabiliza de su acción a la víctima

 

Víctimas

  • Déficit en Habilidades Sociales
  • Poco asertivos
  • Raramente logran defenderse por sí mismos

6.- Indicadores en víctimas y agresores

A.- Indicadores en las víctimas

Algunos indicadores observables en el ámbito familiar de que el alumno está siendo víctima de intimidación son:

  • Presencia de lesiones físicas.
  • Pérdida o rotura de pertenencias.
  • Tristeza o síntomas de depresión.
  • Pasar mucho tiempo sólo y no salir con amigos.
  • Descenso en su rendimiento escolar.
  • Miedo a ir al colegio, o poner excusas para faltar.
  • Síntomas psicosomáticos (vómitos, dolores abdominales) antes de ir al colegio y/o durante la época escolar.
  • No hablar del colegio

Algunos indicadores observables en el ámbito escolar de que el alumno está siendo víctima de intimidación son:

  • Absentismo escolar frecuente.
  • Descenso en el rendimiento escolar.
  • Apatía, abatimiento, tristeza.
  • No es escogido para trabajos de grupo.
  • Soledad, ausencia de relaciones en el colegio.
  • Murmullos o risas por lo bajo cuando el alumno entra en clase o contesta a una pregunta.
  • Viene con golpes o heridas del recreo.
  • Casi siempre sale de casa con el tiempo justo, o sale el último o el primero de la clase para no coincidir con los agresores.
  • Se pone nervioso al participar en clase.
  • Conflictos frecuentes con los mismos compañeros.

 

B.- Indicadores en los agresores

Algunos indicadores observables en el ámbito familiar de que el alumno es un agresor, son:

  • Baja empatía con el sufrimiento de los demás o piensa que lo que hace son bromas inofensivas.
  • Prepotente y dominante con hermanos y amigos.
  • Hablar despectivamente de algún chico/a de su clase.
  • Burlarse constantemente de los demás.
  • Haber sido recriminado más de una vez por peleas con sus pares.
  • Falta de cumplimiento de las normas en casa

Algunos indicadores observables en el ámbito escolar de que el alumno es un agresor, son:

  • Falta de cumplimiento de las normas de la clase.
  • Burlarse de los demás cuando intervienen en clase
  • Comportamiento agresivo.
  • Prepotentes y dominantes con sus compañeros de clase.
  • No asumir la responsabilidad de su conducta, ni pedir perdón cuando ha actuado mal.
  • Enorgullecerse de su conducta agresiva

6.- Consecuencias del bullying

CONSECUENCIAS DEL BULLYING PSICOLOGIA AUTODIDACTA

Consecuencias para el agresor

  • Utilización de métodos violentos para solucionar conflictos.
  • Pobres relaciones interpersonales.
  • Puede derivar en conductas delictivas, incluyendo violencia doméstica y de género

 

Consecuencias para la víctima

  • Disminución de la autoestima
  • Altos niveles de ansiedad
  • Cuadros depresivos
  • Fracasos y dificultades escolares
  • Fobia escolar
  • Puede desencadenar suicidios

 

Consecuencias para los expectadores

  • Desensibilización frente al dolor de otro
  • Sensación de indefensión semejante al de la víctima
  • Aprende a actuar de manera indiferente frente a la injusticia

7.-Plan de acción- Abraham Magendzo K.

Plan de acción sobre el bullying psicologia autodidacta
  1. Toma de conciencia
  • reconocer que el problema existe
  • reconocer que es un problema grave
  • no buscar culpables
  • reconocer que intimidados e intimidadores requieren atención
  • tomar la decisión de enfrentar el problema
  • convocar a otros para enfrentar el problema

 

  1. Diagnosticar la situación
  • operar con recursos accesibles
  • operar con los recursos que son familiares
  • aplicar un instrumento
  • describir la situación de colegio
  • cursos más impactados
  • casos individuales
  • jerarquizar las necesidades

 

  1. Informar y educar
  • realizar campañas masivas
  • romper la cultura del silencio

 

  1. Definir políticas anti-intimidación del establecimiento
  • participativas (toda la comunidad educativa)
  • sostenidas en el tiempo
  • debe definir normas
  • apuntar a cambiar relaciones interpersonales
  • apuntar a cambiar climas discriminatorios e intolerantes

 

  1. Evaluar
  • reconocer avances
  • definir nuevas acciones

 

Para más información revisar :

https://www.researchgate.net/publication/275346100_QUE_ES_EL_BULLYING_LOS_ACTORES_LAS_CAUSAS_Y_LOS_PRINCIPIOS_PARA_SU_INTERVENCION

https://www.unicef.org/costarica/Documento-Protocolo-Bullying.pdf

http://www.scielo.org.mx/pdf/rmie/v18n58/v18n58a8.pdf

https://www.guiainfantil.com/educacion/escuela/acosoescolar/index.htm

https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/psicologia/acoso-escolar-que-es.html

https://www.savethechildren.es/donde/espana/violencia-contra-la-infancia/acoso-escolar-bullying

Los jóvenes y el uso de las redes sociales: el espejo y reflejo que se proyecta de sí mismos

Los jóvenes y el uso de las redes sociales: el espejo y reflejo que se proyecta de sí mismos

uso de redes sociales en jovenes psicologia autodidacta

1.- Introducción:

En la actualidad, el uso frecuente de redes sociales se está incrementando rápidamente en los jóvenes, estableciendo nuevos espacios de interacción mediante los cuales comparten y comparan experiencias entre usuarios, y que funcionan como nuevos marcos de referencia que guían el pensar, sentir y comportamiento de éstos. En este sentido, en un contexto de exposición constante a patrones culturales de belleza física, resalta la importancia de estudiar este fenómeno actual y sus implicancias en la formación de aspectos importantes de la identidad, tales como la imagen corporal.

