fbpx
Abuso sexual en menores

Abuso sexual en menores

[adinserter name=»Block 1″]

Credibilidad del Testimonio en Menores Abusados Sexualmente

Definición de abuso sexual:

  • Contactos e interacciones entre un niño y un adulto cuando el adulto (agresor) usa al niño para estimularse sexualmente él mismo, al niño o a otra persona. El abuso sexual puede ser también cometido por una persona menor de 18 años cuándo esta es significativamente mayor que el niño (víctima) o cuando el agresor está en una posición de poder o control sobre otro
  • Es una relación de posición de poder (el agresor y la víctima)
  • Tiene que tener 2 componentes: una coherencia (situación de poder sobre uno) y una simetría (persona mayor que la víctima aprox 4-5 años mayor)

Criterios de abuso:

  1. Coerción: El agresor utiliza la situación de poder que tiene para interactuar sexualmente con el menor.
  2. Asimetría de edad: El agresor es significativamente mayor que la víctima, no necesariamente mayor de edad
  • Esta asimetría de edad determina muchas otras asimetrías: asimetría anatómica, asimetría en el desarrollo y especificación del deseo sexual (que no se especifica ni se consolida hasta la adolescencia), asimetría de afectos sexuales (el fenómeno de la atracción en prepúberes tiene menos connotaciones sexuales), asimetría en las habilidades sociales, asimetría en la experiencia sexual
  • Ante una diferencia de edad significativa no se garantiza la verdadera libertad de decisión. Esta asimetría representa en sí misma una coerción

abuso infantil que es ?

Leyes:

Art. 172: violación de persona en incapacidad de resistencia

  • Siempre se alega por la condena de mayor años
  • El que tiene acceso carnal con una persona por vía vaginal, anal, bucal o realiza otros actos análogos introduciendo objetos o partes del cuerpo por alguna de las dos primeras vías, conociendo que sufre anomalía psíquica, grave alteración de la conciencia, retardo mental o que se encuentra en incapacidad de resistir, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de 20 ni mayor de 25 años.
  • Cuando el autor comete el delito abusando de su profesión, ciencia u oficio, la pena será privativa de la libertad no menor de 25 ni mayor de 30 años

Art. 173.- Violación  sexual en menor de edad

  • El que tiene acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal o realiza otros actos análogos introduciendo objetos o partes del cuerpo por alguna de las dos primeras vías, con un menor de edad, será reprimido con las siguientes penas privativas de la libertad
  • Si la víctima tiene menos de diez años de edad, la pena será de cadena perpetua.
  • Si la víctima tiene entre diez años de edad y menos de catorce, la pena será no menor de treinta años, ni mayor de treinta y cinco.
  • Si la víctima tiene entre catorce años de edad y menos de dieciocho, la pena será no menor de veinticinco ni mayor de treinta años
  • Si el agente tuviese cualquier posición, cargo o vínculo familiar que le dé particular autoridad sobre la víctima o le impulse a depositar en él su confianza, la pena para los sucesos previstos en los incisos 2 y 3, será de cadena perpetua

173-a: violación sexual de menor de edad seguida de muerte o lesión grave

  • Si los actos previstos en los incisos 2 y 3 del articulo anterior causan la muerte de la víctima o le producen una lesión grave, y el agente pudo prever este resultado o si procedió con crueldad, la pena será de cadena perpetua

176-a: actos contra el pudor en menores de 14 años

  • En que sin propósito de tener acceso carnal regulado en el artículo 170, realiza sobre un menor de 14 años u obliga a éste a efectuar sobre sí mismo tocamientos indebidos en sus partes íntimas o actos libidinosos contrarios al pudor, será reprimido con las siguientes penas privativas de la libertad:
  • Si la víctima tiene menos de 7 años, con pena no menor de 7 ni mayor de 10 años.
  • Si la víctima tiene de 7 a menos de 10 años, con pena no menor de 6 ni mayor de 9 años.
  • Si la víctima tiene de 10 a menos de 14 años, con pena no menor de cinco ni mayor de 8 años.
  • Si la víctima se encuentra en algunas de las condiciones previstas en el último párrafo del artículo 173 o el acto tiene un carácter degradante o produce grave daño en la salud, física o mental de la víctima que el agente pudo preveer, la pena no será menor de 10 ni mayor de 12 años de pena privativa de la libertad

Abuso sexual con contacto físico (Barudy)

  • Incesto: Contacto o relación sexual con pariente de consaguinidad lineal, o por hermano, tío o sobrino
  • Violación: por una persona adulta
  • Vejación sexual: Conducta sexual con un menor, que incorpora estimulación o gratificación de la otra persona

Abuso sexual sin contacto físico (Barudy)

  • Solicitud indecente hacia un menor o seducirlo de manera verbal.
  • Exponer los genitales con un fin determinado.
  • Realizar el acto sexual en la presencia de un menor con un fin.
  • Masturbarse delante de un menor

Explotación sexual

  • Involucrar a menores de edad en conductas sexuales que estén correlacionadas con la pornografía.
  • Promover la prostutución de los menores.
  • Obligar a los menores a ver actividades sexuales.
  • Peticiones sexuales y el voyeurismo
  • Todo niño o niña está en riesgo de sufrir abuso sexual, pero en el caso de menores pertenecientes a determinados colectivos aquél aumenta. Se refiere concretamente a:
  • Niños institucionalizados.
  • Niños con discapacidad física o psíquica.
  • Niños hijos de mujeres jóvenes.
  • Niños en situación de pobreza.
  • Niños que viven en familias desestructuradas9.
  • Niños que viven en familias donde ha habido experiencias previas de abuso.

abuso sexual con contacto fisico, abuso sexual sin contacto fisico, púberes, prepuberes

Conductas sexuales: prepúberes 0-12 años (G.Ryan)

  • Conductas sexuales normales:
  • Conversaciones sobre los genitales o la reproducción con niños de la misma edad.
  • “Enséñame y te enseño” con niños de la misma edad.
  • Jugar a médicos.
  • Masturbación ocasional sin penetración.
  • Comportamientos imitando la seducción.
  • Uso de lisuras dentro de la pandilla o grupo de iguales
  • Conductas que requieren una respuesta de los adultos:
  • Preocupación por los temas sexuales (especialmente por la agresividad sexual).
  • Intentos de exponer a otros los genitales (por ejemplo, bajarle los pantalones a un niño o levantarle la falda a una niña).
  • Conversaciones explícitamente sexuales con otros niños.
  • Grafitis sexuales.
  • Ridiculización sexual de otros niños.
  • Conocimiento sexual precoz.
  • Recurrir en solitario a la pornografía, la exhibición u otro tipo de intereses similares.
  • Preocupación por la masturbación.
  • Masturbación en pareja o en grupo.
  • Simulación de juegos sexuales con muñecas o iguales
  • Conductas que requieren corrección:
  • Conversaciones explícitamente sexuales con niños de edad significativamente mayor.
  • Tocamiento de los genitales de otro sin su permiso.
  • Humillación o degradación de sí mismo o de otros por razones
  • Inducción de miedo o de amenazas.
  • Proposiciones sexuales o amenazas incluso con notas escritas.
  • Repetido acceso a la pornografía, exhibicionismo o similares.
  • Masturbación compulsiva.
  • Masturbación que conlleva penetración anal o vaginal.
  • Simulación de coito con muñecas, perros, animales o otros niños con ropa puesta
[adinserter name=»Block 1″]

Conductas sexuales: Pospúberes (13-18 años) (G.Ryan)

  • Conductas problemáticas siempre requiriendo una intervención profesional:
  • Penetración oral, vaginal o anal de muñecas, niños o animales.
  • Se fuerza la exposición de genitales de otros.
  • Simulación del coito con otros niños desnudos.
  • Cualquier herida genital que no se explique por un accidente casual.
  • Conductas sexuales normales:
  • Conversaciones sexuales explícitas con compañeros.
  • Juegos o bromas con la pandilla o grupo de iguales.
  • Cortejo o flirteo sexual.
  • Masturbación en solitario.
  • Interés en contenidos eróticos.
  • Besos, abrazos o ir de la mano.
  • Comportamientos sexuales explícitos.
  • Masturbación mutua.
  • Coito monógamo estable o seriado
  • Conductas que requieren una respuesta de los adultos:
  • Ansiedad o preocupaciones sexuales que interfieren en el comportamiento diario.
  • Interés por la pornografía.
  • Coitos poligámicos o promiscuidad.
  • Interés por temas o personas agresivamente sexuales.
  • Grafitis sexuales.
  • Humillación de otros por motivos sexuales.
  • Violación del espacio corporal de otro, empujando, tocando.
  • Episodios sueltos de tocamientos, exhibicionismo con compañeros conocidos.
  • Posturas obscenas
  • Conductas que requieren corrección:
  • Masturbación compulsiva, especialmente si es crónica o en público.
  • Degradación o humillación de sí mismo o de otros por razones sexuales.
  • Intento de exposición de los genitales de otro.
  • Interés crónico por la pornografía sádica.
  • Conversaciones sexualmente explícitas con niños mucho más pequeños.
  • Tocamiento de los genitales de otro sin su permiso.
  • Amenazas explícitamente sexuales, verbales o escritas
  • Conductas ilegales definidas por la ley que requieren intervención inmediata:
  • Llamadas obscenas, voyerismo, exhibicionismo, frotamientos.
  • Contactos sexuales con niños significativamente más pequeños.
  • Contactos sexual forzados.
  • Penetraciones sexuales forzadas, violación.
  • Contactos sexuales con animales.
  • Provocación de heridas genitales a otros

Indicadores de sospecha de abuso sexual (Summit)

Edad preescolar:

  • Conductas hipersexualizas y/o autoeróticas
  • Trastornos del sueño
  • Conductas regresivas
  • Enuresis, encopresis
  • Retraimiento social
  • Temores inexplicables ante personas o situaciones determinadas
  • Fenómenos disociativos
  • Comprensión detallada, e inapropiada para la edad, de comportamientos sexuales
  • Permanencia proplongada en la escuela, sin ausentismo

Escolares:

  • Cambios en el rendimiento académico
  • Problemas con figuras de autoridad
  • Mentiras
  • Escaparse del hogar
  • Actos delictivos
  • Coerción sexual hacia otros niños
  • Excesiva sumisión frente al adulto
  • Fobias
  • Quejas somáticas
  • Sobreadaptación, pseudomadurez

Adolescentes:

  • Promiscuidad sexual, prostitución
  • Coerción sexual hacia otros niños
  • Drogadicción
  • Delincuencia
  • Conductas autoagresivas
  • Intentos de suicidio
  • Excesiva inhibición sexual
  • Trastornos disociativos
  • Anorexia, bulimia

Otras:

  • Secretividad
  • Negarse a ir al colegio
  • Evidencia de abuso o molestias sexuales en sus dibujos o juegos
  • Decir o creer que su cuerpo esta sucio o dañado
  • Interés poco usual en evitar todo lo de naturaleza sexual
  • Agresividad rara o poco común
  • Depresión
  • Automutilación
  • Baja autoestima
  • Odio a su propio cuerpo
  • Masturbación compulsiva

indicadores de sospecha de abuso infantil

Indicadores físicos (Le Boeuf)

  • Dificultad para caminar y sentarse
  • Ropa interior rasgada o manchada
  • Se queja de dolor o picor en la zona
  • Contusiones o sangrado en los genitales externos, zona vaginal o anal
  • Enfermedad venérea
  • Tiene la cervix o la vulva hinchados
  • Semen en la boca, genitales o la ropa
  • Embarazo

Conducta del cuidador (Le Boeuf)

  • Extremadamente protector o celoso del niño
  • Alienta al niño a implicarse en actos sexuales, prostitución en presencia del abusador
  • Sufrió abuso sexual en su infancia
  • Experimenta dificultades en su matrimonio
  • Abuso de drogas o alcohol
  • Está frecuentemente ausente del hogar

Modelo para el estudio del abuso sexual

De entre todos los modelos etiológicos (que investigan las causas) del abuso sexual infantil, el más aceptado es el modelo elaborado por Finkelhor y Krugman, en el que se describen las cuatro condiciones para que el abuso se produzca:

  • Relacionada con la motivación del agresor para cometer el abuso. En este sentido, los estudios establecen distintas categorías de motivaciones en los agresores sexuales, cada uno de los cuales desarrolla un ”modus operandi” diferente (ver apartado de tratamiento de agresores sexuales):
  • Por una parafilia sexual.
  • Por repetición transgeneracional de experiencias previas de abuso en la infancia.
  • Por un componente psicopático de personalidad.
  • Por trastorno de control de los impulsos.
  • Pedófilo exclusivo, por fijación obsesiva con un objeto sexualizado
  • Relacionada con la habilidad del agresor para superar sus propias inhibiciones y miedos, recurriendo para ello al alcohol y las drogas
  • Por la que se vencen las inhibiciones externas o los factores de protección del niño
  • Que le permite vencer la resistencia del niño, para lo que se recurre al uso de la violencia, de la amenaza, del engaño y de la manipulación. En este punto, hay menores especialmente vulnerables como los niños con discapacidades, puesto que en algunos casos su capacidad para oponer resistencia se ve seriamente mermada o como el caso de los menores de tres años

Problemas comunes de detección:

  • Incesto
  • Cultura del silencio
  • Reprochable ante la sociedad
  • Otras

Mitos: Félix López y Amaia del Campo

  • Los abusos sexuales sólo los sufren las niñas.
  • Hoy en día se dan más casos de abuso sexual que en el pasado.
  • Quienes cometen abusos sexuales son enfermos psiquiátricos.
  • Los abusos sexuales no se dan en todo tipo de situaciones sociales.
  • Los niños y niñas en este caso no dicen la verdad.
  • Los niños y niñas son responsables del abuso sexual
  • Los niños y niñas a veces pueden evitar el abuso sexual.
  • Si el abuso tuviese lugar sobre un menor de mi entorno cercano, yo lo detectaría.
  • Cuando se da un abuso sexual sobre un niño o niña, su familia lo denuncia.
  • Los agresores sexuales son casi siempre desconocidos.
  • Los efectos de un abuso sexual son casi siempre muy graves.
  • Los abusos sexuales siempre van acompañados de violencia física.
  • Los abusos sexuales son poco frecuentes.