 

Según el estudio Estado de Social Media en América Latina en 2018, desarrollado por ComScore, Perú ocupa el primer lugar de Alcance en Sitios de Redes Sociales por País con un 93.2%, siendo el 53% de usuarios de estas plataformas digitales menores de 34 años, de los que más de la mitad de este porcentaje son jóvenes entre los 15 a 24 años (ComScore, 2018). Asimismo, una investigación realizada en el Perú, con una muestra de 5,8 millones de usuarios online, la red más utilizada en el 2014 fue Facebook, mientras que Youtube ocupó el segundo lugar, (Ticona y Ramos, 2014); encontrando que en la realidad peruana la población tiende a utilizar las redes sociales más como una herramienta de entretenimiento, que como una herramienta para el ámbito educacional.

 

Sin embargo, en la actualidad, en un reporte digital, sobre los 22 millones de usuarios de internet en el país (68% de la población), elaborado por las plataformas “We are Social” y “Hootsuite”, en el año 2018, se observa que la presencia de Instagram crece cada vez más, siendo 4.2 millones de usuarios registrados por mes, siendo jóvenes de 18 a 24 años los que más frecuentan esta plataforma, entre los cuales, de todos los usuarios de Instagram, las mujeres constituyen el 53% (Vizcarra, 2018).

 

En este contexto, no cabe duda que a la par del avance que se está dando en las tecnologías de la información y comunicación, a través de estas plataformas, se han generado cambios en las conductas y la dinámica de las relaciones interpersonales de los adolescentes y jóvenes (García y Millán, 2012), y si bien es cierto que los adolescentes obtienen una serie de beneficios al ser usuarios de las redes sociales, debido a que éstas conforman espacios abiertos de comunicación e intercambio social, que facilitan a los jóvenes el relacionarse con sus pares y desarrollar un sentido de pertenencia; éstos aún cuentan con una madurez bastante incipiente para afrontar los diversos tipos de información y peligros que se pueden encontrar en la red (Cruz, 2016). De esta manera, existe la posibilidad de que el adolescente desarrolle tanto estrategias adaptativas como desadaptativas en el manejo de las redes sociales, que a su vez favorezcan o dificulten la construcción de su identidad (Arab y Díaz, 2015).

 

En ese sentido, en la actualidad, las redes sociales se están configurando como referentes mediante los cuales los jóvenes construyen la forma en que se perciben, sienten y actúan acerca sí mismos, lo cual estará estrechamente relacionado con las percepciones que desarrollen de su esquema corporal.

2.- Siempre se habla mucho del impacto, tanto positivo como negativo del uso de redes, pero ¿por qué una investigación así sería relevante?

La globalización y la tercera revolución tecnológica trajeron consigo grandes cambios para la humanidad, cambios que facilitan el estilo de vida y que ayudan a sustentar las necesidades de una sociedad. Uno de estos grandes cambios fue la masificación en el acceso a internet y a las plataformas sociales, un nuevo fenómeno, que se implementaría en la sociedad humana como medio, principalmente, de entretenimiento. Con el pasar de los años tal fue su magnitud e influencia que llegó a tener repercusiones en la vida de los seres humanos, al punto de alterar su comportamiento y poner mayor énfasis en aspectos estéticos.

 

Las investigaciones demuestran que cuanto mayor es la exposición de las jóvenes a contenidos de moda a través de Internet y a ciertos programas de televisión, también es mayor la posibilidad de que las niñas desarrollen anorexia nerviosa y otros trastornos alimenticios (Lozano 2012). Asimismo, un estudio realizado por Döring, Reif y Poeschl (2016), llegó a concluir que los selfies en Instagram estaban más estandarizados que los anuncios de revistas; y mientras que los hombres se centran en los músculos, las mujeres exhiben sexualización, auto-objetivación y subordinación. Según un estudio realizado por Mabe, Forney y Keel (2014), aquellas mujeres que pasan más tiempo usando Facebook muestran más comportamientos centrados en la mejora de la apariencia. Estas mujeres se mostraron más propensas a dar importancia a la recepción de comentarios y «likes», y tendían a subir con mayor frecuencia fotos de sí mismas, y a comparar sus imágenes con las de sus amigos. Además, estos autores hallaron que 20 minutos de uso de Facebook favorecían el mantenimiento de las preocupaciones acerca del peso y la forma corporal, en comparación con un grupo control.

 

En las investigaciones presentadas, se puede observar claramente que las redes sociales influyen en el comportamiento del individuo, ya que está constantemente expuesto a la comparación social. Siendo la población joven y adolescente la que más está familiarizada con todo el contexto virtual, pueden ser más susceptibles y tienden a seguir lo que es más aceptado o más “popular”, sin medir los riesgos o consideraciones éticas de lo que abarquen dichas tendencias.

 

Hay una preocupación masiva por ser un personaje con presencia en las redes, sin embargo, no se considera que existe un gran peligro en el mundo virtual, en el cual todavía faltan mecanismos de regulación, sanción y exposición para protección de la comunidad usuaria, en especial de los menores de edad.

3.-La relación entre la noción de la imagen corporal y las redes sociales

A.-Imagen corporal

La imagen corporal puede comprenderse como un constructo que abarca la percepción que un individuo tiene de su propio cuerpo y de cada una de sus partes, así como las actitudes, pensamientos, valoraciones y conductas que surgen a partir de la representación mental que construye de éste (Fehrman et al., 2016).

 

Nos encontramos, entonces, frente a un concepto multifacético y de compleja naturaleza, del cual se destacan ciertas características esenciales: 1) la imagen corporal tiene una interrelación con la autoconciencia, es decir, la manera en que el sujeto percibe su propio esquema corporal está estrechamente relacionado con la forma en que se percibe a sí mismo; 2) está determinada socialmente, puesto que, desde el nacimiento del sujeto, éste está expuesto a diversos factores sociales que influyen en la autopercepción de su cuerpo; 3) es un constructo dinámico, cuya percepción fluctúa a lo largo del ciclo vital, en base a las experiencias personales e las influencias de su entorno social; 4) impacta en el procesamiento de la información, lo cual quiere decir que, la forma en la que el individuo experimenta su propio cuerpo, influye en los significados que construye acerca del mundo que lo rodea; y 5) orienta el comportamiento, los hábitos y las prácticas que realizará la persona, a raíz del sentir y pensar actual acerca de su propio cuerpo (Pruzinsky y Cash, 1990, como se citó en Ayelo y Marijuán, 2016, pp. 28-29).

 

De esta manera, la imagen corporal es también considerada en la literatura como un constructo multidimensional, compuesta así por tres dimensiones básicas: dimensión perceptual, dimensión cognitiva-afectiva y dimensión conductual. En primer lugar, los aspectos perceptivos, los cuales, tal como su nombre hace referencia, involucran la precisión con la que se percibe el tamaño, el peso y la forma del cuerpo, ya sea en su totalidad o según cada una de sus partes. En segundo lugar, los aspectos cognitivo-afectivos involucran tanto las ideas y creencias, así como las emociones y sentimientos, asociados a la percepción de la propia imagen corporal. En este sentido, los individuos pueden experimentar pensamientos de aceptación, o desestimación y rechazo; así como emociones de satisfacción o insatisfacción, placer o disgusto, con respecto a la forma en que perciben su esquema corporal. Y, en tercer lugar, los aspectos conductuales hacen alusión a los comportamientos que surgen a raíz de los pensamientos y emociones asociados a la percepción de la propia imagen corporal, los cuales pueden incluir hábitos de retraimiento, camuflaje, rituales y otros actos de compensación (Salaberria, Rodríguez y Cruz, 2007, como se citó en González, 2013, p. 32).

 

Es importante comprender que la imagen corporal es una experiencia esencialmente subjetiva y personal, ya que, bajo esta premisa, la percepción que cada individuo tenga acerca de su cuerpo, no necesariamente será coherente con su apariencia física real. En este sentido, la insatisfacción corporal hace referencia al estado de disconformidad que tiene un individuo con su respecto a su propio cuerpo, ya sea en su totalidad o con alguna parte específica, apoyado principalmente en el contraste realizado con los modelos de belleza socialmente estereotipados (Garner, 1998, como se citó en Medina y Horna, 2016, p. 8).

 

En consecuencia, las personas que perciben de forma insatisfactoria su imagen corporal, pueden sostener conductas poco saludables como el empleo de métodos de control de masa corporal, dietas estrictas y restrictivas, así como la puesta en práctica de arduos programas de ejercicio físico. Del mismo modo, pueden experimentar consecuencias y complicaciones en la salud, a nivel físico y mental, tales como la baja autoestima, la depresión, y una mayor predisposición a desarrollar trastornos de conducta alimentaria, evidenciándose esto de forma particularmente acentuada en mujeres, adolescentes y jóvenes, debido a la gran presión a la que están expuestas por la imposición de un modelo físico de delgadez extrema (Caldera-Montes et al., 2019).

 

De esta forma, la imagen corporal viene a ser un atributo único y subjetivo, propio de seres con una naturaleza biopsicosocial, lo cual implica que la construcción que cada individuo realice acerca de su aspecto físico, se dará en un marco de interacción constante con factores tanto internos como externos a la persona.

 

En adición, la personalidad es otra característica que puede contribuir en la configuración de la imagen corporal, pues se ha encontrado que las personas con un elevado neuroticismo suelen tener mayor insatisfacción con la imagen corporal, ya que sus rasgos determinan en ellas una tendencia a la susceptibilidad psicológica y trastornos de percepción; asimismo, las personas con bajos niveles de amabilidad, que suelen tener una alta tendencia a la comparación social, ser competitivos, irritables, egoístas y críticos, registran también un alto nivel de insatisfacción en la percepción de la propia imagen corporal (Caldera-Montes et al., 2019).

 

Por otro lado, se sabe que los parámetros del ideal de belleza física se construyen por el grupo sociocultural inmediato del individuo, dentro del cual el sistema familiar de éste es el responsable de transmitir estos patrones culturales y de recrear la forma de concebir el cuerpo y la estética, así como las maneras aceptadas de sentir y actuar con respecto a éste (Pérez Gil y Romero, 2018). De esta forma, la familia viene a ser un determinante social que influye en la percepción de la imagen corporal, evidenciándose en varios estudios que los comentarios de los padres hacia sus hijos son un predictor del surgimiento de problemas relacionados a la insatisfacción con la propia imagen corporal, así como de trastornos de conducta alimentaria

redes sociales e imgaen corporal psicologia autodidacta

B.-Redes sociales

En la actualidad, las redes sociales se están configurando como el medio en el que se dan los procesos de interacción y socialización entre los adolescentes, siendo herramientas de comunicación de fácil acceso, mediante las cuales “pueden estar conectados mediante el teléfono móvil a todas horas, participar en conversaciones con personas de cualquier parte del mundo, pertenecer a comunidades virtuales y miles de posibilidades que ofrecen a día de hoy” (Cruz, 2016, p. 33). Así, las redes pueden comprenderse como espacios en los que diferentes usuarios se relacionan, comunican, y comparten contenido, dentro y entre las diversas comunidades digitales (Ontsi, 2011).