Patrocinadores

 

despierta tu maximo potencial en 7 dias icoach sistema para vender coaching online

Referencias

http://copmelilla.org/descargas/pdf/guiebuenaspracticasymaltratoinfantil.pdf

http://www.scielo.org.co/pdf/dpp/v6n2/v6n2a13.pdf

https://www.researchgate.net/publication/283389709_Maltrato_infantil_normatividad_y_psicologia_forense

https://www.aacap.org/AACAP/Families_and_Youth/Facts_for_Families/FFF-Spanish/El-Abuso-Sexual-a-los-Ninos-009.aspx

https://www.unicef.org/spanish/protection/57929_58006.html

https://medlineplus.gov/spanish/childsexualabuse.html

https://www.savethechildren.es/actualidad/como-son-los-abusos-sexuales-menores

Libros sobre abuso sexual infantil (Da clic sobre los libros y enterate de más)

Una introducción a la psicología forense

Una introducción a la psicología forense

introducción a la psicología forense

1.-Introducción

Definición:

 

  • -Rama de la psicología aplicada a la búsqueda, examen y presentación de pruebas psicológicas con propósitos judiciales
  •  
  • -El psicólogo facilita su experiencia al sistema judicial
  •  
  • -Asesoriamiento a los abogados con respecto a la relación con el jurado, las presentaciones probatorias guiadas, el interrogatorio de los testigos, la presentación apropiada de una vía de persuasión
  •  
  • -Aplicación de diversas ramas ligadas al proceso judicial (abogados, testigos, jueces, etc)
  •  

¿Qué es la Psicología Forense?

 

La exploración, evaluación y diagnóstico de las relaciones y pautas de interacción, aspectos de la personalidad, inteligencia, aptitudes y actitudes, así como otros aspectos estudiados por esta ciencia de las personas implicadas en los procesos judiciales de quien se solicite el correspondiente informe psicológico.

 

La psicología forense, al igual que la criminología, se ocupa de estudiar la conducta criminal, su génesis, desarrollo y configuración; centrándose en el estudio de la individualidad criminal y de aquellos factores significativos en la historia personal.

 

  • -Contiene 3 procesos importantes: Exploración, evaluación y diagnóstico
  •  
  • -Se utiliza para designar al perito que emite informes técnicos en diversos campos
  •  
  • -La psicología forense es una rama de la psicología jurídica que, al igual que la psicología criminal, se preocupa por las causas, motivos, normales o patológicos, que conducen a una persona a convertirse en un criminal
  •  
  • -Peritaje forense: no tiene confidencialidad
  •  
  • -No se suele intervenir si eres un perito de parte (persona contratada por un abogado), pero sí en los casos cuando trabajas en cárceles, para ongs, centros de rehabilitación.
  •  
  • -Contiene dos requisitos/ implicancias relevantes: usa la clínica y la rama judicial en su campo

2.-Conocimientos generales

conocimientos generales y especificso en psicologia forense psicologia autodidacta

  • A.-Evaluación:
  •  
  • -Tendrá que conocer la cuestión legal exacta sobre la que tomará su decisión, diseñando una metodología específica valorativa para cada caso. Dominar el sustrato de las cuestiones legales planteadas
  •  
  • B.-Intervención:
  •  
  • -Deberá dominar la estructura de la salud mental y de la legislación sobre la enfermedad mental y conocer de forma experiencial las distintas modalidades terapéuticas. Y técnicas utilizadas en el tratamiento de desórdenes de la personalidad, abuso de sustancias, agresión sexual, entre otros

 

  • C.-Asesoramiento:
  •  
  • -Deberá poseer conocimientos de la ley penal o la jurisdicción en que se desempeñe, de la salud mental, sistema penitenciario y sistema forense
  •  
  • D.-Supervisión:
  •  
  • -El psicólogo tendrá que conocer y dominar los aspectos que definen la psicología forense, y los métodos de enseñanza de los mismos

3.-Conocimientos específicos

  • I.-Bases biológicas de la conducta:
  •  
  • -Necesita de la integración de los conocimientos procedentes de los estudios sobre las bases biológicas, del ajuste personal del entorno, los desórdenes mentales, la reacción al trauma y los comportamientos antisociales. Además de la comprensión de las influencias genéticas, la farmacología constituye un elemento esencial en la planificación de los procesos evaluativos y de intervención en cuestiones forenses
  •  
  • II.-Bases cognitivo-afectivas de la conducta:
  •  
  • -Requiere además conocimientos de los procesos del aprendizaje, memoria, percepción, cognición, pensamiento y motivación humana, así como las capacidades personales y su función con la cuestión legal planteada
  •  
  • III.-Bases sociales de la conducta:
  •  
  • -Referidos a la conducta adaptativa, los procesos de la integración social de socialización
  •  
  • IV.-Bases individuales de la conducta:
  •  
  • -Referido a las bases comportamentales, psicopatología, enfermedad, afectación psicológica, funcionamiento intelectual e historia de aprendizaje

4.-Rol del psicólogo y psiquiatra forense

rol del psicologo forense y psiquiatra forense psicologia autodidacta

Rol del psicólogo forense:

 

  • -Evaluación, investigación y diagnóstico.
  •  
  • -Puede cumplir funciones de tratamiento, consejería, tratamiento penitenciario, intervención preventiva y rehabilitación. Funciones de asesoramiento: asesoramiento, capacitación, consultoría, evaluación e información, mediación, asesoría sobre programas, medidas y tratamientos
  •  
  • -La labor del psicólogo forense, como experto asesor en los procesos legales, es un trabajo clínico y diagnóstico en el que emite su juicio profesional acerca del estado mental de las personas implicadas de alguna manera en el proceso legal pertinente. El informe pericial elaborado por el psicólogo forense constituye un documento escrito en el que este expone sus consideraciones y conclusiones sobre los hechos que han sido objeto de la pericia
  •  

Psiquiatría Forense:

 

  • -Auxilia a la justicia cuando se requiere un conocimiento científico relativo a las enfermedades mentales o aspectos psíquicos de las funciones mentales y su relación con un momento determinado o a lo largo de la vida de una persona

5.-Conceptos básicos

  • -Eximente: Motivo legal para librar de responsabilidad criminal al acusado; p. ej., legítima defensa.
  •  
  • -Atenuante: Motivo legal para disminuirla.
  •  
  • -Agravante: Motivo legal para aumentar la responsabilidad penal del condenado
  •  
  • -Dolo: intención de hacer daño deliberadamente
  •  
  • -Falta: Infracciones a la normal penal que lesionan bienes jurídicos de menor intensidad o la agresión a ellos es mínima. …no es punible la tentativa, no existe complicidad, las penas a imponerse son las restrictivas de derechos y multa
  •  
  • -Delito: Se materializan en infracciones a la ley penal que así los define y que tienen como sustrato de esta tipificación la lesión o puesta en peligro de un bien jurídico
  •  
  • -Teoria del caso: constituye la estrategia, plan o visión que tiene cada parte sobre los hechos que va aprobar, teniendo como elementos fundamentales: las afirmaciones de hechos relevantes, el derecho aplicable y los medios probatorios que sustentan dichas afirmaciones.
  •  
  • -Examen: trata de extraer del testigo, de su experiencia sensorial, toda la información necesaria para establcer nuestra teoría del caso.
  •  
  • -Contraexamen: Lo lleva a cabo el abogado de la parte contraria inmediatamente después que el testigo fue objeto de un interrogatorio directo. Poner a prueba la información
  •  
  • -Principio de legalidad: nadie podrá ser sancionado o penado si es que su comportamiento no se encuentra constituido como un delito o falta en el ordenamiento jurídico al momento de su realización
  •  

-Imputabilidad:

 

  • a.-Imputabilidad = Capacidad de culpabilidad
  •  
  • b.-Es pronunciarse sobre la capacidad de comprensión y especialmente sobre la voluntad de una persona que no tiene una respuesta fácil y nunca exacta desde el punto de vista empírico.

 

  • c.-Imputar: Atribuir una conducta al conocimiento y libre voluntad del agente.
  •  
  • d.-Es capacidad del autor de comprender lo injusto del hecho y de determinar la voluntad conforme a esta comprensión.
  •  
  • e.-Imputable= Culpable= Pena
  •  
  • f.-Inimputable= Eximente Completa= Medida de seguridad
  •  
  • g.-Semi-imputable= Eximente incompleta o atenuante= Medida de seguridad y pena

5.-Imputabilidad

imputabilidad psicologia forense - psicologia autodidacta

Está exento de responsabilidad penal:

 

1.-El que por anomalía psíquica, grave alteración de la conciencia o por sufrir alteraciones en la percepción, que afectan gravemente su concepto de la realidad, no posea la facultad de comprender el carácter delictuoso de su acto o para determinarse según esta comprensión;

 

2.-El menor de 18 años.

 

3.-El que obra en defensa de bienes jurídicos propios o de terceros, siempre que concurran las circunstancias siguientes:

 

    • -Agresión ilegítima
    •  
    • -Necesidad racional del medio empleado para impedirla o repelerla
    •  
    • -Necesidad racional del medio empleado para impedirla o repelerla. Se excluye para la valoración de este requisito el criterio de proporcionalidad de medios, considerándose en su lugar, entre otras circunstancias, la intensidad y peligrosidad de la agresión, la forma de proceder del agresor y los medios de que se disponga para la defensa.
    •  
    • -Falta de provocación suficiente de quien hace la defensa

 

4.-El que, ante un peligro actual e insuperable de otro modo, que amenace la vida, la integridad corporal, la libertad u otro bien jurídico, realiza un hecho destinado a conjurar dicho peligro de sí o de otro, siempre que concurran los siguientes requisitos:

 

    • -Cuando de la apreciación de los bienes jurídicos en conflicto afectados y de la intensidad del peligro que amenaza, el bien protegido resulta predominante sobre el interés dañado
    •  
    • -Cuando se emplee un medio adecuado para vencer el peligro

 

5.-El que, ante un peligro actual y no evitable de otro modo, que signifique una amenaza para la vida, la integridad corporal o la libertad, realiza un hecho antijurídico para alejar el peligro de sí mismo o de una persona con quien tiene estrecha vinculación

 

6.-El que obra por una fuerza física irresistible proveniente de un tercero o de la naturaleza

 

7.-El que obra compelido por miedo insuperable de un mal igual o mayor

 

8.-El que obra por disposición de la ley, en cumplimiento de un deber o en el ejercicio legítimo de un derecho, oficio o cargo

 

9.-El que obra por orden obligatoria de autoridad competente, expedida en ejercicio de sus funciones.

 

10.-El que actúa con el consentimiento válido del titular de un bien jurídico de libre disposición

 

Referencias

https://www.researchgate.net/publication/41175765_Psicologia_Forense_Definicion_y_Tecnicas

 

http://diposit.ub.edu/dspace/bitstream/2445/5881/1/Introducci%C3%B3n%20a%20la%20psicologia%20forense.pdf

 

http://files.uladech.edu.pe/docente/32908760/FORENSE/SESION_01/PSICOLOGIA_GARCILAZO.pdf

 

https://www.redalyc.org/pdf/337/33715423009.pdf

 

https://eprints.ucm.es/11021/1/psicologia_forense.pdf

Violencia de género: Una llamada de auxilio

Violencia de género: Una llamada de auxilio

violencia de genro psicologia forense psicologia autodidacta

1.-Introducción

La Organización Mundial de la Salud (s.f.) define la violencia contra la mujer como “todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada”. La definición presenta una amplia gama de conductas que pueden considerarse como violencia de género, siendo el asesinato la máxima expresión de ésta

 

Violencia de género

 

– Tiene un propósito más de aleccionar que de lesionar (Yo te pego para que aprendas pero te amo igual)

 

– Es el uso deliberado de La fuerza física o el poder como amenaza o de manera efectiva contra uno mismo, otra persona, grupo o comunidad que cause o tenga posibilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones (Krug y col., 2002), definición utilizada por la OMS.