 

 

Dentro del gran espectro de redes sociales, la más utilizada por los jóvenes hoy en día es Instagram, que cuenta con más de 800 millones de usuarios activos mensuales (Kemp, 2018). Actualmente, esta red permite compartir fotos y vídeos, plasmando contenido de diferentes momentos que se consideren importantes para los usuarios. Además, permite utilizar herramientas como la aplicación de filtros y la edición de las fotografías, añadir las locaciones y los tags en lo que uno desea. Aparte, se puede seguir a otros personajes que se consideren del interés de los cibernautas y tener seguidores, lo que contribuye a que se reciba comentarios de otros usuarios teniendo la opción de poner “me gusta” y viceversa (Casado-Riera y Carbonell, 2018).

 

De acuerdo a un estudio de Lee et al (2015) se encontró que hay motivaciones en el uso de Instagram, en especial expresar su identidad, porque se utiliza esta plataforma para mostrarse ante la sociedad por medio de fotos como es su forma de ser, el estilo de vida que uno lleva, los gustos e intereses que tiene una persona. Esto hace alusión a una forma de sí mismo de presentarse ante los demás, en particular en los jóvenes. Además, buscan relacionarse con otros manteniendo la interacción por los intereses similares como seguir a ciertas celebridades o personajes que tienen relevancia y otros lo utilizan para relajarse o evitar ciertos problemas que le aquejan mirando las publicaciones de otros (Lee et al., 2015).

 

Asimismo, los adolescentes buscan en mayor medida confirmar su identidad a través de esta plataforma mediante la creación de su perfil, las publicaciones que realiza, la expresión que utiliza, lo que quiere aparentar de su imagen (Gordon, 2017), ya que es en esta etapa en el que cobra mayor relevancia el aspecto físico y la estructura mental de su imagen corporal de como ellos mismos se ven ya sea por el tamaño o la forma de su cuerpo u otros aspectos que toman en cuenta (García, 2004). Por lo que resulta que en cierta medida los chicos tengan mayor valoración a su imagen corporal por la preocupación a las críticas de los demás sobre todo a sus grupos de pares, pues son personas significativas y esto les genera cierta insatisfacción (Gordon, 2017).

 

Así, en un estudio realizado por Cortez et al. (2016) encontró que en cierta medida los adolescentes tienen sentimientos encontrados tanto positivos como negativos por su cuerpo, porque por un lado tiende a sentir bien, pero por el otro lado hay no se sienten conformes, pues quieren cambiar algo de sí mismos, la mayoría aspectos que tienen que ver con el físico: “mi cuerpo”; “un poco las piernas”; “mi peso”; “el físico”; “el pecho”; “la altura”; “unos brazos más fuertes”; “en general algo de cada parte” (Gordon, 2017), pues expresan que desean cambiar para poder sentirse mejor, esto se debe a que en la mayoría de los casos siguen a personas que muestran a través de sus redes cierta perfección en sus cuerpos y, también por el entorno que en el que viven, pues al ser muy crítico los chicos encuentran cierta insatisfacción y quieren seguir lo que los otros mencionan para agradarles (Cortez et al., 2016)

 

Cabe resaltar que cada vez el acceso a internet se da a más temprana edad y es debido a la exposición constante a la que se encuentran estas nuevas generaciones. Los dispositivos electrónicos en la actualidad están presentes en todos los ámbitos de la sociedad, los puedes encontrar tanto en tu propia casa, como en una estación de tren al otro lado de la ciudad, la escuela, restaurantes, municipio, etc. Por lo que aprender a utilizarlos es una necesidad que afrontan los niños durante todo su desarrollo, permitiendo de esta manera que, una vez llegada la adolescencia, puedan tener noción y dominio de una gran variedad de dispositivos tecnológicos.

 

Es evidente que el uso implicado en las redes cibernéticas está relacionado con el incremento de dispositivos electrónicos que hay en el mercado y cómo estos están partícipes en la vida cotidiana. Las nuevas generaciones, las cuales son las más inmersas en el mundo de las redes sociales, tienden a usarlas con mayor frecuencia, e incluso se ha generado una nueva forma de socialización a través de perfiles, chats e imágenes.  Su frecuencia de uso es tal que pudo realizar una transformación en la manera de relacionarse, una cultura visual, que afecta la percepción y construcción de la identidad personal y el sentido del yo (Svensson y Russmann, 2017), debido a que uno escoge selectivamente lo que quiere mostrar y seguir en estas plataformas. De esta manera se puede apreciar que puedes encontrar material con el cual te sientes identificado en las redes y material con el cual no estás de acuerdo. Lo cual nos guía hacia otra de las funciones características y motivo de uso de las redes y es que funciona como herramienta de difusión de mayor alcance, por lo que los menores y jóvenes han hecho ostensible históricamente la necesidad de expresarse y de participar en sociedad encontrando en las redes sociales la posibilidad de manifestar sus preocupaciones, pensamientos, sentimientos e intereses (Herrero-Diz, Ramos-Serrano y Nó, 2016).

 

Referencias:

Aguirre-Loaiza, H., Reyes, S., Ramos-Bermúdez, S., Bedoya, D., y Franco, A. (2017). Relación entre imagen corporal, dimensiones corporales y ejercicio físico en usuarios de gimnasios. Revista Iberoamericana de Psicología del Ejercicio y el Deporte, 12 (1), 149-156. Recuperado de http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=311148817015

 

Arab, E., y Díaz, A. (2015). Impacto de las redes sociales e internet en la adolescencia: aspectos positivos y negativos. Revista Médica Clínica Las Condes, 26 (1). Recuperado de https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0716864015000048#bib0005

 

Ayelo, S. y Marijuán, M. (2016). El cuerpo como espejo del self. La Imagen Corporal, Concepto Central en Danza Movimiento Terapia (tesis de maestría). Universidad Autónoma de Barcelona, España. Recuperado de https://www.recercat.cat/bitstream/handle/2072/266071/sandra_ayelo_maria_marijuan_tfm.pdf?sequence=1

 

Caldera-Montes, J., Reynoso-González, O., Nuño-Camarena, D., Caldera-Zamora, I., Pérez-Púlido, I., y Gómez-Álvarez, C. (2019). Insatisfacción con la imagen corporal y personalidad en estudiantes de bachillerato de la región Altos Sur de Jalisco, México. Duazary, 16(1), 93 – 103. doi:10.21676/2389783X.2534

 

Cantor Silva, M., Pérez Suárez, E., y Carrillo Sierra, S. (2018). REDES SOCIALES E IDENTIDAD SOCIAL. Aibi Revista De Investigación, Administración E Ingeniería, 6(1), 75-83. Recuperado a partir de https://revistas.udes.edu.co/aibi/article/view/477

 

Casado, C., y Carbonell, X. (2018). La influencia de la personalidad en el uso de Instagram. Aloma, 36 (2). Recuperado de: http://hdl.handle.net/2072/338222

 

ComScore. (2018). Estado de Social Media en América Latina 2018. [diapositivas de PowerPoint]. Recuperado de https://www.comscore.com/lat/Prensa-y-Eventos/Presentaciones-y-libros-blancos/2018/Estado-de-Social-Media-en-America-Latina-2018

 

Cortez, D., Gallegos, M., Jiménez, T., Martínez, P., Saraviaa, S., Cruzat-Mandichb, C., … y Arancibiac, M. (2016). Influencia de factores socioculturales en la imagen corporal desde la perspectiva de mujeres adolescentes. Revista Mexicana de Trastornos Alimentarios, 7(2), 116-124. https://doi.org/10.1016/j.rmta.2016.05.001

 

Corral, M. (2014). La adicción al teléfono móvil. A tu salud, 3 (85), pp. 3-8

 

Cruz, L. (2016). Adolescentes y redes sociales en la era digital. Recuperado de http://dspace.uib.es/xmlui/bitstream/handle/11201/3808/Cruz_Diana_Laura.pdf?sequence=1&isAllowed=y

 

Fehrman, P., Delgado, C., Fuentes, J., Hidalgo, A., Quintana, C., Yunge, W., Fernández, E., y Durán, S. (2016). Asociación entre autopercepción de imagen corporal y patrones alimentarios en estudiantes de Nutrición y Dietética. Nutrición Hospitalaria, 33(3), 649-654. https://dx.doi.org/10.20960/nh.274

 

García Galera, M. C., y Fernández Muñoz, C. (2016). Si lo vives, lo compartes: Cómo se comunican los jóvenes en un mundo digital. Madrid: Fundación Telefónica. Recuperado de: https:// goo.gl/JPJuJ5

 

García. I. (2004). Trastornos de la conducta alimentaria en adolescentes de ambos sexos con y sin diabetes mellitus tipo 1. Universidad Autònoma de Barcelona, España.

 

García-Ruiz, R., Ruiz, R. G., y Gómez, Á. H. (2018). Redes sociales y estudiantes: motivos de uso y gratificaciones. Evidencias para el aprendizaje. Aula abierta, 47(3), 291-298. doi: : https://doi.org/10.17811/rifie.47.3.2018.291-298

 

Gathegi, J. N. (2014). Social media networking literacy: rebalancing sharing, privacy, and legal observance. In European Conference on Information Literacy, 101-108. Recuperado de: https://goo.gl/ESQJnq

 

Gordon, S. (2017). Gestión de la autoimagen en las redes sociales online: estudio piloto con adolescentes. Universidad de Valladolid, España.

 

Hernández Carrera, R. (2014). La investigación cualitativa a través de entrevistas: Su análisis mediante la teoría fundamentada. Cuestiones Pedagógicas, 23, 187-210. Recuperado de http://institucional.us.es/revistas/cuestiones/23/Mis_5.pdf

Hernández Sampieri, R., y Mendoza Torres, C. P. (2018). Metodología de la investigación: Las rutas cuantitativa, cualitativa y mixta (Primerán. ed.). México D. F: McGraw-Hill.

 

Herrero-Diz, P., Ramos-Serrano, M., y Nó, J. (2016). Los menores como usuarios creadores en la era digital: del prosumer al creador colaborativo. Revisión teórica 1972-2016. Revista Latina de Comunicación Social, (71), 1301-1322. http://dx.doi. org/10.4185/RLCS-2016-1147

 

Lee, E., Lee, J. A., Moon, J. H., y Sung, Y. (2015). Pictures speak louder than words: Motivations for using Instagram. Cyberpsychology, Behavior, and Social Networking, 18(9), 552-556. Recuperado de: https://doi.org/10.1089/cyber.2015.0157

 

Lozano, Z.B. (2019). La familia y las redes sociales en los trastornos alimenticios en adolescentes de la época contemporánea. In Crescendo, [S.l.], v. 3, n. 2, p. 307-320, dic. 2012. ISSN 2307-5260. https://doi.org/10.21895/incres.2012.v3n2.11

 

Marengo, D., Longobardi, C., Fabris, M., Settani, M. (2018). Highly-Visual Social Media and Internalizing Symptoms in Adolescence: the Mediating Role of Body image concerns. Computer in Human Behavior, 82,63-69. Recuperado de https://psycnet.apa.org/record/2018-05653-007

 

Medina, J., y Horna, J. (2016). Insatisfacción de imagen corporal y violencia en el enamoramiento en estudiantes universitarios (tesis de pregrado). Universidad Católica de Santa María, Perú. Escuela profesional de Psicología. Recuperado de http://tesis.ucsm.edu.pe/repositorio/handle/UCSM/5456

 

Medrano, J. L. J., Rosales, F. L., y Loving, R. D. (2017). Conducta adictiva a las redes sociales y su relación con el uso problemático del móvil. Acta de investigación psicológica, 7(3), 2832-2838.