 

– Tipos: Física, psicológica, sexual, económica

 

– Ley de Protección Frente a la Violencia Familiar-1997 y modificaciones: “Para prevenir, sancionar y erradicar la Violencia Contra las Mujeres y los Integrantes del Grupo Familiar”.

La violencia contra las mujeres es cualquier acción o conducta que les causa muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico por su condición de tales, tanto en el ámbito público como en el privado (Ley 30364)

 

I.-La que tenga lugar dentro de la familia o unidad doméstica o en cualquier otra relación interpersonal, ya sea que el agresor comparta o haya compartido el mismo domicilio que la mujer. Comprende, entre otros, violación, maltrato físico o psicológico y abuso sexual. La violencia que se ejerce sobre las mujeres en el ámbito domestico también afecta a los y las menores que integran el núcleo familiar.

 

II.-La que tenga lugar en la comunidad, sea perpetrada por cualquier persona y comprende, entre otros, violación, abuso sexual, tortura, trata de personas, prostitución forzada, secuestro y acoso sexual en el lugar de trabajo, así como en instituciones educativas, establecimientos de salud o cualquier otro lugar.

 

III.-La que sea perpetrada o tolerada por los agentes del Estado, donde quiera que ocurra

2.-Datos relevantes sobre la violencia de género

datos y cifras en la violencia de genero psicologia autodidacta

  • -2019: 68 FEMINICIDIOS

 

  • -68,2% ha sufrido violencia fisica, sexual o psicologica en el 2016 (INEI)

 

  • -Permanecen en dicha situación por 10 años aproximadamente

 

  • -Entre el 20 y 40% de las mujeres que se suicidan sufren malos tratos (Lorente, 2001)

 

  • -Tercera causa de muerte de muerte prematura, secuelas físicas y psíquicas (Lorente, 2001)

 

  • -34% de las victimas de feminicidio ó tentativa, denunciaron y no recibieron protección (2016).

 

  • -81% que denunciaron agresiones, los fiscales no adoptaron garantías para proteger la vida y la integridad de las sobrevivientes (2015, defensoría del pueblo).

 

  • -Ministerio de la mujer: Hasta Octubre 2017: 95 feminicidios, 156 tentativas

 

  • -1 de cada 3 mujeres ha sifrido abuso (Varela, 2002)

3.-Clasificación en la violencia de género (Juan Cobos)

– Agresiones esporádicas o únicas como consecuencia del deterioro progresivo de la convivencia

 

– La agresión como explosión inesperada de un desequilibrio familiar

 

– La violencia como habitual forma de relación

 

– La agresión como consecuencia de alcoholismo crónico, y/o enfermedad mental

 

– Las agresiones entre personas separadas, principalmente por temas de custodia, intercambio de hijos en el régimen de visitas

4.- La teoría del ciclo de la violencia (Walter, 1979)

I.-Fase Uno: La etapa del aumento de la tensión

 

-El hombre se pone posesivo. «Porque te pones esa falda?» y así. La clave es que en esta fase la mujer cree que aun tiene el control de la situación y trata de calmar a la pareja

 

II.-Fase dos: La explosión o incidente agudo de agresión

 

-cuando ya explota, la primera violencia física una cachetada o cosas por el estilo.

 

III.-Fase tres: Luna de miel

 

-La pareja te dice «yo no lo quise hacer», «tu me conoces», «yo te amo, soy incapaz de hacerte daño» y esas cosas. Mientras que, también te dice «si tu no hubieras hecho eso, yo no me habría molestado» y frases parecidas que ponen parte de la culpa en la víctima y lo peor es que la víctima se la cree.

 

-La clave de esta fase es que hay ese doble mensaje. Y en situaciones donde la violencia ha pasado años, esa tercera fase normalmente desaparece porque la mujer ya esta enganchada al hombre y no lo va a dejar por mucho que no se disculpe o cosas así.

5.-Síndrome de la mujer maltratada (Leonor Walker; Labrador, Rincón, De Luis, Fernández-Velazco, 2008)

  • -Su origen se centra en la teoría de la indefensión aprendida.
  • -Las mujeres se adaptan a la situación de violencia e incrementan su habilidad para afrontar los estímulos adversos y minimizar el dolor. Presentan distorsiones cognitivas como la minimización, negación o disociación, que les permiten conseguir soportar los incidentes de maltrato agudo.

6.-Aspectos psicológicos de las víctimas (Nuria Benito)

violencia de genero datos y aspectos psicologicos de las victimas

NO EXISTE UN PERFIL ESPECÍFICO

  • Baja autoestima, asertividad deficiente y escasa capacidad de iniciativa.
  • Sintomatología de tipo ansioso-depresivo
  • Síntomas: tristeza, apatía, anhedonia, desesperanza.
  • Sentimientos de culpabilidad
  • Indefensión
  • Aislamiento social
  • Dependencia emocional
  • Asunción de culpabilidad y responsabilidad por la violencia
  • Lealtad ambivalente ¨no lo hizo queriendo, lo amo tanto¨
  • Abuso alcohol y drogas
  • Enfermedades fisicas relacionadas con el estrés vivido.

Factores de riesgo de la denunciante

  • Grado de dependencia con el agresor (económica, social y emocional)
  • Actitudes que disculpan/justifican la conducta del denunciado
  • Falta de apoyo social
  • Situación de inmigración
  • Pertenencia a minorías étnicas
  • Embarazo
  • Anteriores reconciliaciones y/o retirada de denuncias
  • Discrepancias entre su percepción de riesgo y la valoración técnica.
  • Discapacidad física, psíquica/sensorial
  • Lesiones físicas graves
  • Lesiones psíquicas graves

7.-Perfil del hombre potencialmente violento en el hogar (Echeburúa y Corral, 1998; modificado)

Señales de alerta:

Distorsiones cognitivas

– Cree que la mujer debe estar siempre subordinada al hombre

– Cree que los hombres son superiores a las mujeres

– Piensa que la violencia es adecuada para solucionar problemas

– Considera que sus problemas son culpa de otros

– Personalidad y psicopatología

– Baja autoestima

– Elevado nivel de celos y de posesividad

– Se irrita fácilmente cuando se le ponen límites

– Experimenta cambios bruscos de humor

– No controla sus impulsos

– Bebe alcohol en exceso

– Conductas violentas

– Comete actos de violencia y rompe cosas cuando se enfada

– Ha maltratado a otras mujeres

Aspectos psicológicos del agresor (Nuria Benito)

– Resultado de un estado emocional intenso, descontrolado que interactúa con actitudes de hostilidad.

– Déficit de habilidades de comunicación y de problemas.

– Estrés, alcohol, drogas, celos.

8.-Negación del maltrato (Echeburúa y Corral, 1998)

Estrategia empleada ejemplo de excusas:

  • Utilitarismo “Sólo de esta manera hace lo que deseo”
  • Justificación “Fue ella la que me provocó; es ella la que tiene que cambiar”
  • “Los dos nos hemos faltado al respeto”
  • Arrebato “No me di cuenta en ese momento de lo que hacía”
  • Olvido “Ni me acuerdo de lo que hice”

Multicausales de la violencia de género: variables del agresor

 

factores multicausalaes violencia de genero

 

Razones para permaneces en una relación violenta (E. Esbec)

 

  • Indefensión aprendida
  • Auto-concepto negativo
  • Incapacidad para hacer frente a la vida sola. Dificultades para encontrar un trabajo y hacer nuevos amigos. Dificultades económicas.
  • Los hijos necesitan tener un padre.
  • El marido acabará cambiando. Ciclo de Walker

Consecuencias para la víctima:

  • -Depresión
  • -Trastorno de estrés post traumático

Recursos y servicios necesarios para asegurar  acceso a la justicia

  • Refugio, casas de acogida de niños
  • Consejería y apoyo/ atención medica/ capacitación laboral
  • Protección por parte de las fuerzas policiales
  • Apoyo legal

Referencias

https://www.mimp.gob.pe/files/direcciones/dgcvg/mimp-marco-conceptual-violencia-basada-en-genero.pdf

 

http://scielo.isciii.es/pdf/eg/v13n33/enfermeria.pdf

 

https://www.juntadeandalucia.es/export/drupaljda/Violencia_Genero_Documentacion_Red_Ciudadana_folleto.pdf

 

http://cejfe.gencat.cat/web/.content/home/recerca/cataleg/crono/2018/victimesViolencia_ES.pdf

 

http://scielo.isciii.es/pdf/cmf/n35/Art02.pdf

 

https://blog.uvirtual.org/identifica-que-es-la-violencia-de-genero-y-cuales-son-sus-consecuencias

La reintegración de exconvictos a la sociedad

La reintegración de exconvictos a la sociedad

reinserción de convictos a la sociedad introducción psicologia autodidacta

1.-Introducción

En nuestra sociedad contemporánea peruana, el avance de la criminalidad, la inseguridad ciudadana y la corrupción son para muchos ciudadanos los principales problemas. Esta preocupación colectiva se manifiesta en diversas regiones y sectores del país por su creciente manifestación, ocasionando graves daños a las personas, hogares, negocios y principalmente a la sociedad en general (Sánchez, 2016).  En efecto, a nivel económico, genera un gran impacto en los ingresos del País, ya que se conoce que el 97% de los internos del País pertenecían a la población económicamente activa ocupada (PEAO) antes de ser sentenciados o procesados (Cámara de Comercio de Lima, 2019).

De igual manera, si bien el grado de la criminalidad en el Perú, comparado con el de otros países es menor, la delincuencia y la falta de seguridad ciudadana constituyen el principal problema ciudadano y, como consecuencia, genera gran angustia interna que lo ubica como el principal problema ciudadano, situación de una agenda diaria, que requiere de adecuadas estrategias y decisiones políticas, sociales y económicas integrales (Sánchez, 2016).

Así, la criminalidad tiene múltiples causas, ya sean sociales, económicas y/o psicológicas, e incide en el deterioro familiar, por la participación de uno de sus componentes en algún delito, en sus diversas modalidades: robo, hurto, estafa, extorsión, asesinato, violencia familiar y sexual. El narcotráfico compromete especialmente a los más jóvenes en la mayoría de los casos sin orientación y sin futuro, afectando el bienestar económico y social, provocando constantemente intranquilidad e impidiendo el crecimiento y desarrollo de los pueblos, de los países, con consecuencias muy dañinas en la población (Sánchez, 2016).

Centrándonos en la realidad mundial, muchos delincuentes, incluso después de un período de prisión, no se reintegran a la comunidad como ciudadanos respetuosos de la ley. Cabe resaltar, que dicha problemática se ve relacionada con el nivel de hacinamiento en las cárceles peruanas ya que el personal no se da a basto con la cantidad de internos e impide una adecuada intervención en el proceso de reinserción social. Según el Instituto Nacional Penitenciario, se habla de hacinamiento cuando la sobrepoblación es mayor o igual al 20% de la capacidad de albergue (2018). Actualmente, el sistema penitenciario peruano cuenta con 68 cárceles las cuales albergan  90,638 personas, siendo la capacidad total sólo para 39,156 personas, evidenciando así una sobrepoblación de 51.482, que representa un 131% mayor a la capacidad de albergue (Cámara de Comercio de Lima, 2019).

Debido a ello, se requiere urgentemente de programas de integración o reintegración social, dado que son los medios esenciales para prevenir la reincidencia y aumentar la seguridad pública, que son dos objetivos de política social muy importantes en todos los países, ya que el 90% de personas privadas de su libertad desea aprender un oficio, pues considera que eso le permitirá obtener un trabajo. Asimismo, el 40% revela que no consigue un trabajo porque estuvo en la cárcel, mientras que el 25% sostiene que en el país no existen oportunidades laborales (Unidas, 2013).

A razón de aquello, los estándares y normas internacionales reafirman que la rehabilitación de los delincuentes y su reintegración exitosa dentro de la comunidad son unos de los objetivos básicos del proceso de justicia penal. Al hacerlo, enfatizan la importancia de las intervenciones para ayudar a la reintegración de los delincuentes como un medio para evitar mayor delincuencia y proteger a la sociedad (Unidas, 2013).

Es así que, cuando existen recursos penitenciarios y comunitarios y estos pueden ser movilizados, el proceso de reinserción del delincuente puede ser manejado más eficazmente y así reducir la probabilidad de reincidencia. El objetivo principal de tales intervenciones es ayudar a los delincuentes a superar el estigma de una condena penal, los efectos dañinos de la encarcelación y los numerosos obstáculos que enfrentan al tratar de reintegrarse dentro de la comunidad (Unidas, 2013).

En general, las intervenciones para apoyar la integración social de delincuentes no necesariamente requiere la privación de su libertad. Por el contrario, muchas de estas intervenciones pueden hacerse más eficazmente en la comunidad en vez de hacerse en una institución. De hecho, el encarcelamiento puede con frecuencia obstaculizar seriamente la reintegración social de un delincuente. Cuando los delincuentes deben ir a prisión para proteger a la sociedad, el período de prisión debe ser utilizado constructivamente para asegurar, en todo lo que sea posible, que al retornar a la comunidad ellos no solo querrán sino que también serán capaces de vivir respetando la ley. Se les puede ofrecer apoyo adicional para ayudarles a efectuar esa difícil transición y asegurar que la comunidad quiere y puede recibirles (Unidas, 2013).

Sin embargo, la mayoría de los delincuentes confrontan problemas de adaptación social importantes, que pueden incluir estigmatización y ostracismo familiar y comunitario, y el consiguiente impacto negativo sobre su capacidad para encontrar empleo o vivienda, regresar a la educación formal y crear o recrear su capital individual y social. A menos que reciban ayuda para enfrentar estos problemas, con frecuencia se ven atrapados en un ciclo de integración social fallida, reincidencia en delincuencia, recaída  y rechazo social (Unidas, 2013).

A menos que las comunidades comprendan y acepten la importancia de asegurar la reintegración exitosa de los delincuentes, éstas continuarán sin querer o sin poder facilitar ese proceso o desempeñar un papel activo en la rehabilitación de los delincuentes (Unidas, 2013).

En vista de este panorama, similar a un ciclo vicioso sin fin, se propone un plan de intervención para concientizar sobre la importancia de una reinserción exitosa en la comunidad y proponer acciones, tanto durante el tiempo de encarcelamiento como posterior a su salida del penitenciario, que podrían facilitar la reinserción de los convictos a la sociedad y comunidad.

2.-Conceptos teóricos relevantes 

criminalidad en perú, delito de robo y hurto, reintegración social

A.-La criminalidad en el Perú

La criminalidad es un problema de todas las sociedades; ello explica la internacionalización de las ciencias penales. Sin embargo pese a la larga experiencia con ese fenómeno, en ninguna parte se ha logrado reducirla en estadísticas significativas. La política criminal es muy cambiante: existe un primer plano; en el que se pretende la reintegración a la sociedad del autor, y un segundo plano; en el que se pretende hacerle frente con firmeza. De momento se extiende la segunda tendencia para poder dar una buena impresión de los políticos a través de la sociedad (Sack, 2012).

Es así, que la criminalidad en el mundo y, en particular en nuestro país, debe ser analizada en sus múltiples dimensiones. La evidencia disponible nos señala que ésta, tiene diversidad de causas, algunas de las cuales son determinantes. Exhibe múltiples aristas que deben ser consideradas en cualquier análisis. Desde las particulares condiciones de vida de las familias involucradas, que en ciertas circunstancias, uno de los suyos traspasó la línea de la legalidad influenciado por factores internos al hogar muchas veces motivado por las condiciones de vida de las familias, y aquellas en situación de vulnerabilidad económica, sin oportunidades (Sánchez, 2016).

Otro factor es que existe buen porcentaje de jóvenes y adolescentes que no estudian ni trabajan, cerca del 17% de jóvenes de 15 a 29 años de edad están en esa condición. Asimismo, hay otros condicionantes familiares, incluso los aspectos psicosociales de algunas personas, con violencia familiar que posibilitan el crimen. Existen factores de orden económico que condicionan la actividad delictiva en grandes espacios, principalmente urbanos de gran desarrollo, y concentración de negocios. Ello se observa en grandes distritos de Lima como San Juan de Lurigancho, con más de un millón de habitantes, con pujante crecimiento económico en una zona rodeada por áreas o conglomerados donde las condiciones de vida y pobreza son bastante graves, o en el distrito de Ate, con gran diferenciación social, en Ventanilla o en el Callao (Sánchez, 2016).

Ligado a esto, la criminalidad estaría condicionada por una serie de carencias de cientos de individuos proclives a delinquir como una especie de “alternativa” de supervivencia. La evolución se da poco a poco, desde delitos menores, como el arrebato, los carteristas, hasta generar una casta del crimen de mayor envergadura que termina en asaltos a bancos, en el secuestro y la extorsión. Todo ello descansa sobre la base de un problema social muy latente, que es la pobreza. A esto se agregan factores disfuncionales de las familias, muchas de ellas desmembradas en los estratos de menores posibilidades de la sociedad. Al final, los actores evolucionan y terminan formando parte del crimen organizado, con diversidad de facetas y manifestaciones, como el  tráfico ilícito de drogas, el lavado de activos, o la trata de personas, en la escala superior (Sánchez, 2016).

Así, García, M. (2014) señala que, los conflictos sociales de delincuentes comienzan en el hogar, en la zona donde viven, los tipos de amigos que la persona tenga, historial de violencia familiar de parte de los padres y/o padrastros violentos y, sufriendo estos daños casi siempre en la adolescencia. Además, se identifica violencia intrafamiliar, separación de padres, deserción escolar, inserción temprana en el campo laboral, cultura basada en los extremos, prostitución y daño psicológico, sumándose al consumo de drogas y alcohol.

B.-Delito de robo y hurto

En el contexto de Lima, Perú, más del 70% de delitos cometidos son de robo y hurto cada año. El robo aborda la acción de apoderarse de los bienes materiales ajenos mediante el uso de fuerza, intimidación o violencia en la persona. Por ejemplo, el uso de llaves falsas (es decir, aquellas llaves perdidas o robadas por el propietario) para ingresar a un local o vivienda. Además, el apoderamiento de los bienes se hace con la intención de privar al dueño de ellos de forma permanente (Presti, s.f.) Dentro del Código Penal del Perú (2016) se considera robo agravado, y en consecuencia una mayor pena privativa de libertad, si el robo se realizó en un inmueble habitado, a altas horas de la noche, a mano armada, en grupos de 2 o más personas, en cualquier medio de transporte público o privado, fingiendo ser una autoridad o servidor público, a una persona vulnerable o si causa lesiones a la integridad física o mental. En caso de que el robo resulte en muerte, en lesiones graves o sea parte de una organización criminal, la pena por el robo agravado sería de cadena perpetua (Código Penal, 2016). El hurto es la acción de tomar cosas muebles sin voluntad del dueño. El hurto agravado ocurre cuando se toman cosas de valor histórico, el uso de menores de 16 años como cómplices, que el sujeto que comete el delito forme parte de algún grupo criminal, entre otros.

Ambos delitos implican la apoderación de un bien ajeno; la diferencia recae en que un robo tiene características de violencia, mientras que el hurto carece de ellas (Mapfree, s.f).

C.-Reintegración social

La integración social se refiere al proceso de integrarse social y psicológicamente en el entorno social. Sin embargo, en los campos de prevención del delito y justicia penal, en donde se usa con frecuencia, el término se refiere más específicamente a las diversas formas de intervención y programas individuales para evitar que se vean involucrados en conductas delictivas o, para aquellos que ya están en conflicto con la ley, para reducir la probabilidad de que vuelvan a delinquir. Las intervenciones de integración social son, por lo tanto, intentos de los diversos componentes del sistema judicial, en asociación con organismos sociales, ONG, instituciones educativas, comunidades y familia de los delincuentes, para apoyar la integración social de individuos con riesgo de delinquir o caer en la re-delincuencia (Unidas, 2013).

Los programas pueden ser desarrollados para varios grupos de individuos con riesgo de delinquir o caer en la re-delincuencia, incluyendo niños y jóvenes cuya socialización todavía está “en proceso”. También para individuos de grupos que tienden a confrontar algunos desafíos de integración social particulares, tales como los grupos minoritarios, inmigrantes o individuos que padecen de enfermedades mentales o problemas de abuso de substancias. Algunos de estos grupos pueden ciertamente estar confrontando situaciones inmediatas de exclusión social y pueden necesitar ayuda para tratar con obstáculos invencibles de integración social (Unidas, 2013).

D.-La importancia de los programas de reintegración social

Los índices de reincidencia siguen siendo muy altos entre ciertos grupos de delincuentes. Si bien no se dispone de estadísticas globales, los datos de países individuales confirman altos índices de re-delincuencia, alcanzando un 70 por ciento o más. Muchos delincuentes, incluso después de severas sentencias de prisión, vuelven a delinquir repetidamente y no pueden reintegrarse a la comunidad como ciudadanos respetuosos de la ley. La prisión, en sí misma, es incapaz de solucionar las cuestiones de reintegración social de los delincuentes. Aún cuando los programas sólidos de la prisión han ayudado a los delincuentes a lograr algunos progresos durante la detención, esos progresos se han perdido como resultado de la falta de supervisión de seguimiento y ayuda post-penitenciarias a la liberación. Por lo tanto es razonable pensar que las estrategias de prevención eficaz del delito tanto a nivel local como nacional deben prestar atención especial a la integración social de los delincuentes y a la reintegración de los ex prisioneros a la comunidad  (Unidas, 2013).

Es así que, los sistemas de justicia penal deben diseñar y realizar intervenciones de reintegración social eficaz para evitar la reincidencia y para detener el ciclo de integración social fallida. Tales intervenciones no necesariamente requieren el encarcelamiento de los delincuentes. Por el contrario, muchas de ellas pueden realizarse más eficazmente dentro de la comunidad que en una institución.

Las sociedades no pueden permitirse el lujo de dejar de invertir en integración social y en programas de reintegración para delincuentes. Tales programas son una parte esencial de toda estrategia completa de prevención del delito. Invertir en prisiones, sin una inversión complementaria en programas de rehabilitación y reintegración, no producen una reducción significativa de la reincidencia. De hecho pueden complicar el problema. El período de encarcelamiento, mientras los delincuentes están bajo estricto control, puede ser utilizado para estabilizarlos y rehabilitarlos, pero eso con frecuencia dura poco sin el apoyo de los programas de reintegración del prisionero. Dichos programas pueden ser implementados a mucho menor costo que el de encarcelamiento y pueden producir algunos resultados muy efectivos en materia de costos. La reducción de la cantidad de delincuentes que vuelven a delinquir significa menos víctimas, mayor seguridad comunitaria y menos presión para los organismos policiales (Unidas, 2013).

falta de hogar, oportunidales laborales, falta de politicas relacionadas a la inclusión laboral, estigma social y conflictos de la reinserción de convictos

E.-Factores que dificultan la ausencia del tratamiento de reinserción social para el criminal

Los criminales recientemente liberados de la prisión encuentran numerosos problemas respecto a encontrar un puesto de trabajo. Estos problemas pueden incluir diversos factores personales, como por ejemplo poca autoestima, poca motivación, falta de habilidad, falta de entrenamiento, enfermedad mental y abuso de substancias, falta de alojamiento estable y factores sociales.

F.-La falta de oportunidades laborales

La mayoría de los criminales retornan a poblaciones y comunidades desventajadas con oportunidades de trabajo limitadas. De igual manera, el estado de la economía también afecta la reinserción de los ex prisioneros. De esta manera, las malas condiciones económicas hacen que a los criminales les sea particularmente difícil encontrar un trabajo adecuado. Los economistas laborales hacen notar que la escasez de puestos de trabajo afecta desproporcionadamente a los más desventajados y que los criminales están al final de la lista de preferencias de los empleadores (Ramos, 2012).

No solo las empresas privadas cierran sus puertas a los exconvictos, también los programas estatales de promoción del empleo los excluyen y postergan. Es así que, la gran contradicción de todo esto radica en que el propio Estado exige a los ex internos liberados trabajar y/o estudiar para poder cumplir su sentencia en libertad, pagar su reparación civil y así borrar sus antecedentes penales. Sin embargo, mientras no trabajen no podrán ahorrar dinero, tampoco estudiar, y así muchos terminan reincidiendo o simplemente dándose al abandono ante la falta de oportunidades (República, 2018).

Ramos, R. (2012) sostiene que los empleadores con frecuencia dudan en contratar a un criminal, especialmente si tienen que probarse a sí mismos después de ser puestos en libertad. El estigma asociado con el encarcelamiento es claramente un factor, pero también lo es el hecho de que pocos de estos individuos tienen la capacidad y la experiencia que buscan los empleadores. Muchos de éstos perciben a los criminales con bajos niveles de capacidad de empleo. La investigación demuestra que es menos probable que los criminales que hayan podido asegurar un puesto de trabajo legítimo, en particular en puestos de mayor calidad y salarios más altos, vuelvan a delinquir que aquellos ex prisioneros sin oportunidades de trabajo legítimo, pero la relación entre empleo y re-delincuencia no es tan clara.

G.-La falta de hogar

La falta de hogar es con frecuencia una consecuencia directa del encarcelamiento. La ausencia de alojamiento adecuado para los ex reos en la comunidad puede hacer que éstos se concentren en las zonas más problemáticas de la comunidad en donde haya altos índices de criminalidad. Lamentablemente, las cárceles aíslan a los delincuentes de sus familias, más aún si los criminales son transferidos a prisiones acordes con el riesgo a la seguridad que representan, y esto puede involucrar su traslado lejos de sus hogares y familia (Ramos, 2012).

En ausencia de apoyo material, psicológico y social al tiempo de su liberación, a los ex reos les puede ser muy difícil romper el círculo de liberación y re-arresto. Los períodos cortos en la prisión y los largos períodos que permanecen en prisión preventiva hacen que las oportunidades de un tratamiento e intervenciones exitosas para prevenir la futura reincidencia sean muy limitadas (Ramos, 2012).