 

Papalia, D., Feldman, R., Martorell, G. (2012). Desarrollo humano. (12a ed. Edición). México D.F: Mc Graw Hill.

 

Pérez Gil, S., y Romero, G. (2018). Imagen corporal y representaciones alimentarias en mujeres de trece comunidades rurales mexicanas. Población y Salud en Mesoamérica, 15 (2), 1-28. http://dx.doi.org/10.15517/psm.v15i2.31634

 

Plúa Suárez, Paola Solange (2018). Construcción de identidad relacionada a estilos de vida en la red social Instagram. Caso Influencers vida saludable categoría Cultura CrossFit (tesis de maestría). Universidad Casa Grande, Guayaquil. Recuperado de http://dspace.casagrande.edu.ec:8080/handle/ucasagrande/1384

 

Ruano, L., Congote, E., y Torres, A. (2016). Communication and interaction by the use of technological devices and virtual social media in university students. RISTI – Revista Ibérica de Sistemas e Tecnologias de Informação, (19), 15-31. https://dx.doi.org/10.17013/risti.19.15-31

 

 

Saffon, S. y Saldarriaga, L. (2014). La internalización del ideal de delgadez: Factor de riesgo de alteraciones de la imagen corporal y los hábitos de alimentación, generado por la influencia de pares. Revista de Psicología Universidad de Antioquia, 6 (1),75-90.

 

Salazar-Duque, B. (2015). Percepción de la imagen corporal en Embera Chamí: dimensiones corporales. Jangwa Pana, 14, 34 – 45. Recuperado de http://revistas.unimagdalena.edu.co/index.php/jangwapana/article/view/1564/1003

 

Svensson, J., y Russmann, U. (2017). Introduction to visual communication in the age of social media: Conceptual, theoretical and methodological challenges. Media and Communication, 5(4), 1-5. http://dx.doi.org/10.17645/mac.v5i4.1263

 

Urista, M. A., Dong, Q., y Day, K. D. (2009). Explaining why young adults use myspace and facebook through uses and gratifications theory. Human Communication, 12(2), 215- 229. Recuperado de: https://goo.gl/f8pPHu

Vizcarra, E. (2018). (16 de febrero de 2018). Perú en Redes Sociales 2018 (Parte I). La República. Recuperado de https://larepublica.pe

Las migraciones desde el punto de vista de niños y niñas

Las migraciones desde el punto de vista de niños y niñas

migraciones desde el punto de vista de niños y niñas

1.-Introducción:

Desde los inicios de la humanidad, la migración ha estado presente como un proceso fundamental que ha permitido un mejor desenvolvimiento del ser humano, siendo siempre necesario cierto nivel de adaptabilidad por parte de éste. Dicho fenómeno “implica un traslado de un lugar a otro, este movimiento puede darse al interior de los países como también fuera de ellos, es decir, de país a país” (Coronel, 2017, p. 57). Según Guidi (2015), la migración es un proceso no excluyente e histórico que ha ido en considerable aumento durante los últimos años tanto la migración internacional como la que se da en el interior de los países a nivel mundial.

 

Asimismo, se tiene que un proceso migratorio se lleva a cabo a través de dos procesos diferenciados: el formal, en el que la persona tiene acceso al mercado laboral, a los derechos civiles y asistencia médica; y el informal, aquellos que carecen de documentación y que pueden ser objeto de expulsión. Además, existen dos tipos de factores generadores de procesos migratorios: los denominados de expulsión o “Push Factors” y los de atracción o “Pull Factors”. Los primeros hacen referencia a las causas negativas sobre el lugar de origen que llevan a la persona a abandonar su hogar para encontrar mejores condiciones de vida. Estos pueden ser inestabilidad económica, fenómenos naturales, persecución, entre otros. Por otro lado, los segundos incluyen aquellos alicientes que conducen a la persona a ir a vivir a un nuevo lugar, tales como mejores salarios, un sistema educativo y de salud de calidad, paz, tierras, etc.

 

Las sociólogas Lourdes Gaitán (2006) e Iskra Pavez (2009; 2010; 2011 y 2013) abordan la problemática de la poca relevancia que se le otorga a la opinión del infante respecto a migrar a un lugar totalmente diferente, siendo Gaitán (2006) quien elabora un nuevo modelo sociológico de la infancia en la que se establece una nueva perspectiva respecto del grado de participación de los niños en los procesos decisorios de las migraciones, siendo denominado“actor social”con la intención de dejar de lado la perspectiva adultocéntrica tan extendida hasta el momento. Ambas investigadoras se han centrado en la población infantil como objeto de estudio en el contexto migratorio de América Latina e Europa, haciendo énfasis en  las dificultades que normalmente surgen durante el proceso de adaptación y los diversos prejuicios y estereotipos que se les atribuye a los infantes que migran, así como los efectos que éstos tienen sobre sus personalidades. Por otro lado, respecto de los recursos psicológicos de este grupo de personas, Guzmán, González, y Rivera (2014) concluyen que los niños migrantes no poseen un grado de conocimiento adecuado acerca de los peligros inherentes a  migrar y que llegan a desarrollar de manera efectiva sus recursos afectivos y mayor grado de madurez y responsabilidad frente a otros niños que no han atravesado por  un proceso migratorio. De igual manera, es importante resaltar que los estudios expuestos anteriormente no han sido enfocados en el contexto peruano, puesto que su objeto de estudio fueron  las poblaciones de países como México, Chile y Ecuador migrantes a países de Europa, principalmente España, siendo únicamente la investigación de Pavez (2010) la única encontrada en la que se trabajó con una población de niñas de origen peruano migrantes de Barcelona.