H.-La falta de políticas relacionadas a la inclusión laboral del ex convicto

En el Perú, existe una ley muy antigua, decretada en 1928 por el presidente Augusto B. Leguía, que establece que todas las empresas que ganen licitaciones con el Estado deben destinar un 10% de su planilla para ex-internos. Es una ley que tiene más de ochenta años y que no se ha derogado aún, pero que no se aplica y que prácticamente ha sido olvidada (República, 2018).

De esta manera, es necesario que el Congreso de la República dicte una Ley de Inclusión Laboral para personas ex reo, para de esta manera brindarles la oportunidad de reinsertarse de nuevo a la sociedad con una empleo formal, además de otorgarle beneficios tributarios como la deducción de la renta bruta a todas las empresas que incluyan un número determinado de personas que ya cumplieron su condena.

I.-El estigma social y su repercusión en los recursos

El estigma se debe entender como la emoción que se genera respecto a un grupo o un sujeto, también considerada la percepción negativa  del comportamiento de un sujeto, o grupo de sujetos,  de una persona que se considera a sí misma “normal”.  Se consideran tres tipos de estigma: la física,  la trivial y la conductual. La primera se refiere a una diferencia en el sujeto de origen físico, por ejemplo una persona con alguna discapacidad. La segunda se refiere a aquellos con características que no se pueden negar, por ejemplo una persona de color. El último tipo de estigma, conductual,  incluye personas que hayan cometido un crimen por ejemplo. En este tipo de estigma se cree que la persona es completamente responsable de las fallas que haya cometido (Page, 2015).

Si bien es cierto que uno de los principales problemas en cuanto a la reinserción a la sociedad, más específicamente al entorno laboral, son los prejuicios y estigmas hacia los ex convictos, esto no significa que ellos no tengan la motivación para hacerlo, ni que tampoco quieran seguir delinquiendo, ya que recursos para tener una vida como un ciudadano normal sí que tienen. Finalmente, todo recae en un  círculo vicioso que no parará hasta que como sociedad hagamos el movimiento oportuno y necesario para empezar a solucionarlo (La República, 2019).

Un ejemplo de los recursos que poseen los ex convictos son los centros de educación básica alternativa (CEBA) y los centros técnicos productivos (Cetpro). Este primero tiene como objetivo erradicar el analfabetismo y se enfoca principalmente en la preparación para el trabajo y el desarrollo de capacidades empresariales. El CEBA equivale a la educación básica regular en cuanto a calidad de enseñanza y aprendizaje (MINEDU, 2015). En cuanto al segundo, este tiene como objetivo el insertar o reinsertar a los ciudadanos en general al mundo laboral enfocándose en la adquisición y desarrollo de competencias laborales teniendo como perspectiva un desarrollo sostenible (MINEDU, 2015).

Por otro lado, también existe apoyo familiar o de conocidos cercanos, los cuales podrían representar una ayuda a la hora de reinsertarse a la sociedad. Sin embargo, el siempre presente estigma y; por ende, la falta de confianza no permite que estos recursos puedan ser aprovechados de la manera más eficiente posible, provocando que los ex convictos vuelvan a reincidir en los mismos delitos que los llevaron a prisión (La República, 2019).

3.-Conclusiones

En el mundo hay intentos de disminuir la reincidencia en la criminalidad; no obstante, se encuentra una tendencia marcada de hacerle frente al autor del crimen con firmeza antes que hacer un intento por conciliar al autor con la sociedad al momento de que termina la condena y minimizar así la probabilidad de reincidencia. Incluso si se encuentran programas de apoyo en la reinserción, se encuentran dirigidos a personas con discapacidades específicas y no a la población en general de exconvictos con necesidad de conciliarse con la sociedad y adaptarse a ella.

Se encuentran factores familiares similares en las personas que delinquen, algunos factores siendo muchas veces hasta determinantes. Algunos de los factores que se repiten son las circunstancias económicas, familiares, tipos de amigos, cercanía o parentesco con alguien que haya delinquido y la violencia intrafamiliar. Si estas circunstancias se mantienen, incluso después de su salida, pueden influenciar en el proceso de reinserción en la sociedad y en la reincidencia.

Adicionalmente, muchos de los ex-convictos se encuentran con problemas para reiniciar su vida como ciudadano del país, obstáculos tanto en la vida familiar como laboral e incluso personales y afectivos tipo baja autoestima que en muchos casos impiden un cambio de vida y la reivindicación de sus actos. Estos problemas pueden ser explicados por el estigma de ser ex-convictos, que los lleva a perder relaciones, a no tener oportunidades de trabajo, y por la falta de apoyo postpenitenciario suficiente por parte del estado, que les exige laborar y/o estudiar para cumplir con las reparaciones al estado pero no se les brinda una manera de hacerlo. En resultado, las circunstancias de desamparo y carecer de oportunidades de mejorar los impulsa a recaer en delitos con el motivo de sobrevivir en la sociedad.

Referencias:

Cámara de Comercio de Lima. (2019). Cárceles Peruanas: Peor, imposible. Cámara de Comercio de Lima, 7-12.

Diferencia entre Robo y Hurto (2019). Diferencia entre Robo y Hurto. Recuperado de https://dudaslegislativas.com/diferencia-entre-robo-y-hurto/.

García, M. (2014). “Constelación de los Sistemas que se relacionan con la violencia y la criminalidad femenina”. Archivos de Criminología, Seguridad Privada y Criminalística. Criminal pólices, Causes, Delinquent, Prevention, Victim. Año 2, vol. III agosto-diciembre 2014.

Instituto Nacional Penitenciario. (Febrero de 2018). Informe Estadístico Penitenciario. Obtenido de Ministerio de Justicia y Derechos Humanos: file:///C:/Users/Hernan/AppData/Local/Packages/Microsoft.MicrosoftEdge_8wekyb3d8bbwe/TempState/Downloads/FEBRERO2018%20(2).pdf

Mapfree. (s.f.). “¿Qué diferencia hay entre robo y hurto?” Recuperado el 21 de noviembre del 2019 de: https://www.mapfre.es/seguros/particulares/coche/faqs/diferencias-robo-hurto.jsp

TEST PCR-L APLICADO: ANALIZANDO A LUIS ALFREDO GARAVITO

TEST PCR-L APLICADO: ANALIZANDO A LUIS ALFREDO GARAVITO

Asesino en serie Luis alfredo garavito analizando psicologia autodidacta

1.-INTRODUCCIÓN

Hola Autodidactas en este artículo nos encontramos analizando a Luis Alfredo Garavito a través del test PCR-L donde veremos las principales características para verificar psicopatía.

Luis Alfredo Garavito es un hombre colombiano que estremeció su país con sus crímenes e infundió el miedo por todos lados con sus asesinatos entre 1992 y 1999 (Jiménez, 2017). Se ganó el apodo de “La Bestia” por sus al menos 172 asesinatos de menores de edad (Herranza-Bellido, 2018). En 1999 fue detenido y procesado: condenado por 138 casos, 32 casos quedaron pendientes, un caso en proceso de apelación, uno en espera de sentencia (Herranza-Bellido, 2018) pero fueron al menos 200 víctimas según lo que él mismo confesó al momento de ser retenido (Rincón, 2018). Su condena de 40 años en prisión, que era la máxima en Colombia al momento del juicio, fue rebajada en 2006 a 24 años debido a que Luis Alfredo dió información a la policía sobre la ubicación de algunos de los cuerpos de las víctimas (Rincón, 2018).

Garavito es un hombre, que como muchos, creció en una época política y socialmente difícil para hacerlo (Herranza-Bellido,2018). Él comenta que “no me pude desarrollar como niño” cuando recuerda el trato de su padre (Moralez, 2011). Siendo el mayor de siete hermanos, tenía prohibido tener amigos y ya de adolescente, también se le prohibió tener enamorada (Herranza-Bellido, 2018). En el colegio, no era una alumno sobresaliente, más bien es descrito como tímido, retraído, violento cuando se defendía del acoso escolar y un alumno de malas notas (Pasión Latina Montereal, s.f.).

En el documental “En manos de Dios” del 2011, Luis ALfredo Garavito comenta que de joven sufrió abuso y tortura psicológico, físico y sexual de parte de su entorno más cercano de forma constante: su hogar y  el colegio. Fue abusado sexualmente por su padre de niño y violado y torturado por 2 amigos de éste, el primero cuando tenía 12 años (Pasión Latina Montereal, s.f.). También vió, en muchas ocasiones, escenas de violencia intrafamiliar.

Según Pasión Latina Montereal, de adolescente intentó “abusar ligeramente” de un niño pero el niño se asustó y gritó, alertando a los guardias de Defensa Civil que finalmente se llevaron a Garavito. Después de eso, su padre lo expulsó de su casa y se dedicó a buscar cobijo en fincas a cambio de trabajo. Durante ese tiempo se enamoró de una joven con quien dice tener un hijo, aunque no mantuvieran relaciones (Herranza-Bellido, 2018). Se mudó y adoptó una nueva rutina diaria durante sus 18 y 20: “después del trabajo solía ser la de asistir con aparente fervor a la iglesia, ir después a Alcohólicos Anónimos y, tras salir, tomarse unas cuantas cervezas para ir al parque Valencia en la noche y comprar los favores sexuales de algún pobre niño que a esas horas se prostituía (…)” (Herranza-Bellido, 2018).

A los 24 años, acariciar y violar a menores ya no le brindaba suficiente placer y empezó a llevar instrumentos para infringirles dolor y torturarlos. A los 27, angustiado por sus deseos y acciones, se interna por voluntad propia en una clínica psiquiátrica donde estuvo 33 días, después de lo cual lo dejaron salir puesto que creyeron ya estaba recuperado. Ni bien salió, atacó a 2 niños ya que estaba “ávido por carne tierna” (Herranza- Bellido, 2018). A los 35 años cometió su primer asesinato y lo enjuician a los 42 años.

TEST PCR-L APLICADO: ANALIZANDO A LUIS ALFREDO GARAVITO 172 victimas por el aesino en serie alfredo garavito

2.-Analizando a Luis Alfredo garabito: Test PCR-L

La psicopatía es un tema importante dentro del estudio  de la delincuencia violenta. Así, la criminología ha estudiado y se ha interesado por conocer sus características desde sus inicios, encontrando que se trata de personas con alta capacidad de manipulación, gran agresividad, que se caracterizan por su escasez de remordimientos y empatía. De igual manera, realizan agresiones sistemáticas e impulsivas dirigidas a alcanzar un beneficio propio. Además, se descarta en ellos un diagnóstico de enfermedad mental que pudiera afectar a su capacidad volitiva y/o cognoscitiva. (Tanya, 2015)

La escala PCL-R, es una herramienta desarrollada por Robert Hare, sus estudios se centran en psicopatología y psicofisiología. Desarrolló la PCL (Psychopathy CheckList o lista de verificación en psicopatías) y posteriormente la PCL-R (Psychopathy CheckList Revised o lista revisada de verificación en psicopatías), usadas para diagnosticar casos de psicopatía y útil en la predicción de posibles comportamientos violentos. Robert Hare desarrolló el PCL y posteriormente el PCL-R, una herramienta clínica que permite detectar la psicopatía mediante la valoración de unos ítems y distinguirlos de la delincuencia común o de simples desviaciones sociales. La PCL fue desarrollada a partir de una lista de 100 ítems que se habían escrito para diferenciar presos psicópatas de aquellos que no lo eran. Posteriormente, se eliminaron dos ítems y se modificaron algunos criterios de calificación, lo que originó la PCL-R, compuesta por 20 ítems. Se trata del instrumento de referencia a nivel internacional para la evaluación de la psicopatía en la población penitenciaria y en la práctica clínica y forense. (Tanya, 2015)

ítems del PCL-R relacionándolo al caso de Garavito
  1. Locuacidad/ encanto superficial

El ítem 1 describe una persona locuaz, voluble, con facilidad verbal, que destila rasgos de seducción insincera y superficial. Es frecuentemente divertido y un conversador entretenido, está siempre dispuesto con una rápida e inteligente respuesta y es capaz de narrar increíbles pero convincentes historias que le colocan en un buen lugar. Logra presentarse a sí mismo muy bien y puede ser completamente falso. No obstante, generalmente parece muy adulador y cortés y puede ser enteramente creíble. Se presenta como teniendo conocimientos de muchas áreas y puede casualmente utilizar términos técnicos y jergas y, efectivamente, impresiona bastante a la mayoría de la gente y sólo tiene conocimientos superficiales (Morales, 2018).

En el caso de Garavito, se puntúa con 2 debido a sus respuestas en el documental “En las manos de Dios” que destilan de una locuacidad narrativa superior a lo esperado para el nivel académico- intelectual que Garavito posee. Sus narraciones lograron convencer a muchas personas de sus supuestos cambios conductuales, como la comunidad de la iglesia, y generaba que las personas empatizan con él, especialmente cuando reflexionaba sobre su tormentosa infancia.

  1. Egocentrismo/ grandiosidad

El ítem 2 describe un individuo con una visión vulgarmente inflada de sus habilidades y autovalía. Usualmente se muestra muy seguro de sí mismo, obstinado y fanfarrón durante la entrevista, comportándose como si estuviera delante de una cámara. No se considera a sí mismo como un fracasado o proscrito social, no está molesto, o sensible, por su situación actual. Está convencido de que las circunstancias presentes son el resultado de la mala suerte, amigos infieles o un sistema de justicia criminal injusto e incompetente. Puede también verse a sí mismo como la víctima real del crimen ya que ha sido forzado a permanecer durante un tiempo en prisión. No ve su futuro como afectado negativamente por su contacto con la justicia y, de hecho, puede expresar una intención de ejercer una profesión de estatus. Su ego inflado y exagerado hace que vea sus propias habilidades remarcadas dado los hechos de su vida (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se puntúa con 1 debido a que presenta algunas características específicas, más no todas. Sobre todo se resalta una falta de fanfarronería sobre sus habilidades y una insistencia en que ya pagó lo suficiente por sus errores. De la misma manera, muestra una falta de empatía cuando habla de sus crímenes y muestra una fuerte molestia cuando se lo adjudica como “violador” porque explica que no hay las pruebas suficientes para juzgarlo por ello. Al mismo tiempo, posee una imagen irreal sobre su futuro, el cual no se ve afectado de forma profesional, ya que cree poder ser un cura o entrar al gobierno; pero sí de forma personal, debido a que cree que mucha gente le querrá hacer daño en forma de venganza por sus crímenes.

  1. Necesidad de estimulación/ aburrimiento

El ítem 3 describe un individuo que demuestra una necesidad crónica y excesiva por la estimulación nueva y excitante, y una inusual propensión al aburrimiento. Expresará usualmente un fuerte interés por aprovechar las oportunidades, «vivir la vida en el camino rápido» o «en el borde», estando «donde está la acción», y haciendo aquello que es excitante, arriesgado o un reto. Aunque puede probar y utilizar muchos tipos de drogas, prefiere usualmente aquellas con un efecto estimulante. Frecuentemente es incapaz o reacio a tolerar las actividades rutinarias o mantener la atención sobre aquello que no tiene un interés inherente para él (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se puntúa con 1. Su modus operandi refleja una necesidad que constantemente debe ser satisfecha y por ello trataba de aprovechar todas y cada una de las oportunidades que se le presentaban, se cree que violó a un niño por mes entre 1980 y 1992. No obstante, esta necesidad sólo se presentaba en el área personal y no en la social ni la laboral.

  1. Mentira patológica

El ítem 4 describe un individuo para el cual la mentira y el engaño constituyen una parte integral de sus interacciones con los otros. Sus aclaraciones contundentes, excusas y promesas son usualmente inconsistentes con su conducta actual. Su facilidad para mentir y el aparente desenfado con que lo sobrelleva (incluso con gente que le conoce muy bien) puede ser bastante remarcable. Como resultado, aquellos que entran en contacto con él son alternativamente confiados y decepcionados. Es capaz de fabricar elaboradas relaciones de su pasado incluso aunque conozca que su historia puede fácilmente ser revisada. Cuando se le atrapa en una mentira o cuando es desafiado con la verdad raramente está perplejo o abochornado; puede simplemente cambiar su historia o intentar reconstruir los hechos de modo que parezca ser consistente con lo que ha dicho (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se puntúa con 2 debido a que da excusas que no tienen sentido lógico como decir que por leer mucho espiritismo fue poseído por un demonio que lo influyó para cometer los crímenes. Segundo, afirmaba haber tenido un hijo con la chica de la que se enamoró a pesar de no haber mantenido relaciones sexuales con ella.

  1. Dirección/ manipulación

El ítem 5 es más concreto con el uso del engaño y la decepción, trampear, defraudar o manipular a los otros. El uso de proyectos, o manipulaciones motivadas por un deseo de ganancias personales (dinero, sexo, estatus, poder, etc.) y realizarlos sin valorar sus efectos sobre la víctima. Algunas de estas operaciones están muy elaboradas y estructuradas, mientras que otras son bastantes simples; en cada caso, el individuo despliega un considerable grado de frialdad (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se le puntuó con 2 debido a sus interacciones con los sicarios desde jóven y su afán por adulterar documentos monetarios sin rasgo de culpabilidad por quienes resultaban perjudicados. Además, intenta manipular a la audiencia en el documental “En las manos de Dios” (2011) cuando se presenta como una víctima, que ya había pagado sus errores, porque no son crímenes, sino errores y alega que no puede “seguir martirizando por algo que ya pasó”. “si yo pudiera dar mi vida para regresar a los niños lo haría”

  1. Falta de reconocimiento y culpabilidad

El ítem 6 describe un individuo que muestra una falta general de interés por las consecuencias de sus actos y que no ofrece demostraciones convincentes de culpabilidad y remordimiento por su conducta o los efectos que ésta tiene sobre los otros. Puede ser completamente directo sobre la cuestión, casualmente declarando (sin emoción) que no tiene sentimiento de culpa, que no está arrepentido por lo que ha hecho y que no existe ninguna razón por la que debería estar interesado en los hechos actuales. Por otra parte, puede verbalizar algo de culpa o remordimiento, pero sus acciones no confirman sus palabras. La falta de culpabilidad y remordimiento puede ser indicada por el fracaso en la apreciación de la gravedad de sus hechos (por ejemplo, sintiendo que su condena es demasiado severa o que fue juzgado injustamente, etc.) o por argumentar que sus víctimas, otros, la sociedad o las circunstancias fueron realmente los culpables, cuando, en cada caso, los hechos claramente indican otra cosa. Está también mucho más interesado por los efectos que sus crímenes o actos asociales tienen para sí mismo, más que por la experiencia de sufrimiento de sus víctimas o el daño que ha hecho a la sociedad (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se le puntúa con 2 debido a que mientras que por un lado dice sentirse culpable por el sufrimiento que pasaron las familias; por el otro lado tiende a desestimarlas y decir que ya sufrió lo suficiente para compensar por los actos que cometió. En adición, culpa al supuesto demonio de sus actos y dice que buscó controlar al demonio pero no lo logró. Incluso, se muestra más preocupado por el efecto que la condena tienen sobre su vida, como que traten de lastimarlo en forma de venganza, antes que dar remedio y tranquilidad a las familias de las víctimas.

  1. Escasa profundidad de los afectos

El ítem 7 describe un individuo que se muestra incapaz para expresar emociones intensas. Sus despliegues emocionales generalmente dejan a los observadores cuidadosos con la impresión de que está actuando y que poca de la real significación está debajo de la superficie. Sus estados afectivos son dramáticos, superficiales, de breve duración y despreciables más que profundamente sentidos y maduros (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se le puntúa con 1 porque si bien su repertorio de emociones da la impresión de ser falsas cuando se trata de sus crímenes y sus relaciones interpersonales, al momento de tratarse su sobre sí mismo, se pueden percibir emociones honestas, resaltando las de irritabilidad, indignación y molestia.

  1. Insensibilidad/ Falta de empatía

El ítem 8 describe un individuo que consistentemente muestra una insensibilidad, que prescinde de los sentimientos, los derechos y la felicidad de los otros. Su falta de empatía es profunda parece completamente incapaz de ponerse a sí mismo en el lugar de otra persona (en un sentido emocional) y de imaginar lo que otros sienten con el resultado de que es capaz de manipular y utilizar a otros como si fueran meros objetos. Si consigue apreciar que sus acciones causan dolor, angustia y desazón en otros, será una apreciación meramente abstracta e intelectual, más que afectiva (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se puntúa con 2 porque no muestra una disculpa sincera a los afectados, racionaliza el posible dolor de las familias sobre la muerte de los niños y no acepta la culpa de haberlos torturado y las implicancias emocionales de ese acto.

  1. Estilo de vida parásito

El ítem 9 describe a un individuo para el cual la dependencia económica de otros es una parte intencional de su estilo de vida. Es capaz de no realizar esfuerzos para obtener empleo remunerado; continuamente confía en el bienestar de la familia, conocido o amigo o en el subsidio de desempleo (después de trabajar el mínimo legal de tiempo necesario para cobrarlo). Obtiene lo que quiere sangrando parásitamente a otros, frecuentemente apareciendo como desvalido y necesitado de simpatía y apoyo, utilizando amenazas y coerción o explotando la debilidad de sus víctimas (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se puntúa con 0 debido a que las veces que ha sido mantenido por terceros fue debido a las circunstancias de su vida y siempre buscó ser económicamente independiente. Además aceptó la responsabilidad de padre y de forma monetaria de mantener la vivienda donde convivía con su pareja y el hijo de ésta.

items de la esal foresne para evalaur psicopatia blog de pscilogia psicologia autodidacta

10.-Falta de control conductual

El ítem 10 describe un individuo que tiene unos inadecuados controles comportamentales. Puede ser descrito como una persona de mal genio o colérica y puede tender a responder a la frustración, fracaso, disciplina o crítica con conductas violentas o con amenazas y abuso verbal. Muestra una tendencia a sentirse fácilmente ofendido y a enfurecerse por trivialidades. Su repentina ira parecerá inapropiada a los otros, dado el contexto en que ocurre. Estas conductas son frecuentemente breves y puede rápidamente actuar como si nada fuera de lo normal hubiera ocurrido (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se le puntúa con 1 debido a que presenta reacciones de ira y violencia ante personas que lo critiquen o contradigan, razón por la cual desde muy joven cambió frecuentemente de trabajos y su tendencia a consumir alcohol frecuentemente. Sin embargo, no es una conducta muy visible en él (Altima, 2016).

11.-Conducta sexual promiscua

El ítem 11 describe un individuo sexualmente activo en el cual sus relaciones con otros son impersonales, casuales, triviales e indiscriminadas. Su promiscuidad puede estar reflejada en frecuentes relaciones casuales (por ejemplo, «de una noche»), selección indiscriminada de compañeros sexuales, mantenimiento de varias relaciones sexuales al mismo tiempo, frecuentes infidelidades, prostitución o disposición a participar en una amplia variedad de actividades sexuales (Morales, 2018).

En el caso de Garavito, se decide puntuar con 2, ya que tuvo encuentros sexuales desde temprana edad y, en su juventud y adultez, frecuentaba mucho a niños prostitutos de la calle para “satisfacer sus necesidades”. Usualmente, eran encuentros de una noche y él deambulaba por esos lugares con frecuencia, hasta posteriormente empezar a buscar a sus víctimas y cometer los crímenes por los que se le acusa. También, se hace mención que Garavito llevaba “una doble vida de amante-marido”, ya que él reconoce que durante la época de convivencia con esta mujer a la cual tenía mucho aprecio, no dejó de frecuentar a prostitutos ni de abusar de niños. De igual manera, es resaltante mencionar que con sus víctimas pudo haber experimentado una amplia variedad de actividades sexuales, dejando de lado la penetración del miembro en sí, con los menores que secuestraba.

12.-Problemas de conducta precoces

El ítem 12 describe un individuo que tuvo problemas de conducta serios antes de los 12 años. Estos problemas incluyen mentiras persistentes, trampas, hurtos, robos, incendios, fugas del hogar, problemas en las actividades escolares, abuso de sustancias (incluyendo el alcohol, el hachís y la cola), vandalismo, violencia, fanfarronería y actividades sexuales precoces (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se le decide puntuar con 1, ya que si bien empezó su vida sexual desde una edad joven, muchoS de estos acontecimientos sucedieron en un contexto de abuso y violación sexual por parte de amigos y familiares de su padre sobre él. Sin embargo, separando estos hechos en particular, Garavito sí empieza desde muy joven a interesarse por el alcohol, actividades sexual precoces con niños menores que él y hasta con prostitutos de la calle, se mete en negocios ilegales como el falsificar documentos, entre otros.

13.-Falta de metas realistas a largo plazo

El ítem 13 describe un individuo que ha demostrado una inhabilidad o repugnancia para formular y cumplir de forma realista planes o metas a largo plazo. Tiende a vivir día a día y a cambiar sus planes frecuentemente. No plantea pensamientos serios de futuro ni tampoco se preocupa mucho por ello. Raramente está molesto por el conocimiento de lo poco que ha hecho con su vida y que no está yendo a ninguna parte. Puede decir que no está interesado en tener un trabajo seguro o que realmente no ha pensado mucho en ello. Alternativamente, puede expresar que confía en convertirse en abogado, escritor, neurocirujano, trabajador social, psicólogo, piloto de aerolíneas, etc., incluso pensando que tiene un registro criminal, ha mostrado un bajo interés por la educación formal y no puede describir cómo planea lograr estas metas. Tiene dificultad para lograr empleo y puede mantener una existencia nómada con sólo planes y metas a corto plazo. Frecuentemente habla de conseguir bastante dinero, pero no tiene planes específicos y realistas para hacerlo (Morales, 2018).