 

Por tanto, se tiene que en la actualidad no sólo migran personas adultas sino familias enteras. Es por eso que surge un nuevo tema de interés: los niños y niñas migrantes (NNM) (Guidi, 2015). Muchos de éstos suelen migrar solos y, en ocasiones con sus familias pero en la mayoría de ambos casos, sus opiniones no son tomadas en cuenta a la hora en que el grupo familiar toma la decisión de migrar.

2.-Los niños dentro del proceso migratorio: características evolutivas, expectativas, experiencias infantiles y fuentes de apoyo durante el proceso de adaptación al nuevo hogar

Los niños dentro del proceso migratorio: características evolutivas, expectativas, experiencias infantiles y fuentes de apoyo durante el proceso de adaptación al nuevo hogar

El fenómeno migratorio data desde la época prehispánica habiendo sido motivado por diversos factores dependiendo del contexto social, político e histórico en el que ha llevado a cabo. Sin embargo, es en el siglo XX que llega adquirir especial fuerza y relevancia (Maguiña, 2016) debido a que las oleadas migratorias de provincia a la capital en esta época comenzaron a reorganizar la estructura social del Perú; al punto que diversos historiadores peruanos han señalado a la década de 1940 como un periodo en el cual se evidencia la presencia de una ingente masa migratoria conformada principalmente por habitantes de los andes peruanos hacia la capital en la búsqueda de mejores condiciones de vida (cuidado de la salud, educación, mejores oportunidades de trabajo) de las cuales carecían en sus lugares de origen (Górska, 2016). Según Maguiña (2016), en el año 1940 aproximadamente el  36% de la población de Lima-Callao era foránea de modo que la capital peruana contaba con aproximadamente 400 000 migrantes, los cuales provenían de diversas zonas del interior del país. Sin embargo, es en la década de 1950 en la que se puede apreciar con más intensidad el fenómeno migratorio de provincia hacia la capital peruana debido al creciente proceso de urbanización que se estaba llevando a cabo en el Perú.

 

En el interior de un grupo familiar el tomar la decisión de migrar del lugar de origen viene dado por lo general, mediante la decisión conjunta de sus integrantes, puesto que no se puede olvidar que el hecho de participar en un proceso migratorio implica la asunción de una serie de cambios tanto para la vida familiar como para la experiencia individual de cada uno de sus miembros. Sin embargo, según la socióloga Lourdes Gaitán (2008), el grupo social conformado por los niños, niñas y adolescentes migrantes no cuentan con herramientas efectivas de participación dentro de las decisiones migratorias (como se citó en Pavez, 2009, p. 274), en otras palabras, el punto de vista de los integrantes infantiles dentro de las familias con respecto a la decisión de migrar como grupo resulta en la mayoría de los casos, escasamente considerado. Asimismo, cabe resaltar que para esta misma autora, la figura del niño resulta sumamente importante dentro del marco social, al punto de llegar a definirla como una parte importante de la estructura de la sociedad al punto que los niños son definidos como “actores sociales” (Gaitán 2008 como se citó en Pavez, 2009, p. 274), es decir,  que son agentes potencialmente capaces de influir en los fenómenos sociales y no de simplemente tener el papel de observadores o testigos de éstos.

3.-Efectos de la Migración en Niños y Niñas

efectos de la migración en niños psicologia autodidacta

La migración, desde el punto de vista de Mazurek (2009), siempre ha tenido un impacto psicológico en todas las personas que la viven. Pueden experimentar miedo, soledad, nostalgia, inseguridad, timidez, etc; diversos aspectos que influyen en el proceso de aculturación que resultan totalmente distintos en cada persona y que repercuten en sus relaciones interpersonales y su forma de adaptarse y vivir en el nuevo contexto (como se citó en Coronel, 2013, p. 61).

 

Asimismo, Franz Coronel (2013) menciona que a raíz de un proceso migratorio se dan cambios muy importantes a nivel psicológico y social, ya que el desenvolvimiento y la forma de relacionarse con las personas naturales del lugar de destino es distinto al que se tiene con aquellas en el lugar de origen. Estos cambios no distinguen edad pues, todos aquellos que migran lo experimentan.

Ahora bien, los comportamientos de los migrantes siguen determinados valores en base a su desarrollo histórico – cultural que pueden ser congruentes o no con los valores de la nueva comunidad y, al ser la personalidad un rasgo adquirido por el sujeto en base a su interacción con la naturaleza y la sociedad, esta puede variar debido a las nuevas demandas del ambiente. Por ejemplo, una persona segura de sí misma puede encontrarse en un ambiente en el que sus recursos psicológicos no resulten  suficientes y esto provoque inseguridad en ella y por ende introversión.

Este autor menciona que, de no darse un buen proceso de aculturación, se generan crisis manifestadas en estados de confusión, incapacidad y desorganización. Además, este proceso implica que la persona realice cambios en sus hábitos de vida, su lengua (en algunos casos), costumbres y alimentación. Por tanto, una persona que no tenga una personalidad segura de sí misma puede verse afectada por la discriminación, la xenofobia y la distinción de clase.

Según Guzmán, González, y Rivera (2014), el ser humano está predispuesto a adaptarse a nuevos contextos sociales pero no siempre lo consigue de forma exitosa. Menciona que el proceso de adaptación depende de cada uno y de la personalidad que este tenga, razones por las que migra, apoyo que le brinda la nueva sociedad y que tan bien integrada este su identidad cultural.

Una gran fuente de adaptación de la persona son los recursos psicológicos que presenta. Estos dan poder a la persona para solucionar situaciones percibidas como amenazadoras o estresantes; algunos son adquiridos de forma genética y otros desarrollados mediante las experiencias de la vida (Guzmán, González y Rivera, 2014). Debido a que los recursos se moldean con el pasar de la vida, el ser humano tiene la posibilidad de “reconsiderar e implementar nuevas estrategias” (Guzmán, González y Rivera, 2014, p. 704)

Estas autoras mencionan un factor que ha tomado gran importancia en como un sujeto sometido a una situación de estrés o adversidad la enfrenta con eficacia: la resiliencia. Por medio de este mecanismo, las personas superan situaciones, “desarrollando nuevos potenciales que dan la pauta de conseguir una vida con calidad” (Guzmán, González y Rivera, 2014, p. 704). Pero no en todos se da este fenómeno.

Guzmán, González y Rivera (2014), realizaron un estudio en México con niños y niñas migrantes en el obtuvieron como resultado que estos sujetos presentaban mayor desarrollo en sus recursos afectivos ya que hablaban sobre sus emociones y sentimientos con mayor facilidad. Descubrieron que estos niños tienen diversas estrategias para manejar sus emociones ante la lejanía de sus familiares,  para autorregularse y para mantener un equilibrio interno. Estos niños al tener un problema recurren a su familia nuclear, se refugian en ellos. “La dedicación y empeño que le prestan a la escuela es una forma de compensar el sacrificio del sujeto migrante” (Guzmán, González y Rivera, 2014, p. 708).

Referencias:

Coronel, F. (2013). Efectos de la migración en el proceso de aprendizaje – enseñanza y su tratamiento desde la escuela. Integra Educativa, (6) 1, 57-77. Recuperado de http://www.scielo.org.bo/pdf/rieiii/v6n1/v6n1a04.pdf

 

Gaitán Muñoz, L. (2006). La nueva sociología de la infancia. Aportaciones de una mirada distinta. Política y Sociedad, 43 (1), 9-26. Recuperado de http://revistas.ucm.es/index.php/POSO/article/viewFile/POSO0606130009A/22625

 

Górska, K. (2016). Todas las sangres- Peruvian Multiculturalism in a migrant settlement of Metropolitan Lima. Ad Americam. Journal of American Studies, (17),79-92. Recuperado dehttps://search.proquest.com/openview/d7571c2332a22a6a6cde25c0aa09adda/1.pdf?pq-origsite=gscholar&cbl=2030182

 

Guidi, A. (2015). Conceptos generales sobre migración y niñez: Un referente para la acción en la protección integral de niños, niñas y adolescentes (1.aed.). Estados Unidos: Procesos Digitales SAS

Guzmán, K., González. B. y Rivera, M. (2014). Recursos psicológicos y percepción de la migración en menores con familiares migrantes. Revista latinoamericana de ciencias sociales niñez y juventud, 13(2), 701-714. Recuperado de http://www.scielo.org.co/pdf/rlcs/v13n2/v13n2a11.pdf

 

Hernández-Sampieri, R.,  Fernández , C., Baptista L. (2014). Metodología de la Investigación..(6aed). México D.F: Mc Graw Hill.

 

Maguiña, E. (2016). Esbozo de las migraciones internas en el siglo XX y primera década del siglo XXI y su relación con los modelos de desarrollo económico en el Perú. Anales Científicos. 77(1). 17-28. Recuperado de http://revistas.lamolina.edu.pe/index.php/acu/article/view/622/pdf_6

 

Papalia, D., Feldman, R., Martorell, G. (2012). Desarrollo humano. ( 12aed. Edición). México D.F: Mc Graw Hill.

 

Pavez, I. (2009). Los niños como actores en los procesos migratorios. Implicaciones de cooperación. Papers (92) 2009, 273-276. Recuperado de https://papers.uab.cat/article/view/v92-pavez/pdf-es

 

Pavez, I. (2011). Migración infantil: rupturas generacionales y de género. Las niñas peruanas en Barcelona y Santiago de Chile. (Tesis doctoral, Universitat Autónoma de Barcelona, España). Recuperado de https://ddd.uab.cat/pub/tesis/2011/hdl_10803_79139/ips1de1.pdf

 

Pavez, I. (2013). Los significados de ser “niño o niña migrante”: Conceptualizaciones desde la infancia peruana en Chile. Polis (35). 2-19. Recuperado de http://sitios.dif.gob.mx/cenddif/wp-content/Archivos/BibliotecaDigital/LosSignificadosDeSerNinoMigrante.pdf?fbclid=IwAR16q1WEJxbhsV4Inonn59YFJ5plGtNTcqEgjg8xpjfEAeEEC2QKgxZ6H4I

Suscríbete y obtén más libros gratuitos, artículos, cursos y recursos para aprender psicología

Suscríbete y obtén más libros gratuitos, artículos, cursos y recursos para aprender psicología

No te preocupes nosotros también odiamos el spam, te prometemos enviarte solo contenido de psicología 

Te has registrado de manera exitosa