En el caso de Garavito, se le adjudica un puntaje de dos, ya que no tiene una conciencia realista acerca de las consecuencias de sus actos y cuál sería el futuro real que le depara al salir de la cárcel y conseguir un trabajo estable en la sociedad. Es más, se menciona en su entrevista que él quiere llegar a ser cura o un político con un cargo importante con mucha confianza en sí mismo pero no llega a explicar cómo lo haría ni tiene conciencia del historial de cargos penales que le impedirían llegar a esos puestos. Sus metas son irreales, tomando en cuenta su posición actual, y demasiado ambiciosas más no tiene un plan de cómo llegar a realizarlas.

14.-Impulsividad

El ítem 14 describe un individuo cuya conducta es frecuentemente impulsiva, no premeditada y obviamente falta de reflexión o previsión. Usualmente hace las cosas de forma espontánea ya que «le gusta sentirlo así» cuando una oportunidad se presenta. Es impensable que gaste mucho tiempo en examinar los pros y los contras de un curso de acción o considerar las posibles consecuencias de sus actos para sí mismo o para los demás. Frecuentemente romperá relaciones, dejará trabajos y cambiará de planes súbitamente o cambiará de residencia por un capricho o sin decírselo a nadie (Morales, 2018).

En el caso de Garavito, se le decide puntuar con 2, ya que él mismo acepta que cazaba a sus víctimas espontáneamente, según el lugar donde él estuviera y la disponibilidad que encontraba. No discriminaba entre ricos o pobres, o entre alguna diferencia racial. Buscaba a los niños mientras estaba en centros comerciales y es ahí donde veía una oportunidad, no planeaba antes con anticipación y se dejaba llevar por “la emoción del momento”, ese impulso que él sentía cuando veía a los niños. De igual manera, se le considera impulsivo al momento de torturar y matar a sus víctimas. Según los estudios forenses del caso, los cuerpos de los niños mostraban muchos signos de violencia física, desde marcas con arma blanca hasta golpes profundos. Garavito no tenía un estilo en sí a la hora de matar, sino agredía brutalmente a su víctima de distintas maneras hasta satisfacerse y matarlo.

15.-Irresponsabilidad

El ítem 15 describe un individuo que habitualmente falta al cumplimiento de sus obligaciones y acuerdos con los demás. Tiene un pequeño, o no tiene, sentido de la responsabilidad o la lealtad hacia la familia, los amigos, superiores laborales, sociedad, ideas o causas. Su irresponsabilidad es evidente en una variedad de áreas, incluyendo: transacciones financieras (dificultosa evaluación de créditos, negligencia en los préstamos, fracaso en la descarga de deudas, etc.); conducta que sitúa a otros en riesgo (conducir borracho, exceso de velocidad, etc.); conducta laboral (absentismo, actuación chapucera o descuidada no atribuible a falta de habilidad, etc.); relaciones comerciales (violación de acuerdos contractuales, falta de respeto por las leyes, etc.); conducta hacia familiares y amigos (causándoles innecesarias penurias, poniéndolos en peligro, disminuyendo o fracasando en proporcionar apoyo financiero para la esposa o los hijos, etc.) (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se le puntúa con 1 debido a que es una persona capaz de pagar sus cuentas, devolver favores a los que lo ayudaron y mantener un estado financiero estable. Presenta algunas conductas de riesgo, las cuales realiza con aparente discreción para no ser atrapado. Acepta responsabilidades del hogar y de padre a pesar de no serlo biológicamente. No obstante, su sentido de fidelidad está enraizado en sí mismo debido a lo cual, continúa arriesgándose y termina siendo atrapado por la justicia y dejando un hogar con 2 niños sin figura paterna ni su apoyo económico.

16.-Incapacidad para aceptar consecuencias de sus actos

El ítem 16 describe a un individuo que es incapaz o renuente a la hora de aceptar la responsabilidad personal de sus propias acciones. Usualmente tiene alguna excusa para su conducta, tal como la racionalización o situar la culpa en otros (sociedad, su familia, cómplices, víctimas, el sistema judicial, etc.) (Morales, 2018).

En el caso de Garavito, se le decide puntuar con 2, ya que en la entrevista que se puede ver en el documental “En las manos de Dios” (2011), se nota como es incapaz realmente de aceptar los actos de sus crímenes, desde negar que ha abusado de menores y torturado de ellos, hasta poner de excusa su pasado de abuso sexual y a su familia como posibles culpable de que él sea así actualmente, así como la sociedad y los medios que lo ponen como “un depredador” cuando él se identifica como “víctima”. Se excusa racionalizando la situación de abuso con los menores repetidamente alegando de que no es violación porque no hubo penetración, ya que tiene una disfunción eréctil a pesar de las diversas pruebas que tienen las autoridades en su contra. De igual manera, usa de excusa de que un demonio lo poseyó y por eso se volvió violento. Demostrando de esta manera, que Garavito es incapaz de aceptar sus propios actos y las obvias consecuencias de estas.

17.-Varias relaciones maritales breves

El ítem 17 describe a un individuo que ha tenido muchas relaciones «maritales» breves, incluyendo los matrimonios formales y legales y otras relaciones de convivencia, tanto homosexuales como heterosexuales. Para nosotros, «corto plazo» se define como menos de 1 año, no incluyendo el tiempo en el que está ausente (por ejemplo, por encarcelamiento o nomadismo) (Morales, 2018).

En el caso de Garavito, se puntúa con 0, ya que no se hace mención de que tuviera más de una pareja a excepción de la que menciona con mucho aprecio, una joven de la que se enamoró y cree haber tenido un hijo con ella y de la joven con quien convivió por muchos años con el hijo e hija de esta. No se sabe de otra posible convivencia de largo plazo en la vida de Garavito, ni de parejas de corto plazo, ya que los encuentros homosexuales con prostitutos fueron de solo una noche y posteriormente dejó de hacerlo cuando empieza a cazar a sus víctimas.

18.-Delincuencia juvenil

El ítem 18 describe un individuo que ha cometido delitos graves antes de los 17 años, resultando un contacto formal con el sistema de justicia criminal (acusaciones o delitos, aunque no necesariamente encarcelamiento). Ejemplos de delitos graves son: asesinato, intento de asesinato, homicidio intencionado, violación, agresión causando daños corporales, robo, robo de coches, delitos de conducción graves, entre otros (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se puntúa con 1 en este ítem debido a que durante la juventud, aproximadamente a los 15 años, fue detenido por intentar abusar sexualmente de un menor en vía pública. Después de lo cual, fue botado de su casa. No obstante, fue una sola única ocasión en que aquello sucedió y después no tuve encuentros con la justicia hasta 1992 que fue detenido y procesado por los asesinatos.

19.-Revocación libertad condicional

El ítem 19 describe un individuo que tiene revocada por las autoridades una libertad condicional mayor o condena o que ha fracasado en el cumplimiento de las condiciones de probación bajo fianza. Un fallo grave de libertad condicional incluye la revocación de la libertad temporal, parole y otras formas de libertad supervisada antes de finalizar la condena de la sentencia (por ejemplo, supervisión por agente en Canadá). Las razones por las que se produce la revocación pueden ser el fracaso en el cumplimiento de las condiciones impuestas por los tribunales u otras autoridades legales, o la comisión de nuevos delitos. Los fracasos menores en la satisfacción de las obligaciones legales o judiciales incluyen: violación de los términos de una libertad condicional que no resulte en una revocación formal, ruptura de la propia obligación, faltar a la presentación e ilegalidad en libertad (Morales, 2018).

En el caso de Garavito se puntúa con 0 debido a que antes de ser acusado por los asesinatos no fue procesado por la ley de manera formal. Tuvo infracciones de joven pero nunca fue privado de su libertad y mucho menos puesto en libertad condicional. Por lo tanto, no cumple con este criterio.

20.-Versatilidad criminal

El ítem 20 describe un individuo con una carrera criminal que incluye acusaciones o condenas por distintos tipos de delitos (Morales, 2018). Aunque no son exhaustivas, las siguientes categorías han demostrado su utilidad a la hora de puntuar el ítem:

En el caso de Garavito se le puntúa con 1, ya que si bien en su adolescencia y juventud comenta que estuvo relacionado con fraudes de documentación, engaños, posesión de diversas armas, entre otros, su historial más relevante y sobretodo por lo que está siendo juzgado actualmente es por asesinato, violencia física y sexual contra menores (delitos de índole sexual). De esta manera, no cuenta con una diversidad muy amplia dentro de su historial de crímenes, ya que un asesino en serie con motivaciones fuertes sexuales como él, solo contaría con 3-4 ítems relevantes. Esto no quiere decir que es menos grave, solo que no cuenta con una diversidad muy amplia de tipos de crímenes.

III.-REFERENCIAS

IV.-ANEXOS

Analizando a Luis Alfredo Garabvito. Cuadro de puntuación del test PCR-L

Indicador 0 1 2
1.     Locuacidad/ Encanto superficial X
2.     Egocentrismo/ grandiosidad X
3.     Necesidad de estimulación/ Aburrimiento X
4.     Mentira patológica X
5.     Dirección/ Manipulación X
6.     Falta de remordimiento y culpabilidad X
7.     Escasa profundidad de los afectos X
8.     Insensibilidad/ Falta de empatía X
9.     Estilo de vida parásito X
10.  Falta de control conductual X
11.  Conducta sexual promiscua X
12.  Problemas de conducta precoces X
13.  Falta de metas realistas a largo plazo X
14.  Impulsividad X
15.  Irresponsabilidad X
16.  Incapacidad para aceptar consecuencias de sus actos X
17.  Varias relaciones maritales breves X
18.  Delincuencia juvenil X
19.  Revocación de libertad condicional X
20.  Versatilidad criminal X

 

LINKS PARA MÁS INFORMACIÓN:

Escala PCR-L, ¿Cómo poder evaluar la psicopatía en criminales?

Escala PCR-L, ¿Cómo poder evaluar la psicopatía en criminales?

introducción como podemos evaluar la psicopatía en criminales

1.-Introducción

La psicopatía es un tema importante dentro del estudio  de la delincuencia violenta. Así, la criminología ha estudiado y se ha interesado por conocer sus características desde sus inicios, encontrando que se trata de personas con alta capacidad de manipulación, gran agresividad, que se caracterizan por su escasez de remordimientos y empatía. De igual manera, realizan agresiones sistemáticas e impulsivas dirigidas a alcanzar un beneficio propio. Además, se descarta en ellos un diagnóstico de enfermedad mental que pudiera afectar a su capacidad volitiva y/o cognoscitiva. (Tanya, 2015)

La escala PCL-R, es una herramienta desarrollada por Robert Hare, sus estudios se centran en psicopatología y psicofisiología. Desarrolló la PCL (Psychopathy CheckList o lista de verificación en psicopatías) y posteriormente la PCL-R (Psychopathy CheckList Revised o lista revisada de verificación en psicopatías), usadas para diagnosticar casos de psicopatía y útil en la predicción de posibles comportamientos violentos. Robert Hare desarrolló el PCL y posteriormente el PCL-R, una herramienta clínica que permite detectar la psicopatía mediante la valoración de unos ítems y distinguirlos de la delincuencia común o de simples desviaciones sociales. La PCL fue desarrollada a partir de una lista de 100 ítems que se habían escrito para diferenciar presos psicópatas de aquellos que no lo eran. Posteriormente, se eliminaron dos ítems y se modificaron algunos criterios de calificación, lo que originó la PCL-R, compuesta por 20 ítems. Se trata del instrumento de referencia a nivel internacional para la evaluación de la psicopatía en la población penitenciaria y en la práctica clínica y forense. (Tanya, 2015)

2.-Explicando los 20 ítems dentro del PCR-L

Psychopathy CheckList o lista de verificación en psicopatías psicologia autodidacta instrumenta para evaluar psicopatía

1.-Locuacidad/ encanto superficial

El ítem 1 describe una persona locuaz, voluble, con facilidad verbal, que destila rasgos de seducción insincera y superficial. Es frecuentemente divertido y un conversador entretenido, está siempre dispuesto con una rápida e inteligente respuesta y es capaz de narrar increíbles pero convincentes historias que le colocan en un buen lugar. Logra presentarse a sí mismo muy bien y puede ser completamente falso. No obstante, generalmente parece muy adulador y cortés y puede ser enteramente creíble. Se presenta como teniendo conocimientos de muchas áreas y puede casualmente utilizar términos técnicos y jergas y, efectivamente, impresiona bastante a la mayoría de la gente y sólo tiene conocimientos superficiales (Morales, 2018).

2.-Egocentrismo/ grandiosidad

El ítem 2 describe un individuo con una visión vulgarmente inflada de sus habilidades y autovalía. Usualmente se muestra muy seguro de sí mismo, obstinado y fanfarrón durante la entrevista, comportándose como si estuviera delante de una cámara. No se considera a sí mismo como un fracasado o proscrito social, no está molesto, o sensible, por su situación actual. Está convencido de que las circunstancias presentes son el resultado de la mala suerte, amigos infieles o un sistema de justicia criminal injusto e incompetente. Puede también verse a sí mismo como la víctima real del crimen ya que ha sido forzado a permanecer durante un tiempo en prisión. No ve su futuro como afectado negativamente por su contacto con la justicia y, de hecho, puede expresar una intención de ejercer una profesión de estatus. Su ego inflado y exagerado hace que vea sus propias habilidades remarcadas dado los hechos de su vida (Morales, 2018).

3.-Necesidad de estimulación/ aburrimiento

El ítem 3 describe un individuo que demuestra una necesidad crónica y excesiva por la estimulación nueva y excitante, y una inusual propensión al aburrimiento. Expresará usualmente un fuerte interés por aprovechar las oportunidades, «vivir la vida en el camino rápido» o «en el borde», estando «donde está la acción», y haciendo aquello que es excitante, arriesgado o un reto. Aunque puede probar y utilizar muchos tipos de drogas, prefiere usualmente aquellas con un efecto estimulante. Frecuentemente es incapaz o reacio a tolerar las actividades rutinarias o mantener la atención sobre aquello que no tiene un interés inherente para él (Morales, 2018)

falta de reconocimiento y culpabilidad en psicopatas intrumento para medir psicopatía psicologia autodidacta

4.-Mentira patológica

El ítem 4 describe un individuo para el cual la mentira y el engaño constituyen una parte integral de sus interacciones con los otros. Sus aclaraciones contundentes, excusas y promesas son usualmente inconsistentes con su conducta actual. Su facilidad para mentir y el aparente desenfado con que lo sobrelleva (incluso con gente que le conoce muy bien) puede ser bastante remarcable. Como resultado, aquellos que entran en contacto con él son alternativamente confiados y decepcionados. Es capaz de fabricar elaboradas relaciones de su pasado incluso aunque conozca que su historia puede fácilmente ser revisada. Cuando se le atrapa en una mentira o cuando es desafiado con la verdad raramente está perplejo o abochornado; puede simplemente cambiar su historia o intentar reconstruir los hechos de modo que parezca ser consistente con lo que ha dicho (Morales, 2018)

5.-Dirección/ manipulación

El ítem 5 es más concreto con el uso del engaño y la decepción, trampear, defraudar o manipular a los otros. El uso de proyectos, o manipulaciones motivadas por un deseo de ganancias personales (dinero, sexo, estatus, poder, etc.) y realizarlos sin valorar sus efectos sobre la víctima. Algunas de estas operaciones están muy elaboradas y estructuradas, mientras que otras son bastantes simples; en cada caso, el individuo despliega un considerable grado de frialdad (Morales, 2018).

6.-Falta de reconocimiento y culpabilidad

El ítem 6 describe un individuo que muestra una falta general de interés por las consecuencias de sus actos y que no ofrece demostraciones convincentes de culpabilidad y remordimiento por su conducta o los efectos que ésta tiene sobre los otros. Puede ser completamente directo sobre la cuestión, casualmente declarando (sin emoción) que no tiene sentimiento de culpa, que no está arrepentido por lo que ha hecho y que no existe ninguna razón por la que debería estar interesado en los hechos actuales. Por otra parte, puede verbalizar algo de culpa o remordimiento, pero sus acciones no confirman sus palabras. La falta de culpabilidad y remordimiento puede ser indicada por el fracaso en la apreciación de la gravedad de sus hechos (por ejemplo, sintiendo que su condena es demasiado severa o que fue juzgado injustamente, etc.) o por argumentar que sus víctimas, otros, la sociedad o las circunstancias fueron realmente los culpables, cuando, en cada caso, los hechos claramente indican otra cosa. Está también mucho más interesado por los efectos que sus crímenes o actos asociales tienen para sí mismo, más que por la experiencia de sufrimiento de sus víctimas o el daño que ha hecho a la sociedad (Morales, 2018).

direccion y manipulacion en instrumento para evaluar psicopatía en criminales

7.-Escasa profundidad de los afectos

El ítem 7 describe un individuo que se muestra incapaz para expresar emociones intensas. Sus despliegues emocionales generalmente dejan a los observadores cuidadosos con la impresión de que está actuando y que poca de la real significación está debajo de la superficie. Sus estados afectivos son dramáticos, superficiales, de breve duración y despreciables más que profundamente sentidos y maduros (Morales, 2018).

8.-Insensibilidad/ Falta de empatía

El ítem 8 describe un individuo que consistentemente muestra una insensibilidad, que prescinde de los sentimientos, los derechos y la felicidad de los otros. Su falta de empatía es profunda parece completamente incapaz de ponerse a sí mismo en el lugar de otra persona (en un sentido emocional) y de imaginar lo que otros sienten con el resultado de que es capaz de manipular y utilizar a otros como si fueran meros objetos. Si consigue apreciar que sus acciones causan dolor, angustia y desazón en otros, será una apreciación meramente abstracta e intelectual, más que afectiva (Morales, 2018).

9.-Estilo de vida parásito

El ítem 9 describe a un individuo para el cual la dependencia económica de otros es una parte intencional de su estilo de vida. Es capaz de no realizar esfuerzos para obtener empleo remunerado; continuamente confía en el bienestar de la familia, conocido o amigo o en el subsidio de desempleo (después de trabajar el mínimo legal de tiempo necesario para cobrarlo). Obtiene lo que quiere sangrando parásitamente a otros, frecuentemente apareciendo como desvalido y necesitado de simpatía y apoyo, utilizando amenazas y coerción o explotando la debilidad de sus víctimas (Morales, 2018).

10.-Falta de control conductual

El ítem 10 describe un individuo que tiene unos inadecuados controles comportamentales. Puede ser descrito como una persona de mal genio o colérica y puede tender a responder a la frustración, fracaso, disciplina o crítica con conductas violentas o con amenazas y abuso verbal. Muestra una tendencia a sentirse fácilmente ofendido y a enfurecerse por trivialidades. Su repentina ira parecerá inapropiada a los otros, dado el contexto en que ocurre. Estas conductas son frecuentemente breves y puede rápidamente actuar como si nada fuera de lo normal hubiera ocurrido (Morales, 2018).

11.-Conducta sexual promiscua

El ítem 11 describe un individuo sexualmente activo en el cual sus relaciones con otros son impersonales, casuales, triviales e indiscriminadas. Su promiscuidad puede estar reflejada en frecuentes relaciones casuales (por ejemplo, «de una noche»), selección indiscriminada de compañeros sexuales, mantenimiento de varias relaciones sexuales al mismo tiempo, frecuentes infidelidades, prostitución o disposición a participar en una amplia variedad de actividades sexuales (Morales, 2018).

conducta sexual promiscua en instrumento para evaluar psicopatía en criminales

12.-Problemas de conducta precoces

El ítem 12 describe un individuo que tuvo problemas de conducta serios antes de los 12 años. Estos problemas incluyen mentiras persistentes, trampas, hurtos, robos, incendios, fugas del hogar, problemas en las actividades escolares, abuso de sustancias (incluyendo el alcohol, el hachís y la cola), vandalismo, violencia, fanfarronería y actividades sexuales precoces (Morales, 2018).

13.-Falta de metas realistas a largo plazo

El ítem 13 describe un individuo que ha demostrado una inhabilidad o repugnancia para formular y cumplir de forma realista planes o metas a largo plazo. Tiende a vivir día a día y a cambiar sus planes frecuentemente. No plantea pensamientos serios de futuro ni tampoco se preocupa mucho por ello. Raramente está molesto por el conocimiento de lo poco que ha hecho con su vida y que no está yendo a ninguna parte. Puede decir que no está interesado en tener un trabajo seguro o que realmente no ha pensado mucho en ello. Alternativamente, puede expresar que confía en convertirse en abogado, escritor, neurocirujano, trabajador social, psicólogo, piloto de aerolíneas, etc., incluso pensando que tiene un registro criminal, ha mostrado un bajo interés por la educación formal y no puede describir cómo planea lograr estas metas. Tiene dificultad para lograr empleo y puede mantener una existencia nómada con sólo planes y metas a corto plazo. Frecuentemente habla de conseguir bastante dinero, pero no tiene planes específicos y realistas para hacerlo (Morales, 2018).

14.-Impulsividad

El ítem 14 describe un individuo cuya conducta es frecuentemente impulsiva, no premeditada y obviamente falta de reflexión o previsión. Usualmente hace las cosas de forma espontánea ya que «le gusta sentirlo así» cuando una oportunidad se presenta. Es impensable que gaste mucho tiempo en examinar los pros y los contras de un curso de acción o considerar las posibles consecuencias de sus actos para sí mismo o para los demás. Frecuentemente romperá relaciones, dejará trabajos y cambiará de planes súbitamente o cambiará de residencia por un capricho o sin decírselo a nadie (Morales, 2018).

15.-Irresponsabilidad

El ítem 15 describe un individuo que habitualmente falta al cumplimiento de sus obligaciones y acuerdos con los demás. Tiene un pequeño, o no tiene, sentido de la responsabilidad o la lealtad hacia la familia, los amigos, superiores laborales, sociedad, ideas o causas. Su irresponsabilidad es evidente en una variedad de áreas, incluyendo: transacciones financieras (dificultosa evaluación de créditos, negligencia en los préstamos, fracaso en la descarga de deudas, etc.); conducta que sitúa a otros en riesgo (conducir borracho, exceso de velocidad, etc.); conducta laboral (absentismo, actuación chapucera o descuidada no atribuible a falta de habilidad, etc.); relaciones comerciales (violación de acuerdos contractuales, falta de respeto por las leyes, etc.); conducta hacia familiares y amigos (causándoles innecesarias penurias, poniéndolos en peligro, disminuyendo o fracasando en proporcionar apoyo financiero para la esposa o los hijos, etc.) (Morales, 2018).

agresividad en instrumento para evaluar psicopatia en criminales

16.-Incapacidad para aceptar consecuencias de sus actos

El ítem 16 describe a un individuo que es incapaz o renuente a la hora de aceptar la responsabilidad personal de sus propias acciones. Usualmente tiene alguna excusa para su conducta, tal como la racionalización o situar la culpa en otros (sociedad, su familia, cómplices, víctimas, el sistema judicial, etc.) (Morales, 2018).

17.-Varias relaciones maritales breves

El ítem 17 describe a un individuo que ha tenido muchas relaciones «maritales» breves, incluyendo los matrimonios formales y legales y otras relaciones de convivencia, tanto homosexuales como heterosexuales. Para nosotros, «corto plazo» se define como menos de 1 año, no incluyendo el tiempo en el que está ausente (por ejemplo, por encarcelamiento o nomadismo) (Morales, 2018).

18.-Delincuencia juvenil

El ítem 18 describe un individuo que ha cometido delitos graves antes de los 17 años, resultando un contacto formal con el sistema de justicia criminal (acusaciones o delitos, aunque no necesariamente encarcelamiento). Ejemplos de delitos graves son: asesinato, intento de asesinato, homicidio intencionado, violación, agresión causando daños corporales, robo, robo de coches, delitos de conducción graves, entre otros (Morales, 2018).

19.-Revocación libertad condicional

El ítem 19 describe un individuo que tiene revocada por las autoridades una libertad condicional mayor o condena o que ha fracasado en el cumplimiento de las condiciones de probación bajo fianza. Un fallo grave de libertad condicional incluye la revocación de la libertad temporal, parole y otras formas de libertad supervisada antes de finalizar la condena de la sentencia (por ejemplo, supervisión por agente en Canadá). Las razones por las que se produce la revocación pueden ser el fracaso en el cumplimiento de las condiciones impuestas por los tribunales u otras autoridades legales, o la comisión de nuevos delitos. Los fracasos menores en la satisfacción de las obligaciones legales o judiciales incluyen: violación de los términos de una libertad condicional que no resulte en una revocación formal, ruptura de la propia obligación, faltar a la presentación e ilegalidad en libertad (Morales, 2018).

20.-Versatilidad criminal

El ítem 20 describe un individuo con una carrera criminal que incluye acusaciones o condenas por distintos tipos de delitos (Morales, 2018).

Por ejemplo:

  • Asesinato, intento de asesinato, homicidio intencionado, etc.
  • Posesión de armas o explosivos.
  • Delitos sexuales.
  • Negligencia criminal, incluyendo delitos de seguridad vial graves (conducción temeraria, atropello y fuga, etc.).
  • Fraude, falsificación, timo, usurpación de personalidad, engaño, etc.
  • Fuga, ilegalidad en libertad, saltarse la fianza, faltar a la confesión.
  • Secuestro, detención ilegal, retención por la fuerza, secuestro de vehículo.
  • Incendio intencionado.
  • Obstrucción a la justicia, perjurio.
  • Crímenes contra el estado, incluyendo traición, espionaje, contrabando y evasión de impuestos.
  • Delitos menores mezclados, incluyendo vandalismo, causar disturbios, daños, destrozos intencionados y delitos de seguridad vial leves (por ejemplo, conducir con la licencia suspendida)

 

Referencias:

  • Morales, L. (2018). «Criterios de psicopatía». Puebla de Zaragoza: Benemerita Universidad Autonoma de Puebla.
  • Tanya, S. (2015). PCL-R (escala de verificación de psicopatía). Elche, España: Crimina: centro para el estudio y prevención de la delincuencia

Para mayor información: